Versión de juego 1.1.1: The Curseblood Plague
VOTAA!!
¡¡¡A VOTAR!!!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FOROS HERMANOS
FOROS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
AFILIADOS ELITE

Magic World War, 2036
AFILIADOS
AFILIADOS NORMALES


Crear foro
Parallel Hearts {PH Rol}
Mejores posteadores
Crick (2533)
 
Señor de Terra (1301)
 
Dezba Wakanda (720)
 
Lugor Jumther G. (592)
 
Enkei (578)
 
Rath Wraylan (481)
 
Maximilian Stenkerk (440)
 
Sarah Raynore (431)
 
Kalen Otero (370)
 
Ederat (364)
 


[CIUDAD]: Eonburg

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Señor de Terra el Mar Ago 12, 2014 5:43 pm



Eonburg


"Eonburg, el misterio del pantano."


Más allá de la Gran Llanura de Gonduar, entre las Montañas Melorc y la Cordillera de Fuego; en la ciénaga de los Humedales, en la tierra donde la Flor de Citalli se da, se consume la Ambrosía de las Estrellas y se practica el Voodoo, se encuentra la misteriosa Ciudad Bastión de Eonburg. Esta antigua urbe, edificada sobre las oscuras y profundas aguas de los pantanos del sur de Gonduar goza de fama en toda Terra por los secretos que encierra en su interior y las extrañas costumbres que sus habitantes practican en la oscuridad de los sótanos y las laberínticas catacumbas construidas bajo la ciudad.

Eonburg tiene una apariencia muy diferente a la de otras ciudades bastión manteniendo un caótico entramado urbano debido principalmente a las dificultades que supone el edificar en tierras pantanosas repletas de agua, lodo y fango. En la ciudad no hay grandes rascacielos que tapen el cielo ni moles de hierro y hormigón. La mayor parte de las construcciones son edificios bajos de madera, apoyados sobre pilares de troncos mohosos y acero oxidado que se hunden en el fango y elevan las viviendas apenas un metro sobre la superficie pero que no impiden que las humedades se cuelen infectando y pudriendo las estructuras. La comunicación entre los edificios es tortuosa y peligrosa, se realiza a través de plataformas y puentes flotantes que conectan las diferentes construcciones y hacen a su vez de calles. La precaria iluminación de la ciudad es proporcionada por farolas metálicas que en algunos casos están equipadas con telepantallas informativas o publicitarias conectadas a la red eléctrica por cables sostenidos en altos postes que elevan el cableado sobre las cabezas de los viandantes. Con todo esto el principal método de comunicación y transporte es el agua verde y estancada de los canales de la ciudad surcados por barcazas de madera y juncos llevando consigo personas o mercancías.



(Vivienda de Eonburg)


Pese a las diferencias estructurales con el resto de ciudades bastión humanas, Eonburg sí que comparte ciertos rasgos comunes con ellas como es la división en áreas diferenciadas, el Anillo Exterior, la Ciudad Media y Altaciudad. En primer lugar estaría el Anillo Exterior donde los grandes círculos de protección mágica están sepultados parcialmente por el fango y cieno de los Humedales haciendo de la ciudad un oscuro y recóndito escondite para las prácticas arcanas,  la brujería y los seres malignos y antinaturales. Como el pantano no permite el cultivo de la tierra, el anillo exterior está compuesto principalmente por chozas aisladas de pescadores y cazadores que buscan algo de comida en las aguas del pantano para poder sobrevivir. Por otro lado se pueden encontrar bastantes destilerías donde se prospecta el famoso Licor de Tonalli hecho a partir de un fermentado de hongos, raíces y caparazón de Axakalt, un escarabajo gigante de los pantanos. La producción y venta del Licor de Tonalli es uno de los principales motores económicos de la ciudad.

El Anillo Exterior está separado de la Ciudad Media por una alambrada metálica fuertemente vigilada por cruzados de la Orden del Martillo Áureo. A diferencia de otras ciudades, la demarcación entre la ciudad Media y Altaciudad no es tan grande fundiéndose ambas. Las dos diferencias fundamentales es que la Ciudad Alta se encuentra en el centro de la ciudad construida alrededor de la Catedral de las Ánimas, posee una mayor densidad de edificios y una gran estabilidad que la Ciudad Media al ser sus cimientos son más fuertes y están mejor hundidos en el barro y la tierra. Además los habitantes más pudientes pueden incluso disfrutar de mansiones construidas que se funden con las viviendas de madera. Por la contra la Ciudad Media, que rodea a Altaciudad tiene edificaciones más dispersas, principalmente sostenidas por pilares de madera,  algunas parcialmente hundidas en el fango y otras incluso flotando sobre las aguas.



(Conglomerado de edificios de madera en la ciudad)


Por último estarían las Catacumbas, construidas bajo la ciudad formando toda una red laberíntica de túneles, cámaras, criptas y cuevas partiendo desde el mismo subsuelo de la Catedral de las Ánimas y extendiéndose hasta el anillo exterior. Aquí es donde se concentra toda la corrupción y podredumbre de la sociedad de Eonburg. Estos oscuros túneles donde rara vez llega la justicia de la Ecleisa sirven de cobijo para muchos de los criminales y marginados de la ciudad; ladrones, asesinos, traficantes, saqueadores de tumbas o drogadictos. Pero no solo las personas de peor clase social rondan las Catacumbas. Muchas sectas y locos practican sus ritos oscuros, el voodoo, y el ocultismo. Estas siniestras prácticas, cuyo origen está en las antiguas tribus de habitantes del pantano continúan perviviendo hoy en día pese a las prohibiciones de la Eclesia, y son realizadas en estos recónditos lugares por todo tipo de personas, desde pobres campesinos muertos de hambre hasta grandes e importantes aristócratas que encuentran en la oscuridad y soledad de las Catacumbas el mejor lugar para realizar sus ritos sin ser objetos de miradas indiscretas que pudiesen delatarles. Por todo esto, en las Catacumbas se ha ido conformando un mercado negro en torno a estos ritos antiguos y oscuros que ha acabado siendo el principal motor económico de la ciudad, conocido por el nombre de Bazar de las Sombras. Pese a todo, las Catacumbas no son un lugar seguro, no solo por la alta criminalidad o por las peligrosas sectas, los túneles están infestados de bestias voraces capaces de matar a cualquier persona con la que se crucen y devorarla como los cocodrilos gigantes o las arañas necrófagas de las Catacumbas. Pero el mayor peligro de todos está escondido en los niveles inferiores de sus túneles y criptas. Nadie que haya osado descender a las profundidades ha logrado regresar. Cuentan las leyendas que un oscuro mal acecha en las profundidades, fuerzas sobrenaturales que campan a sus anchas en la perdida oscuridad, muertos que se levantan de sus tumbas o incluso demonios del caos que han logrado atravesar las barreras, pero todo esto no son más que habladurías.



(Imagen de las Catacumbas)


Eunburg es uno de los puntos cardinales fundamentales para la defensa del dominio de la Eclesia sobre Terra. En el centro de su ciudad, en la misma Catedral de las Ánimas se encuentra la Puerta del Oeste, un enorme artefacto que marca las lindes de las zonas bajo la protección de la Eclesia. La Puerta se encuentra en un búnker bien fortificado y protegido en el subsuelo bajo la Catedral de las Ánimas y defendida por “Los Hechizados”, una hermandad derivada de la Orden de la Cruz Argenta cuya misión es salvaguardarla y mantenerla activa en todo momento.

Si bien es cierto que en un principio la mayor parte de la población de la ciudad estaba constituida por los indígenas de oscura piel que habitaban el sur de Gonduar con el tiempo y el desarrollo alcanzado por la ciudad asemejándose al resto de ciudades bastión la población del lugar se volvió mucho más heterogénea y plural. Pese a todo, los nativos de la región han mantenido sus costumbres y sus prácticas del ocultismo y el voodoo, marcando esto fuertemente la impronta y los rasgos culturales de la ciudad. Cabe señalar dos festividades fundamentales para Eonburg. Una de ellas es  el Festival de la Cosecha, celebrado en octubre. Este festival es una fiesta pagana prohibida en todo el mundo por la Eclesia pero que ha pervivido hasta nuestros días en Eonburg donde es celebrado clandestinamente por sus habitantes. El otro gran festival es el Mardi Gras, celebrado entre febrero y marzo. Aunque este también tiene su origen en una festividad pagana ha sido mantenido por la Eclesia y modificado para adaptarse a los ritos de la institución. El Mardi Gras o es celebrado hasta por el arzobispo Strolhemt que organiza una mascarada en la Catedral de las Ánimas a la que invita a las personalidades más relevantes de Gonduar, una de las pocas ocasiones que el arzobispo se deja ver en público.


-LUGARES DE INTERÉS-


EL BAZAR DE LAS SOMBRAS

El Bazar de las Sombras se podría decir que es el secreto peor guardado de Eonburg. Si bien este mercado negro situado en las Catacumbas de la ciudad está prohibido y se desarrolla clandestinamente, todo el mundo dentro y fuera de la ciudad sabe de él y cómo encontrarlo.  El Bazar de las Sombras supone el mayor y más importante revulsivo económico de la ciudad pese a vender objetos prohibidos, quizá por eso las autoridades de la Eclesia hacen la vista gorda y rara vez intervienen en este mercado.



(Galerías y túneles de las Catacumbas)


Los objetos con los que se comercia en el Bazar de las Sombras son de lo más variopintos. Por un lado tenemos obras artesanales de los nativos del sur de Gonduar como inofensivos cazasueños, pequeños tótems de la fortuna, ídolos de antiguos dioses indígenas, o velas ceremoniales. También remedios medicinales tradicionales hechos a partir de hierbas y plantas del pantano. Son muy famosos los tarotistas que por unas cuantas monedas te pueden echar las cartas para ver tu futuro o los chamanes que pueden echar maleficios o bendiciones, venderte muñecos voodoo o contactar con los “espíritus del más allá”. El Bazar de las Sombras también es famoso por la venta de libros de magia y brujería prohibidos por las autoridades eclesiásticas. Pero también se venden objetos mucho más macabros para rituales ancestrales y malignos como cabezas reducidas, polvo de hueso partes de animales e incluso órganos y partes de cuerpos humanos cuyos cadáveres han sido saqueados de las tumbas.



(Tienda de obras de artesanía y objetos de voodoo en el Bazar de las Sombras)


Por otro lado el Bazar de las Sombras es famoso por la venta y el tráfico de drogas, pero la más relevante es la conocida como la Ambrosia de las Estrellas. Esta sustancia es un potente psicotrópico alucinógeno usado tradicionalmente por los chamanes y los cultistas de sectas secretas para alterar sus mentes y supuestamente “conectarse con el mundo de los espíritus”. La Ambrosía de las Estrellas se crea del néctar de las Flores de Citalli. Éstas son unas enormes flores carnívoras que se dan en los pantanos y que solo se abren de noche a la luz de las estrellas. Conseguir el néctar de la Flor de Citalli es una tarea muy peligrosa, el recolector ha de internarse en el interior de la flor sin ser devorado por ella para obtenerlo de las glándulas en la base de los estambres. Luego la Ambrosía clandestinamente en algunas destilerías de Tonalli hirviendo el néctar junto a jugo gástrico de banthor y dejándolo reposar durante varias semanas. Así se crea esta potente droga que es ingerida en forma de bálsamo.  La fama de la Ambrosía de las Estrellas ha traspasado las fronteras de Eonburg y llegado hasta Ojo de Dioses donde un derivado de esta droga ha adquirido mucha popularidad y su consumo se ha disparado. Es el conocido como Polvo de las Estrellas, una droga mucho más potente y adictiva que su predecesora, la Ambrosía de las Estrellas. En Ojo de Dioses los químicos de los cárteles de la droga sintetizan la Ambrosía dejándola solidificar y cristalizar. Tras esto, la mezclan con otras sustancias químicas creando un polvo de colores azules y cobrizos que se consume fumando.


(Pictografía de la Flor de Citalli)


LA CATEDRAL DE LAS ÁNIMAS

La Catedral de las Ánimas es el principal y más grande edificio de Eonburg.  Tras la Gran Guerra y con el inicio de la consolidación del poder de la Eclesia, fueron enviadas fuerzas expedicionarias por toda Terra con el fin de extender el nuevo orden y la voluntad de los Coros Angelicáles. La Cruzada Austral liderada por Jorhann Strolhemt tenía como objetivo someter a las tribus humanas de los Humedales y la Jungla de Esmeralda para conducirlos por la senda de la Verdad. Durante la expedición la Cruzada Austral descubrió las ruinas de lo que debía ser un antiguo templo pagano imbuido por un gran poder sobrenatural y Strolhemt decidió establecer allí su campamento principal. Gracias a la Cruzada, las tribus de nativos fueron civilizadas y se trasladaron poco a poco al campamento de la expedición asentándose alrededor de las ruinas. Así nació Eonburg.


(Imagen de la Catedral de las Ánimas)

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la ciudad sobre las ruinas se construyó lo que hoy en día se conoce como la Catedral de las Ánimas. Allí se estableció la sede del poder político y religioso de la ciudad. Así, durante generaciones, Eonburg fue gobernada desde la catedral por la familia Strolhemt, llegando al actual regente de la urbe, el anciano arzobispo Nicholas Strolhemt. El actual arzobispo Strolhemt es una figura misteriosa y oscura. Rara vez se deja ver en público permaneciendo siempre oculto dentro de los muros de la catedral. Se dice que coquetea con fuerzas sobrenaturales y que ha sido capaz de vencer a la misma muerte con oscuras prácticas debido a su gran y extraña longevidad. Pero esto no son más que habladurías, de hecho, el arzobispo Strolhemt es el mayor aliado y amigo del Maestro Exorcista Salomon Squalor, ofreciendo apoyo político y económico a la Orden de la Cruz Argenta, cuya sede está en la ciudad.


(Imagen de las ruinas del antiguo templo pagano bajo la actual catedral)

La Catedral de las Ánimas todavía conserva parte de la estructura del templo pagano, pero ha sido remodelada, ampliada y modificada a lo largo de los siglos. Así tenemos una planta donde se pueden apreciar los rasgos tribales e indígenas del templo y sobre éste un gran edificio de estilo barroco y planta circular construido en mármol blanco y granito ya envejecido con el paso del tiempo y el musgo. La estructura está coronada con una gran cúpula que se alza hacia el cielo y flanqueada por grandes torreones de color marfil. El interior del edificio se compone de un entramado caótico e incoherente de plazas, capillas, altares, salones, pasillos, habitaciones y criptas fusionándose la estructura del antiguo templo con la de la nueva catedral. Pese a todo, todo el interior de la Catedral de las Ánimas está adecentado para que sirva como residencia oficial del arzobispo, sede del gobierno y lugar de culto de la ciudad. En lo más profundo de la Catedral además se encuentra la Puerta del Oeste, una gran estructura que sirve para delimitar los territorios bajo el dominio de la Eclesia.


PLAZA DE LA TOLERANCIA

La Plaza de la Tolerancia es el foro más importante y grande de Eonburg. Es un lugar inusual pues se trata de una gran explanada adoquinada al pie de la Catedral de las Ánimas, creando un gran contraste con el resto de la ciudad, pues debido a las dificultades del terreno pantanoso es complicado encontrar plazas de esas dimensiones sin estar anegadas por el agua. En ella se reúnen los habitantes de la ciudad para escuchar al arzobispo Strolhemt las raras veces que se dirige a la población de Eonburg. En el resto de ocasiones se suele aprovechar para que los artesanos, maestros licoreros, cazadores y pescadores de Eonburg así como los mercaderes ambulantes y comerciantes de otros lugares de Terra vendan sus mercancías y productos. Además, en ciertas ocasiones se construye un patíbulo temporal en el foro para ejecutar a algún criminal local. La plaza, de adoquines manchados con musgo y barro del pantano está rodeada por los únicos edificios y mansiones de piedra que hay construidos en la ciudad excepto por uno de los lados, donde se encuentras las escalinatas que ascienden a la catedral. En el centro, presidiendo el ágora hay una gran estatua de bronce oxidada de unos siete metros de altura del expedicionario y fundador de la ciudad Jorhann Strolhemt.


(Vista aérea de la Plaza de la Tolerancia)


LOS CANALES

Uno de los rasgos más identificativos de la ciudad de Eonburg son sus Canales que surcan a lo largo y ancho la ciudad. Desde Altaciudad hasta el Anillo Exterior existen Canales cruzando y conectando todas las partes de la urbe, y conectándola con la ciénaga de los Humedales. A través de las aguas de los Canales navegan todo tipo de pequeñas embarcaciones transportando personas y mercancías por la ciudad. Es más, muchas de las embarcaciones comerciales vienen desde otras partes del continente ascendiendo por el Río Anaconda y cruzando el lago Oxolotl hasta llegar a las pantanosas aguas de los Humedales y a la ciudad de Eonburg. Así pues, los Canales suponen no solo el principal medio de transporte sino la más importante vía económica y de comercio para la ciudad. Pese a la importancia vital que suponen los Canales son muy peligrosos. Los lodos y barros son muy traicioneros y pueden engullir a quién no vaya con cuidado, y las aguas están infestadas de peligrosos depredadores como caimanes, pirañas o serpientes gigantes.


(Imagen de los Canales de Eonburg)


LA FERIA DEL BANTHOR

Situado en el exterior de la Ciudad Media, colindando con la alambrada que la separa del Anillo Exterior se encuentra la Feria del Banthor. Los Banthor son colosales bestias más grandes que elefantes que poseen una enorme fuerza y resistencia. Son naturales de las tierras pantanosas de Gonduar y por ello son codiciados, siendo de los pocos animales capaces de atravesar pantanos con carga a su espalda. Se asemeja a un hipopótamo, con toda su espina dorsal repleta de pequeños orificios por los que puede expulsar el agua cuando emerge a la superficie. Se considera un anfibio, ya que vive tanto en pantanos espesos como en prados de verde hierba. Así, en la Feria del Banthor es donde se pueden comprar o arrendar estas bestias de carga para el viaje y el transporte por las oscuras aguas de la ciénaga de los Humedales. La Feria del Banthor no es un edificio en sí, sino una explanada en una isleta del pantano llena de cuadras y jaulas donde son guardados los banthor, y de grandes pabellones y tiendas de campaña donde los mercaderes de banthor duermen y hacen sus transacciones. Hay que señalar la existencia de un gran escenario construido en madera donde se realizan las subastas de las bestias de carga.


(Puestos de venta en la Feria del Banthor)
avatar
Señor de Terra
Admin

Mensajes : 1301
Fecha de inscripción : 04/12/2011

Ver perfil de usuario http://talesofterra.roleaddict.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Vie Mayo 15, 2015 8:57 pm

Una figura delgada envuelta en un extravagante atuendo color rojo sangre, se paseaba tranquilo por la oscuridad de la noche de Eonburg, recién salido del bazar de las sombras el joven mago recorría las oscuras calles absorto en la lectura de un pequeño libro negro, dicho libro, no mas grande que una i-bible común y corriente, estaba forrado en cuero y adornado con múltiples costuras que simulaban suturas quirúrgicas y pequeñas tachas de hierro oxidado que sobresalían del lomo del mismo, sobre la tapa, se leía el titulo "Introducción a la magia negra de los sabios tribales de Eonburg", llegado un punto de la lectura, el joven puso cara de decepción y tras darle una leve ojeada al resto del libro lo arrojo hacia un costado como si fuera un trozo de basura y se sentó en un frió bloque de piedra a meditar sobre su suerte.
"je, no esta mal, pero es demasiado básico para mi, por otro lado, que pasa con toda esa decoración cutre-lúgubre que le ponen a los tomos de magia negra, recuerdo que los de la biblioteca del colegio lucían como libros normales, diablos , incluso algunos parecían obras de arte" pensaba Sig para si mismo mientras miraba al suelo, recordando los bellos tomos de magia oscura, cubiertos de pan de oro y adornados con decoraciones de plata y piedras preciosas, si bien nunca los llego a entender, quizá con su nivel actual le serian de utilidad si los tuviera, pero probablemente a este punto estarían quemados o en alguna bóveda de la cámara hermética.

Mientras miraba al suelo, una luz se colo por su linea de visión, un brillo extraño en las cercanías le llamo la atención, Sig se levanto de la tumba en la que estaba sentado y se propuso a descifrar cual era la fuente de semejante energía sobrenatural, dicha fuente resulto ser un orbe de luz, que se bamboleaba jugetonamente en el aire, y hacia amagos de alejarse y regresaba súbitamente, como instándole a seguirle.
No sin ser precavido, Sig se dispuso a seguir a la extraña manifestación hacia donde lo guiaba, "Que extraño, estoy en las catacumbas, no es raro que halla espíritus y energías raras por aquí, pero si es raro que sean tan fuertes como para tomar forma física", el mago siguió al espíritu por quizá 2 o tres kilómetros en el entramado de las catacumbas, hasta que llego al pie de un árbol, donde el orbe se detuvo y desapareció, tras inspeccionar el árbol, Sig encontró en su interior un pequeño colgante de madera negra adornado con una serpiente de hierro que se enroscaba en el, pero el colgante estaba roto y mostraba signos de ser un artefacto mágico, mas específicamente, un catalizador.
"Mmm... Reconozco esto, si era de un ex profesor del colegio, si mal no recuerdo nos abandono un par de años antes del incidente, que hace esto aquí..., ya comprendo, fue capturado y no queria que algo tan valioso se perdiese" Dijo mirando con melancolía hacia donde solía estar el orbe de luz, quizá el ultimo hechizo que puso en vida quien seguro fue en gran hombre "tranquilo, no puedo llevármelo, seria demasiado peligroso, pero recordare que esta aquí, y algún día un chico lo usara para aprender magia"

Tras pensar esto, colocó el catalizador de vuelta en el árbol y se dio vuelta dispuesto a emprender el camino de regreso, cuando de repente, una realización le golpeo como una roca y un sentimiento de profunda estupidez generalizada recorrió su cuerpo,
"¿Como coño llegue aquí?, no es que este perdido del todo, pero este sin duda no es lugar para un eclesiatico, no solo con mis pintas podrían confundirme con un pagano, sino que un pagano malintencionado podría reconocerme  como miembro de la eclesia y estaría prácticamente a su merced"
En ese momento, Sig maldijo su decisión de usar un de sus poquísimos días libres para explorar los tomos del bazar negro, en vez de irse de cañas con sus compañeros de escuadrón, si bien dicho bazar solía tener cosas interesantes de vez en cuando, o eran demasiado caras o llegaba demasiado tarde para encontrarlas, dejándolo con poco mas que baratijas y libros caza-bobos que se vendían como grandes manuales de magia y no eran mas que tomos de nivel preescolar o directamente una recopilación de sandeces y supersticiones.
Sin mas que hacer, Sig aprieta fuerte el cuchillo en su mano dentro de su túnica y se dispone a recorrer las catacumbas intentando regresar a la ciudad principal y a su cuartel.

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Sáb Mayo 16, 2015 3:10 pm

Ser soldado de la orden del martillo de la Eclesía no era un trabajo sencillo y eso era algo que pronto descubríria el joven Ryomaru. Ryomaru es un chico con una oscura infancia pues su padre lo trataba duramente con la intención de convertirlo en un militar. Tras la muerte de sus padres, el joven decidió aprovechar la oferta de la eclesía y unirse a las fuerzas guardianas.

El joven era alto, de cuerpo atlético y con los musculos marcados que era algo que se podía notar al observar los brazos que el peto de cuero dejaba al descubierto, además su piel era blanca aunque tampoco muy pálido. Además del peto, llevaba algunas protecciones de plata dorada como brazaletes, cinturon y perneras. A cada lado de su cintura, llevaba dos espadas de doble filo.

Lo primero que le habían ordenado a Ryomaru como nuevo miembro del martillo era ir a Eonburg e inspeccionar el lugar. Era la típica misión que enviaban a los nuevos para que cogieran algo de experiencia.

Ryomaru atraveso el anillo exterior de la ciudad para llegar a la zona media de la ciudad por donde estuvo un buen rato observando. Durante su pasoe, pudo ver que algunos le miraban mal, algo que no le sorprendía sobretodo si se trataba de gente no afin a la eclesía por lo que esas reacciones obligaban al joven a tener que investigar un poco sus movimientos.

Al grupin de las miradas largas, Ryomaru lo siguio con cuidado hasta llegar a una de las entradas a las catacumbas y, con cuidado, los siguio.

El lugar era desconocido para el por lo que Ryomaru trago saliva al ver donde estaba. Tenía la sensación de que no era un sitio muy agradable y que podría tener muchos peligros. Sin embargo, Ryomaru no era un cobarde y, tal y como estaba haciendo hasta ese momento, siguió siguiendo a los posibles herejes.

avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Alexander Gold el Sáb Mayo 16, 2015 5:29 pm

Es curioso pero en aquella ciudad, Eonburg, había encontrado el mejor lugar al que escapar; con esto me refiero a que allí nadie tiene muchas intenciones ni ganas de atrapar a un fugitivo como yo. La mejor parte eran las catacumbas, oh! Pero creo que le queda mejor “la zona de protección a personas que no hacen lo que a la eclesia le agrada” pues allí se podía ver toda clase de cosas de vez en cuando, era bastante divertido, pero peligroso en gran medida.
De vez en cuando me encontraba a alguien de la cruz argenta, pero siempre estaban ocupados con algo más “grave” como una cucaracha que les ha arruinado el día o un tropezón por el cual tiraron todos sus libros; pero en verdad, nada podían hacer contra mí en esas condiciones, después de tono no eran inquisidores ni nada así.

Estaba caminando por aquel lugar, las catacumbas me refiero, pues si estaba en la parte superior de aquella ciudad, mucho no duraría; estaba llevando a Neptune “a caballito” en la espalda, me hacía parecer débil ante los ladrones, pero al menos inocente entre los buenos; Por fortuna y desdicha para esos ladrones, aquella jovencita no era de las que tienen miedo ante situaciones de riesgo, me aliviaba bastante cuando ella sacaba la espada y la rodeaba de fuego, haciendo que esos hombres se fueran, pues no estaba obligado a combatir con ellos, de momento. La verdad no estaba buscando nada en especial, tan solo buscaba lugares más “seguros” en los cuales dormir; con esto me refería a que hasta el más estúpido no dormiría en la intemperie.

-este lugar es seguro….si, seguramente aburrido ¿Por qué no buscamos algo que hacer para pasar el rato y cuando anochezca, buscamos algún lugar en el cual dormir?- dijo casi susurrando la vocecita en mi espalda, Neptune siempre me distraía con cosas de niños como buscar un juego para entretenerse o comer algo o ir al baño rápidamente porque no aguanta. A mí no me gustaba mucho hacer ese tipo de cosas, en cambio la idea de hacerlas con Neptune para que estuviera bien me agradaba más; no obstante, seguía sin ser seguro.

-No creo que eso sea prudente jovencita, recuerda que si hacemos eso corremos el riesgo de no encontrar un lugar en el cual dormir esta noche sin despertarnos al otro sin nada, o peor aún, sin vida- respondí seriamente mientras observaba como un hombre que llevaba una “túnica” de un rojo muy fuerte, pasaba enfrente de nosotros; si era un miembro de la cruz argenta tenía un uniforme bastante particular, además de esto le faltaba el brazo “de seguro lo perdió en alguna misión…” pensé, aunque sin olvidar que cabía la posibilidad de que fuera un hombre cualquiera con un disfraz muy bonito, pero por la forma en que hacia las cosas no lo parecía.

Me aleje un poco de él, pero unos metros en otra dirección venia un hombre musculoso y pálido, portaba algunas decoraciones de plata u oro muy vistosas, además de que tenía 2 espadas bastante afiladas “joder, un inquisidor, bueno, eso parece al menos, debo de pensar algo ¡y que sea ya!” me dije a mi mismo mientras pensaba en alguna salida para aquella situación; los inquisidores son como abejas, matas a uno y te caen un montón. Pero por suerte pensaba rápido bajo presión, por lo cual decidí acercarme a aquel hombre de traje rojo y presentarme ante él, claro está, con una identidad falsa.

-Buenos días, o tardes, señor; mi nombre es….eh…el señor Red Naxeladolg, inquisidor novato y atrás mío está mi compañera, Enuta Pendlog- al decir esto, pude escuchar como Neptune apoyaba su cara contra mi espalda y trataba de contener la risa por un nombre tan absurdo- ¿Es alguien de la cruz argenta? Lo pregunto por las pintas que lleva, pues estas me indican que posiblemente es uno, me preguntaba qué estaba haciendo alguien como usted en un lugar como este y si necesitaba ayuda…si pregunta por mis pintas, cosa que sé qué hará, simplemente estoy disfrazado- no había manera en que ese truquillo de mierda funcionara, pero tenía que intentarlo, los de la cruz argenta son desconfiados pero no tanto como para rechazar la ayuda de alguien que se explica bien; si no era un miembro, no tenía más remedio que disculparme e irme, enfrentarme al inquisidor y matarlo; pero si llegaba a serlo, pues me había quitado un peso de encima por el momento.
avatar
Alexander Gold

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Sáb Mayo 16, 2015 6:15 pm

La verdad es que el joven estaba bastante acojonado. Era su primera misión y ya le había llevado a entrar en un sitio que no parecía muy seguro. Lo cierto es que su miedo provoco que terminara perdiendo al grupin y, al darse cuenta de ello y querer volver, se dio cuenta de que no sabía muy bien donde estaba pero, afortunadamente, sabía que había multiples entradas/salidas a ese sitio por lo que solo tenia que encontrar una de ellas.

En su intento por encontrar una salida, termino por ver a un tipo peculiar al fondo de un pasillo, ese tipo llevaba a alguien a la espalda. Desde luego este segundo personaje parecia inofensivo pero el primero al darse la vuelta al verle demostro que, probablemente, tenía algo que temer.

Ryomaru era consciente de cual era su papel y si era un enemigo tenía que cogerlo y ejecutarlo. Por esa razón, el guerrero empezo a acelerar su paso cuando vio que el objetivo se acercaba a un compañero perteneciente a la cruz argenta. El joven no sabía que estaba pasando asi que decidio acelerar aun más.

Mientras Alexander se dirigía al compañero, Ryomaru terminaba de acercarse desenvainando sus dos espadas por si tenía que usarlas.

- Eh tu, quieto donde estas - ordeno el guerrero con una voz severa
avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Dom Mayo 17, 2015 9:50 am

El joven mago se encontraba caminando sin rumbo en busca de una salida, cuando una figura paso a su lado, pero tras un breve vistazo a la niña en su espalda, Sig concluyo en que no era una amenaza y siguió su camino, o al menos hubiera seguido si la figura no le hubiera detenido acercándose a el en busca de conversación, el mago apretó con fuerza el cuchillo de plata, pero al poco tiempo lo soltó, mostrándose relajado al ver a la niña en la espalda del desconocido.
Tras dar su discurso a Sig no lo quedaba duda alguna de que ese sujeto definitivamente no era miembro de la inquisición, quizá un pagano asustado tratando de quedar bien con el, finalmente concluyo que a tan corta distancia seria peligroso llegar a un enfrentamiento con el, por mas niña que tuviera, así que decidió fingir seguridad y dejarle ir con una advertencia.

-"Buenas noches en realidad jeje, ¿Así que es usted miembro de la santa inquisición eh?"- Le pregunto en tono divertido -"Pues de ser así su accionar es muy sospechoso, ¿no se supone que parte del deber los inquisidores es mantener vigiladas a las otras ramas de Nuestra santa institución?, ¿porque no se mantuvo en las sombras?, y sin duda de estar disfrazado, un inquisidor no le revelarían este hecho a nadie"- Declaro levantando una ceja, pero prosiguió antes de que el pagano se pusiera demasiado nervioso.
-"Pero no se preocupe ciudadano, se lo dejare pasar esta vez solo por el hecho de que lleva a una  niña en su espalda, cuídela bien, en un futuro podría volver a salvarle el pellejo como ahora"- concluyo antes de voltearse a ver a lo que parecía ser un miembro del martillo áureo, que se acercaba amenazantemente hacia ellos.
-"Sígueme el juego"- le susurro en voz baja al joven que le había abordado anteriormente, tras eso saludo cordialmente al guardia al momento que se ponía entre sus afiladas espadas y la humanidad del pagano, "Maldita sea mi debilidad por los niños" pensó para sus adentros antes de utilizar todas sus capacidades de improvisación para intentar convencer al guardia de que todo estaba bien.

-"Saludos compañero, me presento, Soy el Exorcista de segunda categoría Sigmeyer Goldiger, y este ciudadano se acerco a mi pidiendo denunciar un crimen, le intentaron asaltar en la baja ciudad y ha estado huyendo desde entonces hasta llegar aquí, si bien le dije que presentara la denuncia en las oficinas correspondientes, se encuentra muy asustado como para ir solo"- tras decir eso se coloco a un costado dejando vía libre a Ryomaru para que inspeccionara a Alexander.
-"Pero como comprenderá el acompañar a este ciudadano no entra dentro de mis deberes, y si lo hago es puramente porque yo mismo me encontraba en camino de salir de este tugurio infernal, sin embargo creo que esto si entraría en sus responsabilidades, si me permite la intromisión, ¿no le molestaría acompañarnos hasta la salida compañero?"- Termino de argumentar esperando que el guardia se lo tragase, y sino, bueno, mala suerte para el pagano, el si tenia excusa para estar ahí.

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Dom Mayo 17, 2015 1:46 pm

El joven guerrero no tardo en llegar hasta la altura de donde se encontraban el posible hereje y la compañera. En principio, no parecía que estuviera ocurriendo nada malo pero ese lugar no era el sitio mas idoneo para una persona que no tenía nada que ocultar y la reacción del joven mago resulto demasiado sospechosa. Aunque le daba cosa tener que intervenir ante una niña, en caso de tener que actuar buscaría la forma de acerlo de la mejor forma posible para que la niña no tuviera que ver ciertas cosas.

- "Saludos compañero, me presento, Soy el Exorcista de segunda categoría Sigmeyer Goldiger, y este ciudadano se acerco a mi pidiendo denunciar un crimen, le intentaron asaltar en la baja ciudad y ha estado huyendo desde entonces hasta llegar aquí, si bien le dije que presentara la denuncia en las oficinas correspondientes, se encuentra muy asustado como para ir solo"- tras decir eso se coloco a un costado dejando vía libre a Ryomaru para que inspeccionara a Alexander. -"Pero como comprenderá el acompañar a este ciudadano no entra dentro de mis deberes, y si lo hago es puramente porque yo mismo me encontraba en camino de salir de este tugurio infernal, sin embargo creo que esto si entraría en sus responsabilidades, si me permite la intromisión, ¿no le molestaría acompañarnos hasta la salida compañero?"-

Ryomaru escucho las palabras de su compañera y entendio la aparente situación. El joven no tenía motivos por los que desconfiar de su compañera y, la poca esperiencia del soldado, le ayudaba a pecar en inocencia tal y como iba a hacer.

- Si es eso lo que le sucedió, no debio de huir de mi cuando me vio. Podría haberme pedido ayuda. La proxima vez puede que no tenga tanta suerte - le advirtio el guerrero al mago - Les acompañare hasta la salida e, incluso, si lo desea pueden acompañarme a buscar a los que le atacaron. Esos ladrones merecen que recaiga sobre ellos el peso de la justicia -

En ese momento, Ryomaru recordo que no conocía muy bien esas catacumbas y que, intentar el llevarles a la salida, sería un tanto complicado.

- Aun así, no conozco muy bien estos tuneles. Es la primera vez que vengo así que uno de ustedes debera guiar  -
avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Dumb el Lun Mayo 18, 2015 3:52 am

El puto pantano; pensó Dumb poniendo con dificultad un pie delante del otro en las aguas estancadas y lodo que había. Y además del puto pantano; las putas sanguijuelas y el puto calor. Añadió luego refunfuñando algunas groserías que sólo él entendía; pues su mutismo solo puede ser interrumpido por gruñidos indescifrables.

Llevarían ya cerca de medio día caminando. Sin embargo, conforme el calor y la humedad siempre latentes en los alrededores de Eonburg, sumado a la desorientación por desconocer el terreno, y las paradas constantes que debían hacer cuando la temperatura corporal del hiperbóreo llegaba casi a su punto álgido. Llevar todo el peso que llevaban en acero, era cosa fácil; se acostumbraron a ello conforme el tiempo, al principio era común no poder avanzar si no era dando escasos pasos antes de parar agotados; luego la resistencia fue aumentando paulatinamente. Pero el pantano… El pantano superaba sus sentidos.

-Duuuuuumby… - Dijo Katherine con tono meloso al cabo de un rato. -  Al parecer no fue buena idea intentar atajar por aquí…

-Grr.

-Peroooo… Se me ocurrió, mira: mi instinto no me falla. ¡No me mires así! Mira, sí, cazar falló y ya se acabó la comida. No me gruñas. Mira, estamos en el pantano, una vez estuve aquí, y si mi orientación no falla, estamos cerca de Eonburg.

-Grr. – Volvió a gruñir Dumb de forma afirmativa. Así que eso era todo. Maldita sea; primero se le ocurre que en vez de ir a otra ciudad, podríamos cazar en el pantano. Luego nos perdemos y de chiripa que es ella la que va a la cabeza hoy.

-Podeeeemos ir a comprar algo, quizá, además de provisiones, no sé…

Ya veo. Volvió a pensar Dumb con algo de decepción.

Conforme el día iba avanzando; la tarde caía más y más con el consecuente alivio al cansado y acalorado personaje que era el carbonizado hombre. Y conforme la noche cayó; ya se podían decir en la “ciudad”; aunque de todos los lugares que abrían visitado, era el que menos pintas de ser cómodo tenía. A esto deberían llamarlo Pueblomierda. Pensó. Y no obstante; la sensación de poder dormir quizá en una posada le agradaba sobremanera luego de varios días perdidos.

El tumulto de las personas transitando por las sucias y estrechas “callejuelas”, dispuestas en los islotes conectados mediante puentes no eran algo que le gustase tanto. Y al parecer, habían vuelto a desorientarse entre tanto comercio. Luego de un rato más y de haber ido a dar casi de cara a la sub-ciudad, podría afirmarse que se habían perdido nuevamente.

-Grr. Aghra hum. Aaahgr. – Dijo reprochando a Katherine mientras caminaban de vuelta el camino que habían seguido. Estaban enfrente del bazar de magos; terreno inhóspito para la mente de Dumb que no entendía nada acerca de ello. Gesticuló con las manos acerca de qué dirección tomar. No hubo respuesta de la súcubo, la cual miraba distraída en varias direcciones. -¡Uhm!

Katherine señaló entonces a un grupo de unas cuatro personas. Aparentemente había un soldado eclesial entre los mismos, además de un encapuchado de dudosa confianza y un hombre con una niña pequeña. – Podemos pedir indicaciones. – Añadió caminando luego hacia ellos, con Dumb detrás.

Cuando hubieron llegado; Dumb, olvidándose de su condición, tomó la “palabra.”

-¡Uhm! Eh… Ahg aj… - Gruñó mientras hacía unas señas con la mano: primero con los dedos índice y medio moviéndose como piernas sobre la palma de sus manos intentó dar a entender que algo o alguien caminaba, para luego hacer una especie de “cero” o círculo y mostrarlo bajar; algo así como “el sol baja”; o alguna cosa parecida. Lo demás siguió de cosas indescifrables y su consecuente frustración dando un puñetazo sobre la palma de su mano izquierda y un: ¡Uhrrrr!

-¡Guapetones! – Dijo Katherine luego de reírse a carcajadas ante el espectáculo bochornoso de su compañero. – Lo que quiere decir es que llevamos más de medio día caminando y que nos hemos perdido; ¿nos podríais dar indicaciones de alguna posada de confianza?

En definitiva; aquel dúo de un gigante encapuchado con una armadura pesada y un escudo gigantesco a la espalda; y aquella súcubo en apariencias casi idénticas, suprimieron su orgullo y terminaron acercándose a preguntar a algunas personas, casi tan desorientadas como ellos. Dumb miraba con una especie de rencor a su compañera.
avatar
Dumb

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Lun Mayo 18, 2015 6:51 pm

Por suerte para Sig y compañía, el guerrero pareció creerse la historia, e incluso se ofreció a acompañarlos a la salida o emprender la caza de quienes supuestamente habían asaltado al altea (aunque dicha respuesta no vino sin un poco de desconfianza), propuesta que el joven mago se apresuro a declinar para no destapar su engaño.
-"Ya que ninguno de los dos conoce bien esta zona, creo que lo mas conveniente seria que busquemos una salida antes que planear adentrarnos aun mas en este laberinto, sin embargo, como ya dije ni tu ni yo sabemos como salir de aquí"- hizo una pausa y pozo su mano en su barbilla pensativamente antes de seguir hablando, -" ¿que hay de ustedes?, ¿recuerdan por donde vinieron?"- pregunto al altea y a la niña en su espalda. Mientras el cuarteto discutia como salir de las catacumbas, una figura imponente acompañada de una mas pequeña (aunque también imponente a su manera, mas que nada por toda su armadura) se acercaba a ellos.
Lo primero que Sig noto fue una enorme mole negra, con una tenebrosa mascara blanca que cubría su rostro, acercarse a ellos balbuceando cosas sin sentido, que ademas portaba un tremendo arsenal, compuesto por un enorme espadón, un martillo de similares proporciones y un gigantesco escudo cuyo grosor se notaba incluso en la oscuridad , ante semejante visión, Sig se freno en seco y dio unos pasos atrás resguardándose tras el guerrero que los había detenido anteriormente y poniéndose en guardia, "que pasa con este tipo, pareciera vestido para ir a la guerra, ¿y que clase de idioma infernal es ese que habla?, ¿buscara problemas quizá?, espero que el guardia sea suficiente para disuadirlo de hacer nada".
Sig se mostraba tenso, mientras observaba las indescifrables y violentas señales que este mastodonte realizaba con sus manos, afortunadamente para su salud mental, una sucubo que hasta entonces no había llegado a ver tomo la palabra, era una mujer robusta y se notaba que era una persona endurecida por el combate, pero no dejaba de ser atractiva a su manera (como casi todas las sucubo son), al momento de oírla hablar en cuerpo de Sig le permitió relajarse, resulta que tanto alboroto solo era para pedir indicaciones, tras contemplar un segundo a la curiosa pareja, no pudo contener una pequeña risa. -"ja ja ja, así que era eso, bueno señorita, lamento decirle que estamos en la misma situación que ustedes, tampoco sabemos como salir de aquí, a menos que este señor y su compañera puedan iluminarnos"-, dijo el mago mientras señalaba a Alexander y esperaba respuesta.

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Alexander Gold el Mar Mayo 19, 2015 10:20 pm

Al parecer mis dotes para mentir se estaban volviendo peores a medida que pasaba el tiempo o esa en efecto era la peor mentira que había hecho en todos los años que mentí; esto lo decía porque, como era de esperar el tipo no se tragó la mentira, sus puntos eran bastante buenos y ciertos. Para más fastidio, el inquisidor que había visto o al menos creía que era, se dio cuenta de mi presencia e intento detenerme; por suerte para mí los de la cruz argenta tenían buen corazón y ese hombre de rojo, confirmado que era miembro con lo que dijo, me ayudo con el pequeño problema que tenía.

-¿estos tipos son retrasados o qué?- Susurro Neptune a mi oído mientras observaba la simple explicación de aquel hombre vestido de rojo; no me molestaba parecer un pobre e incompetente joven al que le habían robado si eso significaba librarme de problemas. Para mi estupefacción aquel inquisidor, el cual descubrí que en efecto lo era luego de que el tipo de rojo lo dijera, se tragó enterita la mentira “o este tipo es un novato de primera o es un idiota que no sabe hacer bien su trabajo” me dije a mi mismo mientras reía internamente, me divertía bastante la situación.

¡Incluso se ofreció a ayudarme! Yo no podía salir del asombro que tenía, razón por la cual le di la espalda solo un momento para evitar que me vieran la cara de sorpresa. Pero al hacer esa acción vi un hombre que llevaba una máscara y una capucha, portaba varias armas y estaba acompañado de una compañera presumiblemente súcubo; el hombre estaba haciendo una especie de señas “ De seguro está pidiendo algo o un camino….pero quizá pueda hacerme parecer un pobre idiota…bueno, más aun” pensé mientras sacaba mi espada de plata y resbalaba intencionalmente mientras caía hacia atrás; por suerte mi niña era bastante ágil y llego a dar un salto antes de que yo callera, haciendo que esta no recibiera golpe alguno; en la falsa caída “accidentalmente” deje caer la espada, por lo cual Neptune la tomo antes de darme la mano y ayudarme a levantarme.

-papa, a la próxima mejor me dejas las cosas difíciles a mí y solo te dedicas a mirar ¿vale?- dijo aquella niña mientras mostraba una sonrisa y me levantaba; puse una cara un poco molesta mientras dependía de ella para levantarme. Como había calculado antes, en efecto aquel hombre solo pedía indicaciones, o al menos eso dijo divertida su compañera.

-lamento eso, me asuste un poco, por suerte la tengo a ella- dije mientras ponía la mano en la cabeza de Neptune, ella era bastante fuerte y podía hacer las cosas por sí misma, pero era mejor hacerla pasar por una niña inocente de 10 años por el momento al parecer ninguno de esos 4 tipos conocía bien la ciudad o al menos las catacumbas “¿y se supone que estos podrían llegar a ser mis adversarios? Dios mío, que fallo de cálculo eh tenido, si no son más que turistas…” moví la cabeza de un lado al otro mientras con una mano guardaba la espada y con la otra me agarraba de la nuca – seh, se podría decir que conozco este lugar muy bien, pero me extraña que ustedes no, síganme y los guiare a una salida, pero antes quisiera saber a dónde se dirige…. ¿señor bestia?- dije mientras hacía gestos con la mano para mostrar aún más que me refería al tipo de la máscara y las armas
avatar
Alexander Gold

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Mar Mayo 19, 2015 11:54 pm

Mientras esperaba una respuesta por parte del compañero y del supuesto inocente, apareció alguien mas, alguien que iba acompañado por una sucubo y parecía que se habían perdido porque llegaron pidiendo indicaciones.

Ryomaru se dio cuenta de que tanto el compañero como Alexander se creyeron que el se había tragado ciegamente de que no el tipo de la espadona era un hereje pero se equivocaban. De hecho, el supuesto inocente acababa de caer en la trampa. Sería un novato pero sabía que si había alguien que podría conocer ese sitio bien era alguien que transitaba mucho por allí y eso solo podía significar dos cosas, y una de ellas estaba claro que no era.

- Excelente, te siguiremos entonces - le dijo a Alexander dejando que liderase la marcha aprovechando para hacer un gesto al exorcista para hablar con el de tal manera que solo el le oyera - ¿Realmente crees que me he creido tu historia? - pregunto Ryomaru mirando fijamente al compañero para ver que cara ponía al saber que no habóa colado - Imagino que lo has hecho por la niña, ¿Me equivoco?. No te preocupes, no iba a ejecutarlo delante de ella pero no se salvara -

Era su trabajo, debía de ejecutar al hereje pero no iba a hacerlo delante de la niña. Debía de cumplir con su deber pero eso no significa que debía de permitir que una niña viera como ejecutaban a su padre. Ningún niño merecía ver algo así.

Por otra parte, a Ryomaru no le gusto que el compañero le haya tratado de esa forma. Era un novato pero una cosa era ser nuevo y otra cosa era ser idiota. Claro que comprendía porque lo hizo pero no le sento muy bien que le trataran así en su primera misión.

- Soy nuevo, puede que te hayas dado cuenta pero como has visto, no soy tan inocente como creías - le susurro nuevamente al compañero
avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Dumb el Miér Mayo 20, 2015 12:43 am

Uno de los hombres parecía ser el que conocía el lugar. No obstante, Dumb pasó de un estado de irritación en general; a uno de alerta cuando aquél hombre hizo una especie de pantomima de “torpeza” para mostrar su arma. Una espada pequeña a comparación de la que portaba él sobre su espalda. Había pasado más a mostrarse confiado con el encapuchado de rojo que con el hombre que llevaba a la niña a la espalda, y respecto al guardia o lo que fuese… Era un guardia, nadie desconfiaba de un guardia si no tenía nada que temer. “Y nuestro historial está limpio.” Pensó. Pero seguía sacado de las casillas, no podía contener una especie de inquietud; aquél hombre le inquietaba, no de una manera peligrosa, pero le inquietaba.

Su sospecha quedó más acrecentada cuando aquél pequeño hombre le llamó “Señor bestia.” Señor bestia… Bestia… Un rayo de luz cruzó su estrecha mente. ¡BESTIA! Terminó por fin de razonar mientras caminaban.

Seguían, pues, en fila india, caminando unos detrás de otros. El guardia hablaba algo en voz baja con el encapuchado, el hombre y la niña iban a la cabecera guiándoles, y él con Katherine marchaban a la “retaguardia”.

Dumb enloqueció de ira de un instante a otro. Bufó una especie de maldición al aire mientras descolgaba el pesado escudo que llevaba a la espalda. Retiró la capucha que hacía de sobretodo a su lampiña y chamuscada calva; y retiró la máscara. Paró a la súcubo acompañante en seco posando pesadamente la mano sobre su hombro izquierdo. La misma se paró en seco volviendo a ver extrañada al momento en que el furioso mudo depositaba en sus manos su máscara y marchaba escudo en mano. Primero se abrió paso entre los dos de adelante, empujándoles fieramente y sin distinciones a ambos lados, para luego de un pesado empujón propinado con el escudo, hacer caer de frente al otro. Dejó entonces de lado su escudo, para sentarse con todo el peso que suponía él y su armadura, sobre el guía; luego, posó con dureza su mano izquierda en la región anterior del cráneo y halarle de los pelos hacia arriba, mientras con su mano libre movió por la quijada al otro, a fin de que le mirase. A este efecto, se había encorvado hacia el frente. Miraba fijamente al hombre, con los ojos abiertos de par en par y mostrando la peor de las muecas que puede tener un hombre que no tenga labios, respirándole encima con el fétido aliento de su boca y mostrando la peor de las escenas que podría suponer. Gruñía como un bárbaro.

A efectos, Katherine se había adelantado rápidamente, e intentaba con vanos esfuerzos levantar a aquél coloso chamuscado; le halaba por los brazos, le intentaba mover por los costados. Ningún intento parecía efectivo.

-¡Dumb! ¡Déjale!

A final de acción, Dumb, como si una brasa ardiendo se le hubiera pegado en alguna parte sensible, gritó rabiosamente en la cara del susodicho: ¡RAAAAARGH! – Lo que podría traducirse a una especie de: “Toma tu bestia ahora.”

Spoiler:
A efectos, he empujado hacia un lado a Sig y a Ryomarou, y a ti te he empujado por la espalda y me he sentado encima de ti. Alexander, todo con la fuerza medida y sin hacerte daño, en respuesta a la broma de la bestia, por parte de Dumb que es también un poco pesadillo. Recordemos que esto es amistoso.
avatar
Dumb

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Miér Mayo 20, 2015 1:07 am

Si bien las conjeturas de Sig eran correctas y el altea si conocía la salida de ese lugar, lo que no se esperaba era que revelara su engaño de manera tan estúpida al avispado guardia, el mago no pudo hacer mas que poner cara de decepción y mirarle fijamente, como dejandole entrever su peligroso error, mayor fue su sorpresa al ver que el susodicho le faltaba el respeto al tipo gigante que portaba armas tan grandes como el mismo Sig.
En cuanto emprendieron la marcha, el guardia llamo al mago discretamente para comentarle sobre lo sucedido, -"¿creído que?, discúlpame pero no se de que me hablas, si has descubierto algo que se me ha pasado por alto, bien por ti entonces, ¿no es ese tu trabajo?"- le contesto el mago fingiendo ingenuidad.
El guardia le miro como queriendo ver que cara ponía ante esta revelación, pero Sig no le dio el gusto de sobresaltarse, ya se veía venir que para eso le había llamado su compañero de armas. -"¿la niña?, no comprendo, si consideras que es menester ejecutarle por algo que hallas visto eso corre por tu cuenta , yo solo me limite a conseguirnos un pase de salida de este basurero"-, esa fue la respuesta final que el altea obtuvo antes de ver como su compañero le adelantaba despreocupadamente antes frenarse a hacerle una ultima pregunta -"ah, por cierto, no te has presentado, seria grato recordar el nombre de un guardia tan capaz en el futuro, quizá hasta te escriba una carta de recomendación por tus desinteresados servicios hacia mi persona"-, le dijo el mago, como dejandole caer que no le delatara, que podría haber una recompensa si se portaba bien.
De un momento a otro, el hombre gigante pareciera haber perdido la razón, atravesó la fila india que habían formado, apartando a fuerza bruta al guardia y al exorcista por igual, antes de empujar con su escudo al altea que le había faltado el respeto anteriormente, el empujón fue tan fuerte que lo tumbo al suelo, y Sig podía ver estupefacto como el hombre de la mascara (que ahora demostraba tener una apariencia tan horrenda que parecía salida de los mismos avernos) se sentaba encima del altea y empezaba a rugir y gruñir a centímetros de su cara, como queriendo dejar en claro un mensaje, mientras su compañera intentaba en vano hacer que se detuviera.
-"¡En el nombre de la sagrada eclesia y por los poderes que esta me confiere te ordeno que ceses esta locura de inmediato!"- Grito en voz alta Sig, demostrando una autoridad que era extraña de ver en el, "date cuenta que estas en compañía de efectivos de la santa institucion, no en un bar cualquiera o en algún coliseo de mala muerte donde puedes actuar a tus anchas", tras decir esto, el mago se calmo, y se acerco delicadamente hacia la criatura deforme que tenia aprisionado al pagano, tras alcanzarle poso una mano suavemente sobre su hombro, -"eres un hombre, no una bestia, no actúes como tal, ahora levántate y continuemos, que soy una persona muy ocupada y no tengo tiempo para perder con estas tonterías"- dijo Sig antes de tenderle su mano al gigante para ayudarlo a levantarse.

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Alexander Gold el Miér Mayo 20, 2015 4:06 am

La verdad me encontraba bastante extrañado de que aquel hombre, si es que lo podíamos llamar así, no emitió respuesta y tan solo bufo cual toro no alimentado “Hombre, me pone sumamente nervioso…” pensé mientras escuchaba la aprobación de aquel guardia al mismo tiempo que decía que me seguiría.

-eh, eh, eh…que yo no tengo ni puta idea de cómo moverme por aquí, estaría mucho mejor si aún conservara el mapa que un buen samaritano me presto en la entrada de este pantanillo, pero no es asi- puse mi mirada en Neptune mientras suspiraba- bueno, lamentablemente ella si leyó- dije mientras le ponía la mano en la cabeza- confió en que por su memoria no puede olvidársele como pasar por lugares, mi condición de…semi segato me molesta para recordar cosas, tan solo las molestias que tengo para ver bien con esta jodida cosa en el ojo; asi que le confió todo a esta pequeña de aquí, la cual es mi hija- luego de decir esto vi como Neptune se ponía enfrente de la fila y nos guiaba hacia una salida, pero solo dio unos pasos antes de detenerse, darse la vuelta y decir

-lamento las molestias que les hemos causado señores, mi padre es un poco despistado a veces y no se fija en lo que hace, perdónenlo pues no me gustaría verle comprometido en nada grave, desde que perdí a mi madre no me gustaría verle herido…- decía mientras miraba el suelo con un poco de tristeza, se daba de nuevo la vuelta y seguía con la marcha. “muy bien pensado, con eso de seguro confiaran un poco más en ti y menos en mi” pensé mientras caminaba; la primera en la fila era ella, seguida de cerca por mí, luego el guardia que hablaba con el exorcista y por ultimo “señor bestia” y compañía. Desconfiaba un poco en unos hombres de la eclesia que se han perdido en aquellas instituciones, de mí y el loco ese era normal, pero de un exorcista que vive en la capital de la cruz argenta y de un inquisidor, desconfía; pero mis cavilaciones fueron interrumpidas por el sonido de un grito del averno o algo asi “jeje, infernalia …eso me recuerda aquel chiste” pensé divertido, pero no pude entretenerme mucho hasta que un golpecon una especie de objeto de metal, posiblemente un escudo, me tiro al suelo “¿¡que cojones acaba de pasar!?” pensé muy confundido, pero la respuesta llego extremadamente rápido; esto lo digo porque aquel hombre que antes poseía una máscara se sentó con todo su peso encima mio.

Me agarro de los pelos de la nuca para llevarme hacia arriba, luego de hacer esto me tomo de la barbilla e hiso que le mirara, con lo cual pude ver bien su aspecto de demonio salido del mismo averno; me moleste un poco por la falta de educación de aquel hombre y mas aun cuando lanzo un poderoso gruñido en mi cara. De la nada suspire mientras tiraba con fuerza la cabeza hacia atrás y podia ver a Neptune, estaba temblando y con una mirada sorprendida, parecía que no podia reaccionar, pero dijo unas palabras

-señor, lamento que se halla ofendido por algo, mas esta no es la respuesta, recuerde que esta perdido y no le ayudare si le hace daño a mi padre; asi que si le vuelve a tocar un pelo tendrá que dar vueltas hasta encontrar otra persona tan amable como nosotros que los guie; es lamentable que posiblemente si le lastima no pueda pedir mas indicaciones, porque con todo respeto algo mas me gustaría aclarar- dijo sonriendo mientras desenfundaba su katana- no se crea que no se defenderme o que dependo de mi padre para luchar…asi que, le recomiendo dejar toda esta tontería, no quiero perder mas el tiempo y no quiero herirle – decía mientras volvia a poner la katana en su funda- mi naturaleza amable me lo impide, asi que, se lo ruego- decía mientras hacia una reverencia ante aquella…cosa…- déjelo ir y quédese mas tranquilo
avatar
Alexander Gold

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Miér Mayo 20, 2015 4:04 pm

A Ryomaru no le gusto mucho la actitud que el exorcista tuvo con el pues, no solo seguía haciendse el tonto sino que le chantajeaba para que no lo delatara por proteger a un delincuente. El guerrero no buscaba ver la cara de sorpresa del exorcista al saber que no se había creido esa historia sino que solo quería un poco de colaboración.

- No te confundas. No te he dicho esto por ver tu reacción, aunque he de decir que si quise ver la cara que ponías, sino que lo hice para ver si colaborabas conmigo. No me trates como si fuera un enemigo, somos compañeros a fin de cuentas. Y tienes razón, debería de presentarme, mi nombre es Ryomaru, Ryomaru Baransu, y acabo de ingresar en las fuerzas guardianes. ¿Tu como te llamas? -

Justo cuando terminaba de lanzar la pregunta, escucho al hereje como matizaba lo que acababa de decir dejando claro que lo que sabía era por un mapa que perdieron y que era la niña quien podría llevarlos a la salida. Ese acontecimiento dejo cortado a Ryomaru pues era una razón justificable para dejar en duda su suposición sobre el hombre aunque no dejaba de ser finalmente sospechoso. Además, el hecho de que se corrigiera así mismo, y de esa forma, hacía levantar sospechas.

- Sigo sin fiarme pero, por ahora, no hare nada. No te preocupes, exorcista, no te delatare. Aunque le estes encubriendo realmente, considero que tienes buenos motivos para hacerlo. Solo pido tu colaboración y, piensa, que si nos encontramos con compañeros mios, puede que no tengamos tanta suerte. Yo sere un novato y seguro que si piensan que estoy protegiendo a un hereje no me daran una palmadita en la espalda precisamente -

En ese momento, el joven se veía empujado por el hombreton al que pareció no sentarle muy bien las palabras del hereje que había pronunciado momentos antes. Ryomaru vio que el hombre parecía querer reventarle la cabeza mientras que la sucubo trataba de disuadirlo y la niña lo amenazaba. Por su parte, Ryomaru no quería quedarse de brazos cruzados y, mientras no hubiera pruebas determinantes de que el hombre era finalmente un criminal, debía de velar por su seguridad por lo que, sin dudarlo, desenvaino una de sus dos espadas y, en apenas unos segundos, coloco la punta de la espada en el cuello del hombre.

- Le sugiero que le suelte ahora mismo sino quiere que su cabeza ruede por su cuerpo hasta llegar el suelo - le dijo Ryomaru en tono amenazante

avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Dumb el Miér Mayo 20, 2015 7:51 pm

La acción impulsiva de Dumb se volvía a cada instante más y más tensa.  Mientras el coloso carbonizado mostraba su impecable dentadura sólo en forma de amenaza, la niña que guiaba la comitiva comenzó a hablar; parecía una muchacha frágil pero… Tenía un arma. Dumb la miró desinteresadamente desenvainar una especie de sable, luego volvió a ver al altea pelirrojo que tenía bajo su pesado cuerpo.

¿Le das armas a tu hija? Dijo haciendo señas extrañas. ¡Pero si esto es terrible! Continuó, sin hacerle caso a la palabrería de la niña, y de los otros miembros de la Eclesia, no los veía como amenaza, si acaso. Darle un arma a un niño, está bien, a una mujer, también. ¡Pero es una niña! Y se levantó luego de dar su discurso en un lenguaje de señas particular.

Momentos antes Katherine se había incorporado ante las dos amenazas que se habían pronunciado, descolgando la pesada alabarda que tenía a la espalda y manteniéndose a la expectativa; cuando el guardia apuntó una espada al cuello de Dumb, ella desvió el arma con la suya, empujando violentamente y poniéndose al medio.

-Si Dumb quisiese matar a ese hombre; lo habría hecho antes de tirarle al suelo, así que pueden bajar los ánimos. – Afirmó cortantemente. – Y tú, niña, guarda esa arma, te puedes herir. Por los cielos, ¿¡qué padre le daría un arma a su hija!?

Al terminar de pronunciar eso, Dumb ya se había levantado, recogido su escudo, y tomando la máscara que le dio la súcubo. Puso con suavidad la mano sobre el hombro del encapuchado de rojo, que se había mantenido calmado en todo ese incidente. Hizo unas señas a Katherine la cual comenzó a traducir.

-Dice que fue una respuesta a la broma de hace rato. – Continuó. – Que de haber querido le podría haber hecho daño de verdad, pero no era intención. – Luego de una pausa. – Ah, cierto. Si quieren hablar con Dumby, no creo que les conteste, es mudo.
avatar
Dumb

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Jue Mayo 21, 2015 6:43 am

-"Sigfried Goldiger, encantado, y suponiendo que su suposición fuera cierta le daría las gracias por su gesto, colaborare contigo y en ultima instancia haré lo que sea necesario"- dijo el mago al guerrero en voz baja para sellar la conversación.

Tras el incidente del encapuchado sentándose sobre el pagano, las cosas habían escalado rápidamente, Sig se encontraba expectante, dispuesto a ayudar a Ryomaru si la situación se salia demasiado de control, su perplejidad aumento cuando vio que la hija del altea había desenvainado una katana y se posaba en guardia ante los 3 hombres adultos y la mujer que se encontraban frente a ella, sin mencionar que Ryomaru había desenvainado sus armas y colocaba una espada emenazantemente sobre el cuello del gigante mudo, gesto al cual la sucubo respondía haciendo lo propio con el guardia.

-"Tranquilidad señores, vamos por partes, Señorita..."- Dijo dirigiéndose a la sucubo -"Ryomaru es un guardia sumamente cualificado y entrenado, y no haría nada que no fuera absolutamente necesario así que no tiene por que preocuparse, digo esto porque siento que hemos faltado el respeto su autoridad como guardia de la ciudad cuando todo este alboroto podría haberse evitado con facilidad, es normal que el intente mantener el orden para que las cosas no pasen a mayores"-, luego de eso se giro a encarar a Neptune, -"antes de acercarme le recuerdo que atacar a un miembro de la eclesia esta penado muy severamente, aun si se trata de un niño"-, tras decirle esto, se acerco a la niña de manera precavida pero demostrando confianza, hasta alcanzarla y arrodillarse para ponerse a su altura.

-"Recuerda que se supone que estaban huyendo de unos ladrones, no hagas nada estúpido ni innecesario que demasiado ya me has hecho quedar como idiota, por si no recuerdas, aquel sujeto es un guardia teutógeno"-, le susurró a la niña de forma que solo ella le escuchara, luego prosiguió en voz un poco mas alta para que todos le escucharan si querían -"es una cosa realmente triste que una niña tenga que empuñar un arma, pero ese es el mundo en que vivimos supongo, sin embargo no tienes nada que temer con nosotros, tu padre estará bien bajo el abrazo de la santa institución, puedes relajarte y enfundar esa espada, todo estará bien, te lo prometo, solo confía en nosotros, ten fe"- una sonrisa con un poco de sinceridad y un poco de falsedad se formo en el rostro del exorcista mientras le hablaba a la muchacha, tras terminar, hizo un esfuerza por ponerse de pie, pero sus miembros faltantes le dificultaban el proceso -"je je, ¿una ayudita?"- le pregunto a la niña mientras le tendía su mano para levantarse.

Edit:
Spoiler:

Ahora que las tecnicas de Ryo y Alex estan listas yo diria de ir terminando en el turno despues de este

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Alexander Gold el Vie Mayo 22, 2015 6:12 pm

Me sentía bastante alegre, a pesar de todo, por el cómo estaban resultando las cosas; a pesar de actuar desconfiado el soldado de la inquisición seguía velando por mi seguridad, al parecer cumplía bien con su trabajo al defender a lo que podría ser un simple ciudadano de una posible amenaza a su seguridad. Mientras tanto aquel ser horrible trataba de hablarme, aunque como siempre no se le entendía ni J de lo que decía, por lo que pensé que debería de estar hablando en otro idioma o alguna cosa así “tío, si ves que no hablamos tu idioma ¿para qué coño seguir hablando?” era lo que pensaba mientras le miraba con desagrado; también estaba su compañera que luego de que el grandote se levantara y empezara a hacer señas, hablo nuevamente para indicar que si quisiera matarme lo hubiese hecho antes “ya me lo imagino,  se nota que con su tamaño y armas podía hacer mucho más...” también le dijo unas palabras a Neptune, la cual se cruzó de brazos y solo dio un pequeño suspiro mientras asentía.

Luego de poner la mano sobre el hombro del tipo de rojo y hacer unas cuantas señas, la súcubo aquella dijo que lo que había hecho era solo una broma,  terminando con el hecho de informarnos que ese tipo era mudo “¿y aun así querías habla idiota? Joder, este tipo de seguro es más bruto de lo que creía” pensaba mientras me levantaba del suelo apoyando las manos y haciendo fuerza.  El mago excuso la acción del guardia, seguido de esto se giró para ver a Neptune y le dio una advertencia sobre lo que podía ocasionar el tratar de herirlo; esta tan solo cerró los ojos un momento y parecía estar pensando algo.  Mientras él hablaba con ella yo me toque la nuca y miraba el techo del lugar y le decía al tipo grande que llevaba mascara.

-ala…perdona por lo que sea que le haya molestado señor… ¡puf! Y sigue sin decirme su nombre, da igual, solo quería decirle que su sentido del humor, aunque brusco, puede resultar divertido para hacer bromas pesadas entre amigos, jeje , olvide eso, solo sigamos en cuanto el señor mago termine de hablar con mi niña y salgamos de aquí antes de que algo más me ataque- mientras yo decía esto, Neptune escuchaba atenta las palabras de aquel exorcista; cuando este término  y demostró que se estaba levantando, ella se acercó un poco más a él y le dijo en voz baja.

-perdóneme, es que solo íbamos a pedirle un sitio al cual quedarnos, pero por si acaso era un ladrón…pues mejor era asustarle para que no nos atacara, no teníamos forma de saber que también era alguien de rango y menos en estas condiciones; espero que nos perdone por eso- termino de decir mientras tomaba la mano del exorcista y le ayudaba a levantarse- porque en verdad tengo miedo- fue una especie de mentira que le hiso a aquel hombre para que sintiera algo de pena por ella antes de regresar con su padre. Una vez a su lado, le tiro de la manga de la gabardina y le señalo que debían continuar- ya falta poco…- fueron las palabras que pronuncio antes de volver a caminar hacia la salida que ella conocía.
avatar
Alexander Gold

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Ryomaru el Vie Mayo 22, 2015 9:20 pm

Después de mostrar como se las tomaba con aquellos que amenazaban a gente inocente, el joven guardían observo como la situación se tranquilizaba y vio como el exorcista le excusaba apoyandole firmemente y dejando claro que sus actos estaban sobradamente justificados.

- Gracias por tu apoyo - le dijo Ryomaru sonriente al exorcista mientras volvía a envainar su arma

De todo lo que acababa de decirse, al guardían le sorprendió ver que había personas capaces de dar un arma a un simple niño. No entendía como alguien podía hacer algo así por muy peligrosas que fueran las calles.

- Los niños no deben de llevar armas. No son juguetes y podrían hacerse mucho daño. Neptune, así te llamas, ¿no? - le pregunto a la niña - Espero que tengas cuidado, entiendo que estos sitios son peligrosos pero, aun así, piensa que no es ningun juguete - A veces, el guardían se pasaba de protector y temía pensar en la posibilidad de que esa niña se metiera en demasiados problemas por llevar un cuchillo

Tras esto, la niña les guio hasta que el guardían vio un pasillo donde se encontraba la entrada por la que el llego.

- Mirad, antes vine por ahí asique podremos salir -

El guardian se adentro el primero en el nuevo túnel hasta llegar junto a las escaleras desde donde, mirando al hueco del techo, vio que llegaba algo de luz exterior por lo que comenzó a subir hasta que finalmente llego al exterior donde espero a que saliera el resto.


avatar
Ryomaru

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Sig el Lun Mayo 25, 2015 6:51 am

Por suerte para Sigfried, la niña le ayudo a levantarse, si bien podía parecer humillante necesitar ayuda para cosas tan básicas, era algo a lo que Sig se había acostumbrado a lo largo de los años, tras ayudarle, la chica se acerco y le dijo unas palabras en voz baja -ya, ya, ve con tu padre- le dijo el mago mientras giraba los ojos, tras eso volvió a asumir su posición junto a Ryo, al cual respondió simplemente con el gesto de levantar el pulgar mientras sonreía amablemente.

El resto del trayecto ocurrió sin inconvenientes, ya que al parecer el gigante saltándole encima al tipo y gritándole solo era una especie de broma pesada de parte del tal Dumby, y por suerte poco caso le hicieron a la amenaza de la niña y la cosa no paso a mayores como probablemente habría pasado si se trataba de un adulto desenvainando una katana en vez de una niña.
Llegado un punto, el guardia reconoció el lugar por donde el había entrado a las catacumbas, tras instarles a salir por allí, el sujeto tomo la iniciativa y subió por las escaleras hasta llegar al exterior, Sig espero a que los demás salieran para pasar ultimo como gesto de cortesía.

Una vez todos estuvieron arriba, Sig tomo la palabra, -bueno gente, ha sido una velada cuanto menos curiosa, debo agradecer a la señorita por guiarnos hasta la salida y a mi compañero por ofrecerse a servirnos de escolta, supongo que aquí nos separamos, yo puedo llegar a mi cuartel por mi cuenta desde aquí y conozco una posada que me queda de camino, Dumby, Katerine, puedo acompañarlos hasta ali si lo desean, en cuanto a los demás, un placer conocerlos a todos y que tengan suerte en sus proyectos, Dios los bendiga- dijo haciendo una leve reverencia y despidiéndose de Ryo, Alex y Neptune (y de Dumb y Katherine si decidían no seguirle hasta la posada), una vez hecho esto, el exorcista siguió su camino, pasando frente a una modesta posada y despidiendo allí al dúo si este había decidido amopañarlo, tras eso el joven emprendió rumbo hacia la taberna donde se encontraba el resto de su escuadrón, "voy a tener que responder muchas preguntas esta noche, siempre puedo decir que fui a dar un paseo supongo, si, eso es, un simple paseo nocturno".

F.D.I:
Bueno gente, este fue mi ultimo post, solo faltaría Dumb y si alguno de ustedes quiere añadir algo al final puede hacerlo

Sig

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [CIUDAD]: Eonburg

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.