Versión de juego 1.1.1: The Curseblood Plague
VOTAA!!
¡¡¡A VOTAR!!!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FOROS HERMANOS
FOROS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
AFILIADOS ELITE

Magic World War, 2036
AFILIADOS
AFILIADOS NORMALES


Crear foro
Parallel Hearts {PH Rol}
Mejores posteadores
Crick (2533)
 
Señor de Terra (1301)
 
Dezba Wakanda (720)
 
Lugor Jumther G. (592)
 
Enkei (578)
 
Rath Wraylan (481)
 
Maximilian Stenkerk (440)
 
Sarah Raynore (431)
 
Kalen Otero (370)
 
Ederat (364)
 


[AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Crick el Mar Sep 15, 2015 6:51 pm

Rath abandonó la posada a paso ligero y Kalen trató de seguirlo pero la velocidad del artífice era demasiado alta para su pierna aun dolorida y en el ascenso al taller Rath perdió a Kalen.

El artífice encontró a Henrik charlando amistosamente con dos viejos químicos. Saludó efusivamente a Rath y de despidió no menos efusivamente de los artesanos antes de arrastrar a Rath por el taller hasta una trampilla situada junto a una esquina del taller. Henrik encendió la luz del foso accionando una palanca y descubrió una escalerilla que conducía a las entrañas del taller flotante. Un lugar al que nadie había entrado desde la última vez que un Stevenson lo hiciese varios meses atrás.

Para cuando Kalen logró subir hasta el taller, Henrik y Rath habían desaparecido sin dejar rastro. No importaría cuanto los buscase, no lograría encontrarlos. Bajo el suelo del taller, Henrik guió a Rath a través de estrechos pasillos abarrotados de cables y tuberías que alimentaban los pequeños departamentos de cada artesano de luz, agua y otras necesidades. Cada poco rato Henrik se paraba bajo una cañería o un circuito de cableado concreto para repararlo con la ayuda de Rath, y pronto llegaron al “Generador”. Tal y como lo había descrito Henrik la noche anterior, tenía un tamaño similar a una pelota. Varias piezas circulares giraban a gran velocidad alrededor del artefacto, flotando en el aire. En su centro, una gema azul similar a la que poseía el colgante que Dave les había mostrado la noche anterior brillaba con luz propia. Intensa, brillante, casi cegadora. Dos aros metálicos, uno más grande que el otro giraban alrededor del artefacto sosteniéndolo en el aire. Cuanto más se acercase al “Generador”, con mas fuerza sentiría su poder. Los objetos más pequeños y livianos comenzaban a flotar dentro de los bolsillos del artífice. Mientras este observaba el extraño artefacto, Henrik analizaba tubos, cables y sensores asegurándose de que todo estaba en orden.

Mientras tanto, abajo en el pueblo, los ciudadanos trataban de hacer una vida normal, intentando olvidar lo que había ocurrido la noche anterior. Los mejores cazadores y estudiosos investigaban las pruebas del atroz crimen tratando de esclarecer los echos sin ningún resultado. Las mujeres del pueblo habiéndose echo eco de la feliz noticia de los Stevenson se acercaban a la casa de los joyeros con presentes y regalos para la recién nacida y la afortunada madre mientras Dave hacía las tareas de portero y ayudaba a su madre en la casa.

Los primeros días después del ataque fueron extraños y convulsos, la gente estaba nerviosa y se notaba aquella sensación en el ambiente. Sin embargo aquella sensación fue desapareciendo junto a la preocupación a medida que las noches transcurrían sin ningún incidente ni culpable. Pero el alcalde Bloombertch estaba decidido a descubrir la verdad, y algunas personas seguían pidiendo su cabeza y señalaban a los Stevenson como culpables, pues fue la noche que llegaron que el medico murió y nunca antes habían tenido un ataque similar.

A finales del mes de diciembre, la puerta de la muralla del pueblo de Dédalo volvió a abrirse rompiendo la cuarentena establecida por la Eclesia. Esta vez, al otro lado de la empalizada se encontraba un escuadrón de Exorcistas de la Cruz Argenta formado por cuatro figuras oscuras y encapuchadas dispuestas a desentrañar el misterio que atormentaba al alcalde.

”F.D.I”:
Bueno, como habéis notado, el tiempo pasa, rapidito. Había pocas formas de alinear el final de la aventura con el inicio del evento y un mes entero separaba los dos acontecimientos así que.... decidir vosotros que es lo que hacéis durante estos días en los que la vida pasa mas o menos normal.

Kalen, intenta evitar el metagaming. No es la primera vez que pecas de el, y temo que no será la ultima.

los exorcistas:









todos van tapados con una capa negra con capucha que no permite verles, pero podeis notar la difernecia de alturas y complexiones.



Última edición por Crick el Dom Oct 18, 2015 12:23 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Crick

Mensajes : 2533
Fecha de inscripción : 15/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Jue Sep 24, 2015 5:21 pm

Rath hizo lo propio y saludó también a los acompañantes de Henrik. A uno lo conocía de vista por haber estado enfrascado en su mesa de laboratorio casi cada vez que había visitado el Taller. Al otro lo conocía un poco más; había sido él quien le había indicado el rincón del edificio donde podía experimentar, y quien le había prestado unos ácidos para sus pruebas con el anillo. Cuando se marcharon, Rath se permitió volver la vista atrás. No vio a Castañeda, y dio un suspiro de alivio antes de acompañar a Henrik al interior.

El joyero le llevó hasta lo que no tardó en revelarse como una auténtica y misteriosa maravilla. Rath no pudo dejar de observar, embelesado y absolutamente intrigado por el enigma que suponía aquella fuente de energía. Henrik parecía a sus anchas manipulando la maquinaria que la rodeaba, pero no parecía seguro acercarse.

-Meses preguntándome cómo podía flotar y resulta que la respuesta estaba aquí... ¿Has podido estudiarla antes de implementarla en el Taller? - fue una de sus muchas preguntas.

Durante los días que siguieron, se sucedió un bombardeo constante de preguntas, teorías e historias que acompañaban el hallazgo. Rath nunca parecía quedarse sin cuestiones. El asunto del ataque al pobre médico fue pasando, algo por lo que el artífice dio gracias. Se figuró que también Dave estaría agradecido, aunque creía que el chico seguía bastante afectado. Sólo podía imaginarse lo que debía sentir, y supuso que era lo normal.

Y un día las puertas se abrieron. La Eclesia había llegado, a petición del alcalde. La noticia no tardó en recorrer todo Dédalo, en especial la posada, acaso el segundo sitio que los inquisidores visitarían salvo que Bloombertch se ofreciera a hospedarlos. Rath estaba nervioso, pues al principio había pensado que iban tal vez tras él. O peor aún, tras Castañeda. Él mismo admitía ser un fugitivo. Sólo faltaba que le relacionaran con él si era cierto que sabían que estaba allí.

Por el momento decidió hacer su rutina acostumbrada. Se levantó a la hora de siempre, desayunó, y se dirigió al Taller. Consideraba al joyero lo bastante sensato como para hacer lo mismo, sin alterar su comportamiento habitual. El artífice confiaba en que Henrik le dijera que Dave seguía bajo control, y que no había riesgos. Necesitaba tranquilizarse de alguna forma. En esos casos, enfrascarse en sus proyectos actuaba para él como un calmante, pero esperaría al joyero donde siempre.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Sáb Sep 26, 2015 11:10 pm

Se me hizo difícil seguirle el paso a Rath, lo perdí en las escaleras y para cuando subí había desaparecido, Wilson intento seguir el rastro pero su olor no nos llevó a ninguna parte "?", como si se lo hubiera tragado la tierra –tranquilo amigo, sigue durmiendo-, Wilson trabajo muy duro anoche, no quería que se sobre exigiera demasiado o podría perjudicar su salud. Esa mañana me había levantado temprano, y tenía ganas de aprovechar el día, no tenía intención de desperdiciarlo por seguir persiguiendo al elusivo artesano, había asuntos más importantes que atender.

Tuve una idea algo ambiciosa, después de descansar mi pierna, camine por el taller, al observar mis alrededores me percaté de que tenía todo lo necesario para llevar a cabo mi propósito, busque una mesa y me puse a dibujar los planos, se trataba de un sistema de alarma para Dedalo en caso de que Dave sufra de otro “episodio”, o incluso si algún otro monstruo llega a perturbar la  paz de estos desarmados idiotas. Por suerte mientras estuve reposando en la cama cuando no me podía levantar, estudie los mapas del lugar, ya tenía bien pensado donde colocar las bocinas.

En caso de que estos campesinos no supieran como manipular la electricidad, tenía pensado conectar las bocinas a la fuente de energía que hace levitar el taller; el problema con esto es que además de no saber cómo funciona, es probable que ni siquiera dejen que me acerque, por lo que improvise anexar al diseño un transformador de energía mecánica para que puedan hacer sonar la alarma con simplemente mover una palanca o halar una cuerda, obviamente tendría que formular un sistema de cableado entre las bocinas, de esta manera podrían alimentarlas a todas desde cualquiera de los puntos.

Una vez que termine los planos fui a ver al alcalde para presentarle mi proyecto y explicarle lo que sabía sobre el monstruo sin revelar que los Stevenson estuvieran involucrados o siquiera que la criatura podía adoptar una forma humana, pensé en ir a revisar el cadáver del curandero, pero ya tenía guardadas esas imágenes entre mis notas mentales, y en todo caso ya era evidente lo que había pasado. Al día siguiente fui a ver a los Stevenson bajo la excusa de invitarlos a participar en mi proyecto, pero con la intención de presentarme como una persona amigable y no hostil, si llego a tener que revelarles lo que sé sobre ellos, será mejor que me conozcan un poco antes de que se los diga, quizás de esa manera me tengan piedad. También quería revisar los alrededores, probablemente deba “tomar prestado” el artefacto que Wilson menciono en el informe para revisarlo, a menos que de alguna manera consiga que me dejen verlo.

Mientras tanto Wilson se relacionaba con los demás animales, el perro mensajero nos volvió a ser muy útil cuando envié a Wilson en más de una ocasión a espiar a Dave por si presentaba alguna clase de comportamiento errático, me hubiera gustado seguir vigilando a Rath, pero por lo que ley en el informe de Wilson, y la manera en que se sorprendió, no creo que tenga más información sobre el asunto de los semi-lobos.

Y así pasó el tiempo, durante los días me encargue de construir e instalar el sistema de alarma para alertar al pueblo de peligrosas amenazas, lo más tedioso fueron las bocinas, pues se debió anexar un transformador a cada una, quizás no era algo muy clásico ni combinaba tanto con la estética del pueblo como lo haría una enorme campana, pero era mucho más rápido y funcional pues podían hacerlo funcionar desde varios puntos del pueblo e incluso el alcalde podía activarlo desde su oficina. También agregue un seguro para que solo pudiera ser activado con llave, de esta manera evitaríamos que los niños o algún bromista desate el pánico de manera innecesaria, y como un detalle adicional cree un programa de emergencia a modo de simulacro para que los pueblerinos supieran que hacer cuando sonara la alarma. Claro que esto no ocupo completamente mi tiempo, mientras Wilson estaba lejos de estos químicos que serían perjudiciales para su salud “debería fabricarle una pequeña máscara de gas”, me encargue de preparar la mezcla especial que le mencione a Rath.

Al parecer hubo un concurso de artesanos e ingenieros, o algo por el estilo, por un momento se me paso por la mente inscribirme, pero me pareció un poco injusto competir contra estos pueblerinos, no porque yo tuviera un conocimiento mucho más avanzado, sino porque me iba a ser imposible construir algo mejor que ellos con estas herramientas del siglo pasado, ellos son baquianos de esta tecnología, yo sin mi laboratorio no soy competencia.

Durante las noches seguía mejorando mi habilidad para dibujar y escribir sin una computadora, diseñe los planos de algunos artefactos que tenía pensado fabricar, también transcribí un libro de medicina que tenía guardado en mis notas mentales con el propósito de ayudar al aprendiz del fallecido curandero. Wilson no perdió el tiempo, estuvo estudiando sobre medicina y reforzando lazos de amistad con los animales de Dedalo, sobre todo con un cuervo en particular.

Ya es 28 de Diciembre, siento como si el tiempo hubiera pasado volando, al igual que Wilson me eh encariñado con este lugar, pero sé que debo volver a Todheim en cuanto abran las puertas, quizás visite este lugar cuando necesite algo de Paz, o si debo esconderme de la Eclesia cerca de este bosque. Cansado de usar y lavar la misma Ropa decidí cambiar un poco mi aspecto para combinar más con este lugar, aun conservó mi chaqueta con capucha, pero no me la pongo todos los días, ahora alterno mi vestimenta con un conjunto que también me permite ocultar mis armas y explosivos.

Quizás sea por haberme alejado de esas alcantarillas, por moverme entre espacios abiertos y con mucho oxígeno, porque ya no paso tanto tiempo frente a un ordenador, o quizás sea porque me eh estado ejercitando para fortalecer mi restaurada pierna y para recuperar la condición física que perdí por reposar tanto tiempo en esa cama; el caso es que me siento un poco más raudo  y con la mente más despejada que nunca, Wilson también parece sentirse un poco más hábil.

Las puertas las abrieron hoy, yo ya estaba listo para irme cuando vi lo que esperaba del otro lado, por como vestían no estoy completamente seguro pero por experiencia propia pienso que se trata de la Cruz de argenta, sé que no me buscan a mi pues esa división se encarga de asuntos relevantes a lo sobrenatural. Retrocedí sutilmente mientras sacaba de mi mochila un porta papeles. una hoja y una pluma, me devolví sutilmente por donde vine mientras que dibujaba una caja con un gato dentro.
Acciones:

-por si no quedo claro, me gustaría priorizar la construcción e instalación del sistema de alarma como mi Acción de este turno, y si mi recién aumentado nivel de velocidad me lo permite, me gustaría hacer también completamente canónica mi mezcla especial.

-Wilson estará con el perro pendiente de lo que hace Dave.

perdona que tardara tanto en postear, es que esta semana continué la universidad y Blablabla escusas escusas.
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Crick el Dom Oct 18, 2015 2:11 pm

Pocos en el pueblo fueron conscientes, y a ninguno le importó que un perro muriese en el momento en que las puertas del pueblo se abriesen y los cuatro encapuchados llegasen a Dédalo. Cansado de sentir la mirada del can clavada en su espalda a todas horas y consciente de la sospecha que levantaría la conducta errática del sabueso en la cruz Argenta Dave mordió la yugular del perro que lo había seguido durante un mes y había vigilado la puerta de su casa y lo condujo silenciosamente a la muerte. No hubo llantos ni lloros, ni un ladrido alertó a los ciudadanos del nuevo ataque de la bestia. Tan solo el cadáver de un viejo perro tras unos barriles. Posiblemente derrotado en la lucha por un mendrugo de pan que llevarse a la boca. Nadie lo echó de menos, nadie se percató de su ausencia.

El alcalde Bloombertch recibió a los nuevos visitantes y los guió hacia su casa para hablar en privado. Orgulloso y contento de que la santa sede hubiese escuchado sus ruegos. Durante horas, los miembros de la Cruz Argenta estuvieron reunidos con el alcalde estudiando el caso que los había llevado hasta allí. A media tarde, con la oscuridad amenazando con envolver Dédalo, las cuatro figuras encapuchadas abandonaron la casa del alcalde y comenzaron a inspeccionar tanto el perímetro del pueblo y su empalizada, como el nuevo “sistema de seguridad” que el extranjero Mario Castañeda había construido. Una serie de altavoces conectados entre sí a un dispositivo de palanca situado en el centro del pueblo para que todos pudiesen utilizarlo en caso de necesidad, cerrado con una llave que solo el alcalde poseía.

Durante horas, las cuatro figuras vagaron por el pueblo como fantasmas en pena sin inmutarse ni dirigir la palabra a nadie, concentrados en su trabajo. Contemplaron y analizaron el lugar donde apareció el cadáver del medico aquella lluviosa noche de casi un mes atrás. Nadie diría que se pudiesen sacar conclusiones de aquel lugar pero el paso del tiempo y la destrucción de la escena del crimen no pareció importarles lo más mínimo. A continuación se acercaron a visitar la casa del médico a realizar su propia autopsia. La noche cayó y Dédalo se fue a dormir y el silenció reinó en el pueblo.

Un ruido, un golpe despertó en mitad de la noche a Rath y Kalen. Estaba oscuro, un puñetazo se estrelló en la boca de sus estómagos cortándoles la respiración y un saco cubrió sus rostros. Confusos y desorientados fueron arrastrados fuera de sus habitaciones tirados como perros de la cuerda que mantenía el saco sujeto a su cuello. Notaron el frío tacto de la calle en sus pies y el viento invernal en sus cuerpos mientras eran arrastrados a algún lugar. Diez minutos después de que los arrancasen de sus sueños los introdujeron a alguna casa, podían reconocerlo por el tacto de sus pies, el frio suelo de barro y tierra de Dédalo dejó paso a la áspera y no menos fría piedra de un suelo adoquinado. Los obligaron a sentarse en una silla, sin importar lo mucho que se resistiesen solo conseguirían ampliar el numero de moratones de sus cuerpos, y los dejaron allí en silencio durante unos minutos que parecieron una eternidad. Estaban solos, y solo podían escuchar el sonido de su propia respiración y el latir de su propio corazón.

”Rath”:
Un tirón arrancó la capucha de su cabeza y una luz incandescente cegó sus ojos. Una voz de mujer sonó frente a él, a escasos centímetros de distancia.

-Tengo entendido que te llamas Rath Wraylan. ¿Es correcto?

Cuando sus ojos se acostumbraron a la luz, respondiese o no a la pregunta que le habían formulado se descubriría en una habitación pequeña, apenas iluminada por el flexo que apuntaba a su cara. Frente a él había una pequeña mesa de madera y una mujer de ropas oscuras que resaltaban la palidez de su piel y el intenso rojo de su cabello liso.

-La orden de la Cruz Argenta le ha convocado para hacerle unas cuantas preguntas sobre su relación con los Stevenson y los recientes acontecimientos ocurridos en este pueblo. Tengo que darte las gracias por venir y colaborar con la investigación.

La mujer anotó unas lineas en un folio frente a ella y miró fijamente a los ojos del artífice. Si Rath miraba a su alrededor podía ver que a través de las paredes de madera de su cubículo se filtraba una tenue luz y una conversación en susurros, no estaban solos.

- Bloombertch nos ha dicho que llegaste al pueblo desde el bosque negro hace un par de meses, poco antes de que ocurriese el “incidente”. ¿Es verdad? También nos ha contado que te has implicado mucho en la comunidad y que participaste activamente en la primera redada. Quiero que me digas que ocurrió aquel día, ¿Cuales fueron tus impresiones, que crees que ocurrió?

”exorcista encargada del interrogatorio”:

”kalen”:
Con un fuerte tirón nada amable, el saco que cubría su rostro desapareció y la luz brillante de una lampara golpeó su rostro cegándole. El humo de un tabaco fuerte inundó sus pulmones.

-¿”Mario Castañeda” es su nombre?

Frente a él, tras una mesa llena de papeles un hombre alto y corpulento fumaba mordiendo con fuerza el puro mientras tamborileaba sus dedos embutidos en un mitón de acero sobre la mesa.

-Es ingenioso...- El hombre hizo una pausa para fumar, dando tiempo a que su interlocutor hablase. -El sistema de bocinas que has ideado, no está para nada mal. En Ojo de Dioses tienen un sistema similar, aunque este no es manual, ni la llave la tiene el alcalde. Pero no he venido hasta este pueblo perdido en mitad del bosque negro para hablar de su ingenio señor Castañeda. – Una nueva calada y una nueva nube de humo golpeó su cara.

-¿Como quiere que hagamos esto? Puede usted tranquilamente decirme lo que ocurrió aquella noche, o puedo sacarle las palabras a golpes. ¿Que va a ser?

Spoiler:
 


”F.D.I”:
Lo siento mucho por la tardanza. Peno no lo voy a negar ni ocultar. He estado enterrado en trabajo y llegando a casa a las tantas de la noche. Y por si eso fuese poco, este turno me ha desmotivado completamente y me ha dejado muy loquer sin saber muy bien que hacer en el siguiente, así que aquí esta el resultado...

Kalen, estoy aburrido de repetirte que no metagamees, así que no volveré a recordarte que no hagas las cosas que te digo que no hagas y pasare a criticar cosas nuevas. Lo primero, y regla básica de todo juego de rol; el usuario solo puede controlar a su pj, que ya es mas que suficiente. No puedes inventarte un perro de la nada cuando te da la gana y usarlo como te da la gana. Si quieres un perro un cuervo, comparte un perro/cuervo. Mientras el animal sea un npc del máster, sera el máster quien lo controle y quien decida que hace o deja de hacer.

Por otro orden de cosas, ignoras por completo el lore del juego. Terra es un mundo MEDIEVAL. Te lo hemos repetido por activa y por pasiva un millón de veces. Estas en dédalo, un PUEBLO perdido de la mano de dios en mitad del bosque negro. No estas en el hipercubo u ojo de dioses donde si hay tecnología mas avanzada, electrónica BASICA con resistencias del tamaño de un puño y circuitos impresos mas grandes que la tabla para cortar pan. Estas en un pueblo de herreros, alquimistas y cazadores. No una ciudad industrializada y teologizada y aun así te pones a montar un sistema complejo de electrónica en red? Lo primero que tendrías que fabricarte seria un soldador y una bobina de estaño, cables y un buen soporte para fijar la electrónica sin que se rompan las pistas del circuito.... pero tu lo haces bajo el yunque del herrero, en su fragua y con destreza tenencia 1.... da gracias a que no te he quemado la cara en la fragua o te he machacado las manos bajo el martillo.

“mezcla especial” no sirve de nada si no dices lo que es y de que esta compuesta. Por mi podría perfectamente tratarse de cacao con azúcar y nitrato de potasio y eso no haría que la explosión fuese mas potente, solo que supiese mejor XD y una vez mas, debes encontrar los ingredientes y comparlos. Pierdes 50 terrans en concepto del conjunto nuevo de ropa de telas.

Ah, y las subidas de nivel que hagas durante la aventura no afectan. Tendrás las tecnicas y atributos que tenias en el momento de comenzar la aventura, así que ni eres mas listo, ni eres mas rápido xD y se me olvido colocar una imagen el ultimo turno, ya esta corregido.

_________________
avatar
Crick

Mensajes : 2533
Fecha de inscripción : 15/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Vie Oct 30, 2015 9:17 pm

Ni un día. Ni tan sólo un día después de su llegada, y Rath se encontró ya siendo sacado a rastras de su cuarto en la posada, a ciegas y sin más ropa que unos pantalones y la túnica corta que no se había molestado en quitarse para dormir. El primer golpe le había atontado lo suficiente como para no ser capaz de reaccionar hasta que no estuvo ya sentado en aquella silla incómoda, rodeado de frío y silencio.

Apenas había reparado en nada que no fuera la sensación térmica de la calle y de la habitación en contraste con la de las mantas en las que antes estuviera arrebujado. El artífice no veía nada ni escuchaba otra cosa que su propia respiración agitada. Se tomó unos segundos para calmarse. Al menos, se dijo, había rebajado la carga de su artefacto. No creía que lo hubieran cogido y no lo tenía a mano cuando lo sacaron de la posada, pero Rath era lo suficientemente precavido como para no dejarlo al límite de su capacidad salvo que estuviera cerca para descargarlo. Las consecuencias podían ser catastróficas, y eran una de las razones de que en más de un pueblo no fuera bienvenido.

La capucha le fue retirada sin contemplaciones. Rath abrió los ojos, teniendo que parpadear varias veces por el cambio de luz y el escozor que la tela le había estado provocando. Una voz femenina le interrogó mientras su dueña le miraba fijamente.

-Sí - asintió a la primera pregunta -, ese es mi nombre.

Se trataba, cómo no, de uno de los inquisidores llegados recientemente. Concretamente, una inquisidora pelirroja que se parapetaba tras una mesa. Más que parapetarse, la mesa era como un muro, y ella estaba no protegiéndose tras él, sino mirándolo ominosamente desde arriba. El vacío del resto de la habitación reforzaba esta impresión. Sólo una luz tenue que se filtraba entre la tablazón de una pared daba fe de que había alguien más. Bueno, era de esperar. Dudaba que pensasen que podría escapar, pero aún si lo intentase, el resto de los inquisidores sería más que capaz de cortarle el paso. Qué demonios, tal vez bastase su interrogadora para eso.

Su siguiente declaración habría provocado una sonrisa sarcástica o algún comentario por parte de Rath, pero estaba demasiado preocupado por el rumbo que había tomado la situación. Sabía que los inquisidores eran partícipes de métodos expeditivos, pero no había pensado que para un simple interrogatorio se tomasen la molestia de secuestrarlo. Las preguntas continuaron.

-Sí, es cierto, fue por entonces que llegamos. Poco después se declaró el cierre de puertas.

Rath se preguntó si debía añadir algo sobre su implicación con la gente de Dédalo. Era cierto que le gustaba aquel lugar. Desde su salida de Storby, todo habían sido puebluchos de mala muerte, un par de villorrios poco interesados en sus habilidades y malhadadas rutas campo traviesa; nada que fuera precisamente agradable para un artesano de ciudad. Dédalo había sido la primera parada en la que se había sentido realmente aceptado y entre los suyos, aun si seguía siendo considerado un forastero (y siempre lo sería, como ocurría en los pueblos pequeños o apartados). No obstante, consideró mejor ceñirse a las preguntas, por si remolonear fuera a desencadenar un correctivo. Y no le hacía gracia otro golpe como el recibido al despertar.

-Esa noche yo estaba ya en mi habitación en la posada. Cuando escuché el grito me asomé por la ventana. La posadera señaló el final de la calle, donde se estaba reuniendo gente. La puerta estaba cerrada, así que salí por la ventana. Usé mi invento para iluminar el camino. Entonces se escuchó el grito de una mujer y fuimos hacia allí. Henrik el joyero la estaba consolando; al parecer ella fue la que encontró el cadáver. Para cuando llegué a su altura ya estaban allí el alcalde y varios guardias con ellos.

Vale, quizá no respondía con exactitud. A fin de cuentas, eso eran los hechos y cualquiera podría habérselos relatado. No se trataba de sus impresiones o sus teorías. Tras cerrar los ojos y suspirar, rebuscó un poco más en la memoria de aquella noche. Si ella no decía nada al respecto, tanto mejor.

-El cuerpo tenía heridas terribles, como si lo hubiera atacado un animal salvaje. Buscamos huellas, pero cayó una tormenta y el rastro se desvaneció casi antes de empezar a buscar. Acompañé al alcalde y los guardias en una ronda por la ciudad, asegurándonos de que nadie estuviera herido y tratando de encontrar al asaltante, pero no hallamos nada. El alcalde ordenó que nos fuéramos cada uno a su casa y que cerráramos bien todo, para empezar otra búsqueda por la mañana. Yo acompañé al muchacho de los Stevenson a su casa con la posadera. Su madre estaba por dar a luz y con el médico muerto, el alcalde sugirió que los conocimientos de Agatha serían de utilidad. Luego de eso regresamos a la posada y cerramos bien.

Hizo una pausa. Eso resumía la situación... obviando casi todo lo referente al estado de Dave esa noche. De nuevo, Rath no creyó que hiciera falta comentarlo. El propio alcalde y otros guardias lo habían visto, de manera que no importaba que se lo callara. Además, la inquisidora parecía querer centrarse en sus impresiones. Y lo cierto es que sus impresiones, en aquel momento, eran confusas. Por nada del mundo se hubiera atrevido a pensar que se trataba de un humano con forma de lobo, así que en el fondo tampoco estaba mintiendo.

-La verdad, no tengo claro qué pudo ser. Las heridas no fueron causadas por un arma, eso seguro. Parecían de lobo o de oso. Las puertas estaban cerradas, de modo que ningún animal podría haber entrado, salvo que haya algún hueco en los muros; sobre eso no tengo idea. O que el animal vuele, cosa que dudo en este caso - concluyó.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Sáb Oct 31, 2015 4:20 am

Montones de pensamientos vinieron a mi mente mientras avanzaba sutilmente hacia la casa de los Stevenson, Incluso olvide lo molesto que me sentía con Dave por asesinar al perro "¿no podía adoptarlo?" Wilson vigilaba que nadie se me acercara  mientras escribía una carta avisándole a la pulgosa familia sobre el peligro, mas información adicional que decidí añadir, tanta practica con la pluma había dado frutos, jamas había escrito tan rápido, si alguno de los Eclesiásticos se me acercaba, yo rompería la carta y la masticaría hasta que sea imposible rearmarla, si alguien preguntaba por tan extraño comportamiento podía decir que se trataba de basura romántica escrita a un amor platónico que me arrepentí de redactar.

En cuanto me cerciore de que la carta era legible, la pase por debajo de la puerta y me dirigí a la posada. Antes de quedar listo para una parrillada, el inquisidor que me capturo, había reportado todo a través de su comunicador, y los que llegaron después de el seguramente habrán dado los otros detalles (a menos que todos murieran). Sabia que era cuestión de tiempo antes de que me atraparan, mi apariencia, la fecha en la que llegue a este lugar, la maldita cicatriz en mi pierna, todo indicaba que soy "capucha", un terrorista de Todheim, incluso las cosas que poseo son las mismas con las que me capturaron, si las escondo en mi habitación las buscaran hasta debajo de las tablas en el piso.

Pero afortunadamente, ya tenia mi plan armado. Se que yo solo, difícilmente podría contra 4 especialistas de la Eclesia, aunque pusiera trampas en mi habitación y los esperara tras la puerta con mi arma, no lograría matarlos a todos antes de que me corten el cuello. Sabia que no me matarían de inmediato, incluso si ya conocieran mi identidad, primero debían cerciorarse de algunas cosas sometiéndome a un interrogatorio, y aunque no tuvieran que hacerlo, soy mas valioso vivo que muerto.

Al llegar a la posada le alquile a Agatha otra habitación por una noche para el señor "Carlos Segundo", le pedí que mantuviera en secreto que soy yo quien esta alquilándola -si se lo dices a la Eclesia, los Stevenson podrían morir esta noche, tranquila, el secreto esta a salvo conmigo- (le susurre). casi todas mis cosas las guarde en el baúl de la habitación de mi amigo Carlos, dejando en el de mi habitación solo los planos que use para el sistema de alarmas y el dibujo que hice del gato. Wilson se quedo en esa habitación terminando con el libro de medicina que escribimos entre los dos para enviárselo al ex-aprendiz del difunto curandero, pues esta noche (si vivimos) tendremos que irnos de aquí. Mientras tanto yo termine de crear La mezcla en la que había estado trabajando.

Se trata de un potente concentrado de olores desagradables que harían vomitar a cualquiera, o por lo menos a cualquiera que posea sentido del olfato "finalmente mi debilidad se convierte en mi fortaleza", desde excremento de varios animales, hasta órganos podridos de los mismos, entre otros. La mezcle con el azufre que fabrican los alquimistas del pueblo y tolueno, todo comprimido en una de las botellas que me fabricaron los artesanos el día en que me desperté, pero en lugar de colocar el tolueno en la capsula frágil, llene la misma con el liquido inflamable con el propósito de que esta bomba se active apenas se rompa el cristal.

Tiene gracia, pensaba usar esto contra cualquier lobo monstruoso que causara problemas, su muy aumentado sentido del olfato seria su perdición, pero las cosas toman un giro algo irónico pues ahora quizás sean los monstruos lobo quienes lo utilicen para salvarnos (si es que mi plan no sufre de contratiempos). Con la carta que les entregue a los Stevenson, ademas de advertirles que la Eclesia llego a la ciudad, me presente como su aliado, con el dibujo del lobo anexado y las palabras escritas en el dorso de esa hoja les di a entender que sabia acerca de sus transformaciones, pero que no tenia intención de contarle a nadie el secreto. Sin embargo especifique en la carta que yo era un sujeto perseguido por la Eclesia a quien seguramente van a interrogar, y si logran leer mis pensamientos de alguna forma o usan métodos que no me dejaran opción mas que confesar, su secreto, eh incluso, la vida de su recién nacido correría peligro, por lo tanto debíamos trabajar juntos para vencer a los agentes de la Eclesia.

Les indique en que habitación escondería mis cosas, por eso me asegure de llegar a la posada mas rápido que cualquier agente de la Eclesia para alquilar esa habitación antes que cualquiera tuviera la oportunidad de hacerlo, de lo contrario tendría que escribir otra carta. Lo mas probable era que me llevaran a algún lugar fuera de la posada, pero por si me interrogaban dentro de la misma, escondí la bomba apestosa en una de las cajas de madera que protegían los generadores mecánicos del sistema de Alarma sin obstruirlo o interferir con el de alguna forma, también anexe a la carta una de las llaves como las que tiene el alcalde y los guardias para acceder a ellas, de esta manera podrían tomar la bomba de olor antes de entrar a la posada.

Existía la pequeña probabilidad de que me asesinaran mientras duermo, les indique que en ese caso no necesitarían hacer nada pues su secreto habría muerto conmigo (a menos que también busquen a Rath por alguna razón), Lo que no sabia era el lugar donde me llevarían (si lo supiera habría colocado bombas en ese lugar). Por lo que les sugerí que nos siguieran o emboscaran a los agentes mientras estaban distraídos conmigo. Tuve la intención de mencionar algunas de sus tácticas de combate y armamento, mi padre fue un Pyro y yo conozco algunos de sus trucos. También quería establecer un plan mas solido con posiciones de cobertura, ataques sincronizados y códigos de un lenguaje para la batalla,  pero tenia prisa por lo que no me dio tiempo para estas ultimas cosas.

Durante la noche, Wilson durmió en la habitación de Carlos y yo en la mía con pantalón, camisa, zapatos y calcetines puestos, ademas tenia una hojilla de afeitadora envuelta en papel y escondida entre la tela de mi ropa interior y la piel de mi trasero. A mitad de la noche, fui sometido y llevado por la calle con un saco en mi cabeza, si las cosas marchaban bien, los Stevenson deberían estar cerca o trayéndome mis cosas del baúl, después de todo solo son la chaqueta con el cinturón donde llevo mis armas, y la mochila donde esta todo lo demás (incluyendo a Wilson). Sin embargo, no pensé que los Agentes de la Eclesia fueran a ser tan violentos con una simple orden de arresto, por un momento pensé que querían matarme antes de hacer las preguntas, incluso tuve que fingir estar asustado y no saber lo que pasaba (aunque con el saco en la cabeza, técnicamente no lo sabia a ciencia cierta), -¡¿que esta pasando?!-, -¡¿a donde me llevan?!- "al menos esta haciendo un frió agradable", casi se me sale el zapato en uno de los pasos que di, sentí el frió del piso en mi pie, pero logre acomodarlo en el siguiente paso .

Una vez llegamos, a donde sea que estemos, me dejaron algunos minutos sentado en una silla, tuve tiempo para pensar en la enorme posibilidad, de que los Stevenson decidieran largarse de la ciudad apenas leyeran mi carta abandonándome a mi suerte, no es como si me debieran algo o siquiera me conocieran bien, apenas llevamos un mes desde que me presente y desde entonces no eh sido tan apegado a esa familia como Rath, incluso tienen un asqueroso adefesio bebe a quien deben proteger, el único motivo que tendrían para ayudarme seria para mantener su secreto, pero incluso es posible que en cuanto derrotemos (si es que lo logramos) a los agentes de la Eclesia, me intenten matar eliminando de esa manera a todos los testigos (menos a Rath y Agatha).

Finalmente me quitaron el saco, una luz me cegó y el espeso humo del inconsciente fumador me hizo toser un par de veces. Cuando se trata de parecer muy asustado o confundido, no soy muy buen actor, si trataba de insistir en que no sabia nada y que solo soy un simple ingeniero informático, el seguramente perspicaz agente se dará cuenta, y puede que incluso me de otra golpiza de regalo. Mostré una cara de alivio y un poco de felicidad al ver su cara. La primera pregunta que me hizo fue si mi nombre era Mario Castañeda, "carajos", aun era posible que no supieran mi identidad y que no contaran con la evidencia para acusarme de algo, por lo que debía seguir insistiendo en mantener mi falsa identidad, pero si saben que Mario Castañeda no es mi nombre, todo se va al desagüe, -si, ese es mi nombre, que suerte que son ustedes, por un momento pensé que había sido secuestrado por un montón de sádicos o algo peor-.

El sujeto tenia pinta de ser un guerrero o un protector, quizás un domador, difícilmente un farmacologo, pero definitivamente no era un Pyro. Hizo un comentario sobre el sistema de alarma que diseñe, por un momento se me ocurrió hablarle de las modificaciones que hice para adaptarme a la tecnología local, con el propósito de ganar mas tiempo, pero el ensombrerado parecía tener mucha prisa y poca paciencia, por lo que fuimos al grano.

-¿Se refiere a la ocasión en que llego el monstruo a Dédalo?, me es difícil hablar acerca del asunto, pude verlo esa noche, era grande, con forma de lobo, apenas pude detallarlo, no había mucha luz. Sin embargo aun lo veo en las noches, en mis pesadillas, a veces incluso duermo con los zapatos puestos por si debo correr, se que suena tonto, pero aun no puedo superarlo. Jamas olvidare el cadáver del medico, prácticamente tuvieron que recoger lo que quedo de el con una pala, ese horrible recuerdo quedara en mi memoria por un largo tiempo- Hablaba con el tono y la actitud mas amigable que tenia, como el de una persona que esta asustada, pero intenta que no se note, cosa que en mi caso es mas o menos al revés, pero funciona de la misma manera.

Acciones:
-Preparar las piezas del Plan contra los agentes de la cruz de argenta.
-Wilson terminara con el libro de medicina dejándolo listo para ser entregado al aprendiz.
OFF:
con "hojilla de afeitadora" me refiero a esto

y solo para aclarar, la bomba de olor tiene el mismo diseño que mis GSI (es la misma botella), solo que esta tiene el liquido inflamable dentro del vidrio fragil y la mezcla del concentrado oloroso con azufre y tolueno en el vidrio grueso
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Crick el Sáb Nov 07, 2015 3:08 pm

Rath:

La mujer permaneció en completo silencio mientras el artífice respondía a sus preguntas. Lo miraba fijamente a los ojos y anotaba cada palabra en el folio sobre la mesa sin perder nunca detalle ni apartar su mirada de Rath.

-¿Que tal esta?... La señora Stevenson.

Rath pudo observar como la mujer ignoró aquella pregunta y no transcribió la respuesta a su papel, era sin duda una pregunta de cortesía que buscaba relajar el ambiente y ganarse su confianza. Después llegaron más preguntas ufanas como el sexo y el estado de salud del recién nacido, y su nombre. Preguntas todas ellas que no fueron anotadas.

-Bloombertch nos ha contado que llegaste al pueblo junto a dos hombres; Un demonio pelirrojo y otro hombre, herido. ¿Que puedes decirme de “Mario Castañeda”?

La mujer no apartó su mirada del artífice en ningún momento. Observando fijamente cada uno de los movimientos voluntarios o no de su cuerpo y su rostro.

-Parece que últimamente os ha estado siguiendo a Dave Stevenson y a ti. ¿os a estado molestando? ¿Sabes por que motivo querría seguiros?

kalen:

-Así que lo vio...

Los dedos metálicos del hombre dejaron de tamborilear sobre la mesa y tomaron con suma delicadeza el puro de sus labios. Exhaló el humo de sus pulmones y lo escupió directamente a los ojos de “Mario Castañeda”. -...Que así sea pues.- Escuchó susurrar Kalen al hombre antes de sentir el aguijón del fuego en su piel.

No pudo hacer nada por resistirse mas que chillar y temblar sobre la mesa. La mano izquierda del hombre sujetaba fuertemente el brazo derecho de “Mario Castañeda” mientras su mano derecha hundía el tabaco prendido en el antebrazo desnudo del interrogado quemando su piel hasta la primera capa dejando una dolorosa marca circular del tamaño de una moneda a media altura del antebrazo. Después de varios segundos de agonía el verdugo soltó el brazo de “Mario Castañeda” y volvió a quemar el tabaco que se había apagado para tomar una nueva calada.

-Empecemos de nuevo. ¿“Mario Castañeda” es su nombre? ¿Que ocurrió aquella noche?

”F.D.I”:


No os hacéis idea de lo mucho que me molesta repetirme, y a la 3º vez que repito las cosas tiendo a pasar del tema y poner directamente sanciones, pero esta vez kalen, tu metagaming descarado me ha tocado tan fondo que voy a tomar otro tipo de medidas mas.... divertidas, al menos para mi. Por el momento, paso a recordarte que estas demasiado lejos de wilson y por tanto no vas a poder controlarlo, pasa directamente a mi control. Y solo como advertencia, no quiero recibir un solo MP del tipo “no he echo metagaming”, “que es metagaming” y por el estilo. Ya he explicado por activa y por pasiva lo que es el metagaming y por que esta mal. Si reincides en el es cosa tuya y ya no es por desconocimiento. En fin, espero que este turno y los siguientes os resulten entretenidos por que creo que terminaré la aventura en breve ^_^

_________________
avatar
Crick

Mensajes : 2533
Fecha de inscripción : 15/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Mar Nov 10, 2015 8:10 pm

Aunque el hecho de hablar, incluso con cuidado, hacía que todo el asunto pareciera mera rutina y hasta consiguiera tranquilizarlo, el hecho de que la mujer permaneciera en silencio mientras escribía enervaba a Rath un tanto. Eso significaba que todo lo que dijera podría ser ojeado más tarde para cogerle en plena mentira, si no iba con cuidado. Sin embargo, lejos de querer mantener una fachada intimidante, la eclesiástica cambió el tono y dejó de escribir cuando preguntó por los Stevenson.

-¿La señora Stevenson? Oh, bien, gracias a Agatha. No puede decirse que yo hiciera demasiado aparte de sujetar la luz, y a mi ojo inexperto el parto parecía complicado. Fue una suerte contar con alguien más experimentado en esas cosas. Tanto la señora Stevenson como la niña están bien. La llamó... ¿Leia? Sí, creo que eso fue lo que dijo - respondió. Sospechaba que el propósito de la pregunta era que bajara la guardia, aunque por otro lado no hacía daño alguno contestar. Omitiendo ciertos detalles, por supuesto.

Cuando hubo saciado su curiosidad en torno a la familia de joyeros, la mujer siguió con sus preguntas, anotando de nuevo todo sin perder el más mínimo detalle. Rath se preguntó si no estaría describiendo incluso la forma en que se movía cuando la incomodidad de la postura le hacía revolverse, o la cantidad de veces que parpadeaba. El artífice continuó respondiendo.

-El alcalde dice la verdad, llegamos los tres a la vez. Castañeda era el hombre herido. La verdad, sé poco de él. Nos tropezamos en el camino los tres, y durante una noche de lobos, nunca mejor dicho, uno nos atacó. Estaba solo, lo que me pareció raro. El demonio se escondió, yo puse un árbol de por medio pero Castañeda no consiguió escapar y la bestia le mordió una pierna - relató, ignorando como era lógico toda mención a los inquisidores muertos o al que les había encerrado -. Mientras peleaban, algo estalló, dejándome casi ciego. Cuando pude ver algo de nuevo, el lobo estaba aturdido y Castañeda sangraba profusamente por la pierna, quizá a resultas de algún proyectil extraño de su ballesta. Lo recogí como pude y eché a correr. Si no fuera porque el demonio salió de su escondite y me ayudó a transportarlo, creo que nos habría alcanzado de nuevo. Medio corrimos, medio caminamos, hasta ver a lo lejos el muro de Dédalo.

Todo más o menos correcto, al igual que con las respuestas previas, y todo fácilmente comprobable. Rath confiaba en que fuera menos demostrable la presencia de los inquisidores o su relación con ellos. Después de todo, habían caído contra el lobo, y eso podía haber sido antes o después de su propio encuentro.

Las palabras siguientes de la eclesiástica hicieron que enarcara una ceja, extrañado.

-¿Siguiéndome? ¿Cómo...? ¿Y al chico también? ¿Por qué? - preguntó, más para sí mismo que a la mujer. La verdad es que no se había interesado mucho por el excéntrico altonato. Al menos, él le consideraba un tanto excéntrico. Desde luego, no habría pensado que le estaba vigilando. ¿Y por qué habría de  hacerlo? Si salía de aquella situación iba a tener unas palabritas con ese tipo.

-Bueno, no lo llamaría molestia, pero no hace mucho me preguntó si podía cuidar de su ratón "mascota", aduciendo que iba a estar ocupado. No me gustan especialmente los roedores, así que le dije que no. La verdad, no sé por qué iba a querer seguirme a mí, y mucho menos al muchacho. Mis idas y venidas por el pueblo no son un secreto.


Última edición por Rath Wraylan el Vie Nov 20, 2015 5:56 pm, editado 1 vez

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Lun Nov 16, 2015 5:55 am

Aguante un poco la respiración cuando el ensombrerado me escupió humo a la cara poco antes de quemarme el brazo con el habano, -¡maldito!...  psicópata, ¿estas loco?- dije mientras el desgraciado hundía el puro en mi piel, -ahora que lo pienso, no me equivoque al pensar que fui secuestrado por sádicos-. Podría haber sido mas amable con el hombre para ahorrarme algo de dolor adicional, pero seguramente eso levantaría sospechas, no podía fingir que estaba calmado o asustado. Me fastidiaba saber que le estaba dando el gusto de demostrarle lo molesto que estoy, pero de no hacerlo, mi farsa de ser una persona normal no se podría mantener.

El sujeto me pregunto de nuevo por mi nombre y por lo que paso "aquella noche", sin embargo, antes de quemarme el brazo dijo algo que me llamo la atención. Al parecer, decirle que vi al monstruo fue lo que me delato, pero ¿que otra opción tenia?, ya le había contado al alcalde acerca del monstruo, es evidente que al llegar a Dedalo, tuvieron que hablar primero con ese gordo infeliz. Si les decía que no había visto al monstruo, sabrían que estoy mintiendo.

-Si, maldición, soy Mario, revise mis documentos si no me cree-. Lo mire de manera despectiva mientras me sacudía las cenizas de mi brazo, -Seguramente esta preguntando por la noche en que llegue ¿correcto?, sea mas especifico, no hay necesidad de que use mi brazo como cenicero. Se que me va a dar otra golpiza por decir esto pero no recuerdo un carajo de esa noche, solo se que nos ataco ese maldito monstruo, salimos vivos de milagro y me contagie de una enfermedad que me mantuvo en la cama por mas de un mes del cual 3 semanas estuve en coma, tendrá que perdonarme por tener estos síntomas que no me dejar recordar con exactitud lo que paso-.

Si bien era mentira que no recordaba lo que paso aquella noche, el resto de la información era correcta (por excepción de mi nombre), No creo que estos pueblerinos tocaran mis cosas mientras estuve dormido pues nadie en la ciudad parecía sentirse incomodo con tener a un extranjero portando armas de fuego y explosivos, por lo que asumo que todo se quedo en mi baúl tal como lo ley en el informe de Wilson.

Pero aun podían haber algunos cabos sueltos que me delataran, entre en un estado de concentración de manera en que pudiera recordar con mas facilidad en manera de retrospectiva. "cuando abrieron las puertas yo estaba ahí esperando a que Wilson llegara de su ultima misión de espionaje, cuando fui a la casa de los Stevenson nos encontramos en el camino, el me contó lo que le sucedió al perro pero, ¿alguien me habrá visto recogerlo?, como siempre, el simplemente se escondió hasta que pase cerca de el para entrar por debajo de mi pantalón. Aunque alguien me hubiera visto susurrándole a mi chaqueta ¿que probabilidad hay de que esa persona diera esa información a los agentes de la eclesia?, no es algo tan sospechoso como para molestar a los agentes.


¿que tal la noche en que el curandero murió?, yo corrí persiguiendo al monstruo, pero era el único que sabia la dirección por la que se había ido, aunque alguien me hubiera visto correr, ¿quien iba a pensar que estaba persiguiendo a esa cosa?, de hecho la mayoría ni siquiera sabia sobre la existencia del enorme lobo".

Habían varias razones por las cuales podrían saber que soy Kalen Otero, pero ninguna de las que tenia en mente se relacionaban con que yo hubiera visto o no a la criatura. Al dormir con pantalón evite que vieran la marca en mi pierna, sin embargo aun estaba el aprendiz del curandero, la herida estaba cauterizada, pero es probable que se la identificaran como una mordida.

"¿Les habrá dicho algo Agatha?", esa señora parece ser muy buena amiga de los Stevenson, no creo que me hubiera acusado, a menos que se tomaran la molestia de revisar todas las habitaciones y abrir todos los baúles a la fuerza. Tratándose del alba de argenta, dudo mucho que estén aquí buscándome, pero ya que ataban aquí, no había razón para no capturar al terrorista que obviamente se había escondido en la ciudad mas cercana debido a su urgente necesidad de atención medica. Claro que todas estas deducciones estaban basadas en la especulación de que por lo menos uno de los soldados de la eclesia sobrevivió aquella noche, algo poco probable pues mas de uno voló en pedazos con mis granadas y seguramente el lobo se encargo de los demás, a menos que tuvieran un vehículo lo suficientemente velos o un arma muy potente.

De ser así, solo basta con revisar la fecha en que llegue a este lugar y listo, ya saben que soy Kalen otero, pero si ningún soldado sobrevivió aun tenia oportunidad de mantener mi falsa identidad. Quizás este no fue el mejor plan, pude haber intentado huir antes de que siquiera terminaran de hablar con el alcalde, cuestión de matar a todos los caballos (suponiendo que los agentes vinieron en caballos y no nos comimos todos los nuestros durante el tiempo en que este pueblo se mantuvo encerrado) por excepción del que hubiera tomado para largarme; pero yo no conozco este maldito bosque, y ¿quien dice que no tienen un comunicador?, podrían haber enviado un mensaje a los cuarteles de la eclesia para enviar soldados al próximo pueblo y yo hubiera sido capturado con aun mas crímenes por los que pagar. Y sinceramente, matar a estos pobres animales tampoco me parece buena idea.

También pude haber intentado subir al techo mas alto y asesinar a los agentes con mi mira de francotirador, si usaba el silenciador no podrían haber escuchado los disparos. Pero este plan es aun mas arriesgado pues tendría yo que saber donde iban a estar y en cuanto uno de ellos muriera, los demás tomarían medidas, no se a quienes me estoy enfrentando, si se ponían a cubierto y pedían refuerzos seria mi fin, incluso si hubiera esperado a que se separaran (suponiendo que se separaran en algún punto), la gente se hubiera alarmado, el sistema de alarma que construí habría jugado en mi contra.

No, no había nada mas que hacer, mi padre fue un Pyro y eh peleado contra la eclesia gran parte de mi vida, se como trabajan, se cuales son sus métodos, de hecho ya fui capturado por ellos una vez, se lo poderosos y hábiles que son, "y aun así, no pude inventarme un mejor plan que este". Pensé que me atarían de las muñecas, por eso traje la hojilla, pero aun con mis manos libres, soy incapaz de derrotar al enemigo que tengo en frente sin mi arma, la ultima vez que sentí tanta impotencia un rayo me libero de mi jaula, ahora no me queda mas que esperar otro milagro igual de improbable con los Stevenson, "¿me rescataran?", si son la mitad de fuertes que el monstruo al que me enfrente, no deberían tener mucho problema en machacar los cráneos de estos desgraciados y liberarme o matarme. De esa manera borrarían toda evidencia, estando en su forma monstruosa ¿quien se dará cuenta de que son ellos?.

Es curioso, bajo la filosofía de "siempre prepárate para lo peor" durante mucho tiempo viví preparándome para cosas que nunca llegaron a pasar, y este podría haber sido el caso, Los agentes bien podrían haberme hecho algunas preguntas en la misma posada sin lastimarme, incluso pudieron haberme ignorado, no tenia manera de saber a ciencia cierta que me iban a secuestrar. Pero tampoco iba ir a dormir sin hacer nada como un tonto soñando que todo iba a estar de maravilla. Aunque a veces desearía ser ese tonto "¿la eclesia?, ¡¿que importa?!, no es como si estuvieran persiguiendo a mi familia incluso antes de que naciera, me acostare en mi cómoda cama y olvidare mis preocupaciones". La probabilidad de que me llevaran contra mi voluntad no era del 100%, pero tratándose de la eclesia suelo agregar otro 20 o 30%.

Todo esto me deja con tres posibles escenarios:

-Se cansan de interrogarme y me devuelven a la posada poco después de suministrarme algunas golpizas.

-Los Stevenson llegan al rescate y si no logro escapar antes de que termine el combate, mi destino lo decidirán ellos.

-Descubren o ya de plano, certifican que soy Capucha, y me llevan a martillo de brujas sin ninguna clase de intervención por parte de los Stevenson pues seguramente ya se largaron.

Sin embargo aun contaba con un plan W. Conociendo a mi amigo, ya debe estar haciendo uso de las herramientas con las que dispone, en caso de que la familia de lobos no nos ayude, aun tenemos una bomba apestosa llena de bacterias que de no haberlas mezclado bien, incluso podrían generar enfermedades mortales. Solo es cuestión de denotarla aquí dentro y podré escapar mientras los agentes vomitan o se desmayan.

-Quizás tu no pienses lo mismo de mi, pero se que no eres una mala persona, solo estas haciendo tu trabajo, ¿que tal si nos ponemos de acuerdo?, yo respondo a tus preguntas y tu no me goleas, si piensas que miento, simplemente apela a la razón, no lograras nada con violencia, yo no tengo nada que ocultar. Pareces estar buscando información con respecto a todo el asunto del monstruo y no me gustaría ser un obstáculo,  te diré todo lo que se, podemos hablar como personas civilizadas, sin rencores, ¿te parece bien?-
Ahora que lo pienso, espero que la manera en que redacte el mensaje no haya sido muy confusa, escribí la carta de una manera en que no pudiera ser usada como evidencia incriminatoria pues yo tenia una escusa preparada para cada una de las alucines, insinuaciones y afirmaciones. aunque seguramente los Stevenson sabrán como deshacerse de ese pedazo de papel.

carta para los Stevenson:

OFF: en mi anterior publicación pensé que no me daría tiempo de escribir la carta, pero aquí esta).
Carta:
Para: los Stevenson
saludos, soy Mario castañeda, dsculpen mi caligrfia por escrvir muy rapid. No quier alarmarls pero la eclesa esta en el publo, se que eso ls preocpa tant com a mi, teng razones para pensar que estn detras de mi o al menos saben qu estoy en Dedalo, o lo sbran pronto. Si, se lo que ustedes son, pero no pienso decirselo a nadie, sin embarg, existen manras de sacarme informcion a las qe no soy inmune. es posibl qu me interrgen en unas horas, esta noche, mañana antes de que me vaya, o incluso qu no me interrogen, pero si es esta noche, sera mejor que usen sus habilidades para evitarlo, porqu no se si sere capas de mantener el secreto, se que tienen mas de un hijo del cual preocparse.

en otr tema no relacionado, guarde algo para ustedes en la caja del generador de la alarm N°7 junto con las instrucciones para utilizarlo, si no saben cual es, preguntenme a mi o al alcalde, necesitare que vayan a la posada y pregunten a Agatha por Carlos Segundo, en el baul de su habitcion encontraran un conjunt de ropa y una mochil, traiganmelos y les ayudare a solucionar nuestro problema. A menos que los eventos futuros provoquen que yo pase a mejor vida, en ese caso no tendrán nad de que preocparse.
acción:
-activo mi técnica "concentración"
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Crick el Sáb Nov 21, 2015 5:11 pm

Rath:

La Exorcista pelirroja apuntó con sumo cuidado cada palabra de Rath Wraylan sin apartar la vista del artífice ni un solo momento.

-Así que un lobo lo mordió en la pierna...ya veo. ¿Que aspecto tenía ese Lobo, algún detalle extraño, además de que estaba solo?

La mujer escuchó pacientemente y en silencio la respuesta de Rath y anotó los detalles en su folio cada vez más lleno de letras y menos blanco.

-Afinidad animal. Interesante...- Murmuró cuando el artífice nombró a la rata de Mario Castañeda y lo apuntó en el papel, arqueando una ceja cuando su interlocutor menciono que “Mario Castañeda” iba a “estar ocupado”. Rath pudo notar como la voz y la mirada de la mujer se endulzaron ligeramente bajo las sombras de la habitación.

-Hiciste bien al negarte Rath; Quien sabe donde estarías ahora de no haberlo echo... ¿Te apetece tomar algo. Un té o un café tal vez?

Cualquiera que fuese la respuesta de Rath la mujer se levantaría de la silla y abandonaría la oscura habitación con el folio enrollado en su mano derecha dejando al Artífice solo durante un rato. Al cabo de un par de minutos volvería con una jarra de café solo y humeante, junto a la petición del artífice de haber echo una y una bandeja de plata con un filete de carne crudo.

-Tranquilo, no tienes nada de que preocuparte. No eres ningún sospechoso, puedes relajarte.

Sin mediar palabra la mujer tomó los cubiertos de plata de la bandeja y cortó un trozo de la jugosa carne. Una veta de sangre chorreó sobre el brillante metal y resbaló por los carnosos labios de la mujer al masticar. Gimió de placer y cortó otro trozo antes de llevárselo a la boca repitiendo una vez mas las muecas y sonidos que sugerían el placer que sentía la mujer a degustar tan maravillosa carne. Sin duda se trataba de una pieza de gran calidad, podía reconocerlo por el olor que desprendía, el color rojo intenso de la carne y el brillo de la grasa entreverada de la chuleta que denotaban su gran frescura y calidad. Rath también percibió que ni los cubiertos que utilizaba para comer ni la bandeja en la que reposaba eran plata convencional, aunque lo parecían.

La mujer sintió la mirada del artífice y observó con mirada sensual y cautivadora la reacción del hombre al invitarlo a compartir tan maravilloso manjar.

-¿Tienes hambre?

kalen:

Kalen no tubo tiempo de reprochar nada. En cuanto mencionó el nombre de “Mario Castañeda” y sus ojos se clavaron en los del hombre, el dorso del guantelete de hierro del hombre se estrelló en su mejilla derecha con gran fuerza. El golpe sacudió su cabeza y lo tiró de la silla. El rostro de expresión serena del hombre no se inmutó y esperó sentado impasible fumando su tabaco a que el joven se recompusiera y terminase de decir lo que tenía que decir.

Sin apartar la mirada de Kalen, el hombre apuntó cada palabra que su interrogado lanzaba. Apuntó las fechas y cada reproche del joven sin apartar nunca la mirada de su objetivo, envuelto en una nube de tabaco con olor a vainilla y pimienta. Cuando “Mario Castañeda” centró sus pensamientos y se dispuso a negociar con el exorcista, el hombre arqueó una ceja extrañado y lamió con una sonrisa el puro entre sus dientes. Los cuatro nudillos desde el índice al meñique golpearon de frente el rostro de Kalen. Rompiendo su tabique nasal y causándole una gran conmoción que lo dejó mareado durante unos minutos. Con la mirada borrosa pudo ver como el hombre se levantó de su silla por primera vez y su voz resonó en sus tímpanos como un trueno.

-Aquí, las preguntas y los tratos los hago yo. Golpear a la gente me da hambre, no te muevas, enseguida vuelvo.

Y se marchó dejándolo solo con su dolor de cabeza y el río de sangre que caía de su nariz. Al cabo de un par de minutos, los suficientes para que a Kalen se le pasase el mareo el hombre volvió a irrumpir en el pequeño cubículo con una bandeja de plata con algo sobre ella entre las manos. Se sentó pesadamente en la silla y se acomodó frente a Kalen tomando los cubiertos de la bandeja, también de plata. Ya sobre la mesa, Kalen pudo ver lo que había sobre la bandeja; Un pequeño animal muerto y despellejado. Le faltaban la cabeza, las pezuñas y parte de la cola pero Kalen pudo saber que lo que el hombre estaba a punto de comerse crudo, era un roedor de pequeño tamaño.

-Encontramos a este hijo de puta en la habitación de “Carlos Segundo”, en la posada. El muy cabrón intentaba proteger un alijo de armas y bombas caseras. ¿Te suena de algo?

Con una mueca burlona en el rostro antes inpasivo, el hombre pinchó con su tenedor la carne blanca y desgarró el tejido con su cuchillo antes de llevarse a la boca el corazón del animal junto al costillar. La sangre todavía fresca recorrió la comisura de sus labios y las pequeñas costillas crujieron bajo la presión de sus dientes.

-Delicioso... Empecemos una vez más. ¿”Mario Castañeda” es su nombre? ¿Que ocurrió aquella noche?


”F.D.I”:



_________________
avatar
Crick

Mensajes : 2533
Fecha de inscripción : 15/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Jue Nov 26, 2015 7:47 pm

Rath aún intentaba imaginarse motivos por los que Castañeda hubiera podido estar siguiéndole, pero no se le ocurría ninguno. No creía haberle dado nunca un motivo para sospechar. Le había conocido en el interior de una jaula con un inquisidor como carcelero, luego habían escapado y si había salido con vida, había sido en buena parte gracias al artífice. Después de aquello todo había sido su convalecencia y el comportamiento más bien extraño de los últimos días. ¿Qué había pasado para que de pronto tuviera su atención?

Claro, lo de los Stevenson, pero ¿qué sabría él, si apenas había salido de la posada? Sí, había merodeado por el taller también, pero no había nada que pudiera hacerle desconfiar de Rath en aquel sitio. O al menos, no podía pensar en nada en ese momento. No era para menos, después de todo. La exorcista seguía poniéndole nervioso a pesar de su trato más bien amable. Rath sabía que eso podía cambiar bien pronto, por lo que siguió respondiendo como consideraba más oportuno.

-No recuerdo nada especialmente distintivo, sólo era un lobo grande, creo. No es que sea persona de campo, por así decir.

De hecho, si por él fuera, aún estaría en alguna ciudad, más cerca de la civilización, que en aquel paraje perdido entre bosques. Cierto era que Dédalo había llegado a gustarle, pero toda su vida había sido un habitante de grandes urbes, incluso a pesar de todo lo que dejaban que desear. La mujer alabó su decisión de no implicarse con Castañeda, aludiendo a que tal vez su destino no habría sido tan benévolo. Rath se sintió un tanto molesto, ya no con la situación actual sino con la que había sido durante varios meses.

¿Quién era Castañeda para que dieran a entender que asociarse con él era mala idea? Sólo sabía que, como él, había escapado de las garras de un inquisidor, pero... ¿era posible que lo suyo no hubiera sido casual? Después de todo, él y Barkai habían sido arrestados por culpa de los supersticiosos habitantes de aquel pueblucho golpeado por un meteorito. ¿Castañeda? Quién sabía.

La eclesiástica le ofreció a continuación algo de beber. Rath nunca había sido muy amante de las infusiones, por lo que negó suavemente con la cabeza.

-No, gracias, pero no. Acostumbro a desayunar tarde - añadió, no queriendo parecer ofensivo ni maleducado.

Ella por su lado se levantó y salió de la habitación. El artífice ya empezaba a pensar que se habían olvidado de él (o peor, que estaban decidiendo que era un mentiroso y necesitaba un correctivo), cuando regresó con una bandeja en la que reposaba una taza de café oscuro y humeante y un plato con... un corte de carne cruda.

La mujer se sentó y tras asegurarle que no era un sospechoso, cogió con finura los cubiertos y empezó a partir la carne y a comer. Era en cierto modo fascinante contemplar aquel comportamiento más bien elegante, con aquellos cubiertos y vajilla de plata que sin duda debían valer una pequeña fortuna, que parecía casi un derroche cuando se comparaba con el alimento frío y sin más aderezo que la propia sangre que tenía ante sí. Mientras observaba, Rath notó algo en su estómago pero no era hambre: era desagrado. Incluso con la limitada selección de ingredientes de la que disponía, cualquier cosa que Agatha cocinara era pura delicia comparada con tener que comerse un pedazo de animal crudo. El mero hecho de imaginarse teniendo que alimentarse así, como una bestia cualquiera, hizo que su estómago se revolviera.

-Gracias pero creo... creo que declinaré la invitación. Desayuno tarde, como dije - respondió, intentando contener una mueca de repugnancia.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Mar Dic 01, 2015 12:28 am

No había terminado de hablar antes de que el desgraciado me tirara al piso con un manotazo. No pareció importarle nada de lo que le dije, pero lo anoto todo, poco antes de demostrar nuevamente su salvajismo y dejarme respirando por la boca con otro golpe que rompió mí ya de por si defectuosa nariz.

El Ensombrerado se fue, dejándome solo durante tiempo suficiente para sobarme la cabeza, limpiarme un poco la sangre con mi camisa, ojear mis alrededores, mire todas las esquinas buscando cámaras escondidas. Mientras estaba en el piso saque la hojilla que tenía escondida, aparentando que solo estaba rascándome el trasero, de manera en que no pudiera ser vista por nadie,  como estaba envuelta en papel pude romperla por la mitad sin cortarme. Sostuve un trozo en cada mano sujetándolos entre los dedos de manera en que el boxeador no los pudiera notar a menos que me obligara a enseñarle las palmas en cuyo caso simplemente los soltaría debajo de la mesa para que caigan en mis pantalones, con este nivel de iluminación es imposible que las pueda ver debajo de la mesa.

Me senté en mi silla antes de que regresara y cuando lo hizo trajo consigo algo para comer, aunque disimule no haberlo notado hasta que pusiera la bandeja sobre la mesa pues yo mantenía la cabeza baja y mi cabello tapando mis ojos, no muchos lo saben, pero es relativamente fácil ver a través tus propios mechones (que no están cubiertos de sangre), de esta manera puedes ver algunas cosas sin que los demás sepan a donde estas mirando, sospecho que es cuando lo miro a los ojos que se da cuenta de que miento.

¿Pero qué demonios?”, no me tomo mucho tiempo darme cuenta de que eso era carne de roedor, de hecho hubo un tiempo donde comía ratas a diario (saben bien con salsa de maíz), claro que yo nunca tuve mucha fascinación por sus corazones.

El carnívoro afirmo que este ratón fue tan tonto como para enfrentarse a personas armadas por proteger las armas y explosivos que yo podría volver a fabricar en mi laboratorio, a diferencia de otro ratón mutante (que no muera a los 3 días) “imposible que se trate de Wilson”. Aunque debo admitir que la idea de que pudiera ser mi amigo quien estaba siendo devorado por este bruto me daba mucha ira. Mientras el masticaba yo me lleve mi mano a la boca (sin mostrar el lado de la palma que revelaría el pedazo de hojilla) para hacer algunas muecas pretendiendo tener nauseas.

El Hombre volvió a preguntar por mi nombre y yo no tenía idea de que responderle. –Yo…. yo....   -, Entonces caí desmallado al piso, o al menos eso es lo que él tenía que creer. En cuanto saliera a buscar suministros médicos o grilletes aprovecharía esa oportunidad para escapar o preparar una emboscada. Claro que seguramente el no sería tan tonto como para caer en eso tan fácilmente, quizás me dé un par de patadas o incluso me hiera un poco con su espada para tratar de que yo me levante, pero lo más seguro es que alguien con su fuerza haga algo que a estos rústicos les encanta, presiento que me alzara de la camisa, del cuello o incluso de mi cabellera para gritarme y/o golpearme. En ese caso intentare calcular rápidamente una trayectoria para clavar los trozos de hojillas en sus ojos , no debería ser tan difícil para mí, ya he hecho varias disecciones y se cómo están conformadas las partes de los ojos, como me estará sosteniendo no podrá usar ambas manos para defenderse por lo que debería terminar con mínimo un ojo perforado, si con esto aún no me suelta, seguiré teniendo la ventaja de tener dos manos disponibles para seguir enterrándole los trozos de hojilla hasta que necesiten pinzas de 3cm para extraerlas . Esto debería darme tiempo suficiente para tomar la bandeja, dejarlo inconsciente y ejecutarlo con su arma. Pero si el hombre me suelta para defenderse, termina con un solo fragmento clavado y se mueve con normalidad, lo mejor será salir corriendo con la bandeja y emboscarlo en la próxima puerta.

Después de todo, ya no hay nada que hacer, no pienso ir a martillo de brujas pcontra la espada y la pared.pEda y la pared. Es más que evidente el hecho de que conocen mi identidad, quizás Agatha les dijo sobre las armas pero ¿Cómoratóneron lo de ratón?, aunque ese desafortunado pedazo de carne fuera Wilson, ¿qué les hace pensar que era mi mascota?, bien pudo haber sido un ratón cualquiera con rabia (por lo que no sería muy buena idea comérselo). La única forma seria interrogando a Rath, aunque ese sujeto es tan reservado, debieron haber sido muy rudos con él para sacarle la información, seguramente lo sometieron a torturas inenarrables, siento pena por el pobre artesano, si yo que estoy acostumbrado a esta clase de tratos me está costando bastante soportarlo, no me imagino lo mucho que debió sufrir el pobre hombre antes de que lograran sacarle la información.

Había algo que me inquietaba bastante y era el hecho de que trajeran un ratón servido en bandeja de plata con cubiertos del mismo material. Bien podría ser que por sorprendente casualidad, fue lo primero que encontraron, pero no podía evitar pensar que el hecho de que sean de plata, tenía un propósito.

Acciones:
-si me alza con sus manos, usare “visión cartesiana” para intentar clavarle los pedazos de hojilla.

-si abandona la habitación tratare de emboscarlo en la puerta con la bandeja.

-si no hace nada, me quedare quieto.

-si empieza a lastimarme a una distancia que mis brazos no alcancen sus ojos, volveré a mi silla y pediré un vaso con agua (suponiendo que esto último no cuente como 2 acciones).
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Crick el Mar Dic 08, 2015 5:47 pm

Rath:

La mujer tragó el trozo de carne y sonrió alegremente. Un brillo de satisfacción recorrió sus ojos cuando apartó frente a sí la bandeja dejando más de la mitad de la carne sangrante. Tomó la jarra humeante de café y dio un largo sorbo. Algo inusual ocurrió entonces. La mujer se levantó de la mesa y tras hacer varias gárgaras con la humeante bebida, escupió al suelo el contenido de su estomago.

-Te diré un secreto. Yo tampoco soporto la carne cruda...El trabajo es el trabajo.

La Exorcista volvió a sentarse en la silla frente a Rath y apartó la bandeja a un lado retomando el informe que había estado redactando durante todo el interrogatorio y se dirigió al artífice con naturalidad y confianza como si nada hubiese pasado y fuesen una pareja de amigos.

-Ahora mismo un exorcista está interrogando a “Mario Castañeda” en la habitación de al lado. Con la información que nos has dado, la que hemos recabado en el pueblo y durante el viaje y puesto que has superado la última prueba; estamos seguros de que “Castañeda” es la bestia que mató al médico, y puede que tu o el joven Stevenson fueseis sus próximas víctimas... la Licantropía tiene unos ciclos de gestación y transformación muy concretos .- La exorcista miró al artífice y tras notar su sorpresa, acotó sus palabras. -Hombres lobo. La infección se extiende como una enfermedad en el cuerpo de la persona y altera su estructura interna, el proceso es muy duro y no todos sobreviven. Puede confundirse con cualquier otro tipo de infección pero esta tiene la particularidad de que solo se transmite por la mordedura de un grupo determinado de lobos. El sujeto se ve afectado por una fiebre muy aguda que a veces puede dejarlos inconscientes durante varios días o semanas. Una vez que te has infectado no hay cura ni remedio posible, la transformación es inevitable, y sucede la primera luna llena desde que el animal te a mordido... ¿llegasteis aproximadamente un mes antes del primer ataque verdad? Aquella noche hubo luna llena y la violencia con la que los testigos afirman encontrasteis el cadáver concuerda con una primera cacería. Lo llamamos “Cacería salvaje” o “Primera luna” siempre es muy violenta y agresiva, después se van sofisticando, refinando sus habilidades de cazador....

la mujer terminó de anotar en el folio y firmó el informe antes de enrollarlo y sellarlo con un lazo rojo y lacre negro con el símbolo de la cruz argenta.

-Pero como he dicho antes, hiciste bien en no implicarte con Castañeda, has tenido mucha suerte de que hayamos llegado a tiempo. Enseguida desenmascararemos a la bestia y lo “purificaremos” para que Dédalo vuelva a ser el pueblo tranquilo que era antes de que “Mario Castañeda” llegase al pueblo. La Cruz argenta le da las gracias por su colaboración Rath, puede irse. Es un hombre libre.

Cuando Rath salió de la habitación comprendió al instante donde se encontraba. Era la casa del antiguo médico. Los restos del hombre reposaban sobre una mesa mientras una exorcista menuda de cabellos plateados los examinaba concienzudamente. En una mesa tras ella había un montón de bolsas entreabiertas donde el artífice pudo reconocer la peculiar ballesta de Mario Castañeda entre otras cosas. Aquellas debían ser sus cosas. Junto a la puerta que había abandonado otras tres puertas de madera daban acceso a otras tres habitaciones tan pequeñas y oscuras como la que el había dejado atrás; solo dos de ellas tenían una luz encendida en su interior, en una de ellas estaba Mario Castañeda.

Cuando salió a la calle aún era de noche y las estrellas brillaban con fuerza en el firmamento. Hacía frío y los pies sentían la humedad del rocío sobre la tierra y el barro de la calle, debían ser las cuatro o cinco de la mañana pero era difícil asegurarlo sin un reloj. Una sombra grande y oscura lo estaba esperando en el hall de la posada, una sombra de ojos azules y voz grave. No reconoció a Henrick Stevenson hasta que habló y se acercó al artífice dejando que el tenue brillo de la luna y las estrellas iluminase su rostro.

-¿Que a ocurrido? Tienen a Dave.


kalen:

Cuando Kalen se tiró al suelo y pretendió estar inconsciente nada ocurrió. El silencio era total, tan solo podía escuchar su propia respiración acelerada y nerviosa, la respiración profunda y relajada del exorcista y el crujir de los huesos en su boca. El hombre continuó cortando la carne con su cuchillo y masticando de forma notablemente audible.

-¿No vas a ponerme las cosas fáciles verdad? Te gusta el camino difícil...

Desde el suelo Kalen pudo escuchar como el hombre depositaba sobre la mesa los cubiertos y arrastraba pesadamente la silla hacia atrás. Escuchó como su corazón latía con mayor fuerza y como su respiración se aceleraba ante el inevitable curso de los acontecimientos que lo sacarían de allí. El hombre se acercaría, lo agarraría del cuello y lo levantaría del suelo y entonces... le arrancaría los ojos quedando libre y escapando de aquella habitación. ¿Y después? Después los otros tres exorcistas lo perseguirían, Dédalo estaba cerrado a cal y canto.

-Soy un depredador.- El corazón le dio un vuelco y amenazó con salirsele por la boca con la amenaza poco velada del exorcista. -Cazo monstruos y mentirosos; Se me da muy bien mi trabajo, ¡Joder si se me da bien!

Kalen escuchó al hombre rebuscar algo, su arma, y después un chasquido y el olor a fuego, Dinamita. -Vamos, levanta del suelo y siéntate en la silla.

Un objeto alargado y considerablemente pesado cayó junto a su nuca. Desprendía el característico olor de la llama y aunque no podía verlo, ni la sangre que su corazón bombeaba violentamente hacia su cabeza le permitía escucharlo, sabía que era dinamita y que estaba muerto si no hacía algo. Pero el hombre permaneció tranquilo sentado en su silla seguro de que la explosión no lo alcanzaría, no era su cabeza la que iba a salir volando.

Hiciese lo que hiciese Kalen, el hombre lo contemplaría impasible con una sonrisa y un puro en la boca la reacción de su presa ante una muerte segura. -¿Ves? Te he dicho que se me da jodidamente bien cazar monstruos y mentirosos. Y los de tu especie no sois las presas más inteligentes a las que se enfrenta un exorcista.

Si kalen sentía curiosidad y miraba hacia el cartucho de dinamita descubriría que no era más que un puro similar al que fumaba el exorcista, pero de mayor tamaño, estaba sin empezar, apenas lo había encendido antes de lanzárlo contra su cabeza. El humo y el olor del primer cigarro había enmascarado el olor de la pólvora y contribuido al engaño.

-No puedes engañar a un mentiroso muchacho.- Se sinceró pidiéndole con la mano que volviese a sentarse en la silla. -Te delatan la respiración y el corazón. Los muertos no respiran y el cuerpo se relaja cuando uno se queda inconsciente, la próxima vez acuérdate de no respirar. Ahora, ¿Vas a contestar a mis preguntas o vas a ponerme las cosas difíciles otra vez? Se me agota la paciencia hijo.

_________________
avatar
Crick

Mensajes : 2533
Fecha de inscripción : 15/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Sáb Dic 19, 2015 11:46 am

Ajena a los intentos de Rath de no apartar la mirada para quedar como un idiota o alguien sospechoso, la exorcista apartó de pronto la bandeja y se dispuso a limpiar la boca con el café. Sin que lo esperara, cosa normal, Rath vio cómo entonces vomitó la carne que había ingerido hasta el momento, confesando que tampoco era de su gusto.

El artífice enarcó una ceja, preguntándose a qué venía semejante número. Sin explicarse sobre esto, lo que sí aclaró es que Castañeda también estaba ahí, no muy lejos. Cuando dijo que sospechaban de él y describió la licantropía, de forma similar a como lo hicieran Henrik y Ela, no supo qué pensar. Cierto que había sido mordido por un lobo desmesurado y bestial, y que había estado muy mal a su llegada a Dédalo... pero no se le había ocurrido pensar que esa pudiera ser la causa. En cualquier caso, Dave había confesado su culpa a sus padres ante el propio Rath, de manera que los exorcistas estaban errando el tiro... o bien Castañeda era muy buen actor y realmente estaba contagiado. Todo se estaba embrollando por momentos.

No obstante, cuando la mujer anunció que era libre no pudo reprimir un suspiro de alivio. Parecía hasta agradecida y no dudó en felicitarle por haberse mantenido alejado de Castañeda. Rath se levantó lentamente. No estaba seguro de que las piernas fueran a responder bien tras tanto nerviosismo. Además, quería un poco de ozono. Más bien, lo necesitaba. Sería lo primero que haría una vez saliera de allí. Antes tendría que vérselas con el cadáver del médico que otra exorcista observaba con ojo crítico. No lejos de allí estaban algunas de las cosas que había visto usar a Castañeda con anterioridad. Sin perder más tiempo, salió de la casa tras despedirse con una ligera reverencia.

El camino hasta la posada se hizo demasiado corto, o demasiado largo según se mirase. Corto, porque le dio tiempo a repasar mentalmente todo cuanto había ocurrido desde su encontronazo en el bosque. Largo, porque estaba deseando que terminara. Bien podrían los eclesiásticos haber llevado también sus cosas a la casa, de tal modo que no hubiera tenido que esperar. Miró hacia el cielo, dejando que el frío aire de la noche aliviara los calores de la tensión. Las estrellas le devolvieron la mirada, como siempre evitando mostrar nada que no fuera lejana indiferencia.

Entró en la posada casi con impaciencia. Ya iba a subir las escaleras hacia la habitación cuando una voz le retuvo. Henrik estaba allí, y a juzgar por su tono, estaba preocupado. No sería para menos.

-¿A Dave? ¿Cómo que tienen a Dave? Ella dijo que nos estaban interrogando a Castañeda y a mí. De hecho, los exorcistas parecen creer que Castañeda es el culpable. Dijo que nos estaba siguiendo, a ambos, y piensan que uno de los dos iba a ser su siguiente víctima...

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Dom Dic 20, 2015 5:08 am

Al tirarme al suelo todo permaneció en silencio por un momento, o eso habría pasado si yo no hubiera respirado de manera tan acelerada, por alguna razon no pude controlarme, ¿estaría muy nervioso o asustado?, no son sentimientos que sean muy propios de mi, "para bien o para mal siempre he tenido cuidado de todo, pero nunca le he tenido miedo a nada en particular desde hace muchos años".

El sujeto encendió algo que sonaba parecido a un cartucho de dinamita, no pude oler nada puesto que yo no tengo sentido del olfato pero el humo si pude sentirlo al respirar, como mi vista era bastante limitada al cerrar los ojos casi por completo dejándome ver casi nada, lo mas lógico era pensar que ese objeto se trataba de un cartucho de dinamita por que bueno, no es como si el hombre hubiera estado fumando desde que empezó el interrogatorio, claramente debía ser un cartucho de dinamita lo que había caído a mi lado, ¿para que ejecutar con un cuchillo o pistola cuando puedes olvidarte de tu recompensa en martillo de brujas haciendo estallar parte de una habitación?, no puedo imaginarme una manera mas practica por lo tanto caí en el engaño, así es, abrí los ojos y me levante del suelo revelando que yo no me había desmallado.

Mi ultima carta a jugar se desintegro, no era un plan muy fiable pero era el ultimo con el que contaba, Si lograba ejecutar a mi cegado enemigo podría haberle quitado su arma y asesinar al próximo eclesiástico mal viviente que entrara por la puerta, con algo de suerte podría haberme hecho con un arma de fuego y salir victorioso, o al menos escapar corriendo de este pueblo, ciertamente deben haber cerrado la puerta pero bien pude haber trepado el muro con una soga o podría haberme ido a esconder en casa de los seguramente ya fugados Stevenson, debajo de su piso hueco.

Pero no, ahora estoy aquí, con mi enemigo mirándome y burlándose de mi, de mi cobardía, de mi ingenuidad, como si de repente hubiera sido transformado en otra persona para conveniencia de alguna deidad que le gusta verme sufrir. Como si la propia esencia de mi ser hubiera sido reescrita con alguna habilidad sobrenatural de estos exorcistas.

Pero aun hay algo de mi que no han cambiado, que nunca podrán cambiar y es que soy exageradamente terco, no importa lo difícil que este la situación ni lo imposible que parezca salir de un problema, no me rendiré, no voy a darme por vencido jamas, voy a sobrevivir sin importar el costo. Solo tengo que Formular un nuevo plan, tengo una camisa, un pantalón, un par de zapatos, dos pedazos de hojilla, un puro encendido y un trozo de papel "eh trabajado con menos que esto". Con pensar un poco tenia un par de ideas en mente pero debía ganar algo de tiempo para desarrollarlas.

Me senté en la mesa, debajo de esta incruste con mis manos un pedazo de hojilla en el habano, -esta bien, yo no soy Mario Castañeda, en realidad tengo otro nombre-, por un momento recordé lo que el hombre me había dicho, por que algo me llamo la atención, el se refirió a mi como un monstruo, al principio lo interprete como si esto no fuera mas que un termino que usaba de manera despectiva, pero también dijo que los de mi especie no son inteligentes, pensé que se refería a los híbridos como yo, sin embargo, ¿que tal si piensa que soy uno de los verdaderos monstruos?. -Mi nombre es Kalen, nací en Todheim, uso el nombre de Mario Castañeda por que hay personas a las que no les agrado y me persiguen, no se lo que ustedes estarán pensando pero yo no soy uno de esos malditos monstruos-.

Todo lo que dije era cierto, si este sujeto era tan bueno para descifrar mentiras, sabría con toda seguridad que yo no soy una de esas cosas, con suerte, la eclesia no sabrá que Capucha y Kalen son la misma persona, si ellos pensaban que soy uno de los monstruos significa que no saben que soy un terrorista, pues de saberlo, seria poco relevante el hecho de que sea un monstruo, me encerrarían y me llevarían a martillo de brujas sin hacerme preguntas tontas o pasar por todo este protocolo.
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Enkei el Jue Ene 19, 2017 4:30 am

RATH:

-Créeme Wraylan, vi como lo capturaban con mis propios ojos y lo metían de lleno a la casa del doctor, vinimos a buscarte para pedirte ayuda pero no te encontramos, supongo que ahora sabemos el porqué. ¿Tienen a Castañeda dices? ¿Es ese hombrecillo que anda para todos lados con la rata y la capucha no es cierto? Pues si es así, entonces aun es posible que dejen ir a Dave pacíficamente…-

-Cariño, no sabemos cómo reaccionara, es solo un lobezno que aun no ha aprendido a controlar su propia fuerza- Interrumpió Ela con zozobra en su voz, ante lo cual su esposo respondió con un profundo suspiro mientras agachaba la mirada y movía la cabeza de lado a lado, ahora que Rath podía verlo mejor, notaria que cerca del joyero, apoyada en una pared yacía una enorme espada de hierro, más un mandoble que otra cosa, posiblemente perteneciente al patriarca de los Stevenson.

Ela, quien por su parte se notaba sumamente afligida, tomo al cazador de tormentas de ambas manos, cubriéndolas con las suyas propias en un gesto de suplica, mirándole profundamente con ojos que reflejaban la luz de la luna entrando por la ventana. –Rath, has intercedido por nosotros para que nos dejaran entrar al pueblo, has mantenido a salvo nuestro secreto y el de nuestro hijo. ¡Incluso ayudaste a traer a nuestra pequeña Leia al mundo! No nos encontramos con derecho a pedirte nada más que lo que ya has hecho… Sin embargo me veo obligada a hacerlo- Sin darle tiempo a nada, la mujer soltó las manos del artífice y se puso de rodillas frente a él.

-Por favor, ayúdanos a salvar de Dave, es joven y no sabe lo que hace, si le ha hecho daño a alguien no es por su culpa, tenemos que ayudarlo, él lo es todo para mí-

Si Rath decidía ayudar a los Stevenson a rescatar a Dave, estos le escoltarían hasta la puerta de la casa del difunto medico, lugar donde mantenían cautivos a Castañeda y al muchacho de los Stevenson. El grupo se mantendría cerca de la residencia, ocultos bajo el velo de la fresca noche, espiando la residencia desde la seguridad de un arbusto de bayas cercano, no se veía una sola alma en la calle salvo por una poco nutrida patrulla de milicianos, dirigida por el alcalde en persona de similar manera a la noche del fallecimiento del médico de la aldea. Sin embargo esa patrulla hacía rato que había pasado por las inmediaciones de la casa en su ronda nocturna habitual, y no volvería a pasar por allí hasta transcurrido un tiempo, por lo que si decidían actuar podrían hacerlo con total impunidad.

-Rath ¿Recuerdas si la puerta tenia cerrojo o algún tipo de traba cuando saliste? Lo más probable es que no esperen ser asaltados a mitad de la noche, por lo que puede que hayan dejado la puerta sin seguro- Comento Henrick pasándose los dedos por el mentón y acicalando su espesa barba mientras miraba con ojos entrecerrados la puerta delantera de la residencia, un pequeño temblor en sus piernas delataba que era el más nervioso de los 3… O el más enojado.

-Tranquilízate amor, pensemos bien antes de actuar, Dave no va a ir a ningún lado, y mientras que no haga nada brusco no creo que su vida corra riesgo, lo más probable es que quieran llevarlo a Martillo de Brujas si descubren su verdadera naturaleza- Dijo la mujer poniendo una mano sobre la espalda de su marido con intención de calmarlo, mientras tanto, sus ojos escudriñaban incansablemente cada detalle de la casa del médico, mientras su mente intentaba recordar la ubicación exacta de cada pasillo y habitación de la casa, valiéndose de las veces que había estado allí con anterioridad.

Si Rath hacia lo mismo que Ela, notaria una leve interrupción en los haz de luz provenientes de las 3 habitaciones en las que estas se hallaban encendidas, como si las ventanas estuvieran tapiadas desde la parte de adentro para no dejar salir a los sospechosos, probablemente la falta de tiempo hubiera sido el motivo por el cual la ventana de la habitación Rath no se encontraba adecuadamente fortificada, motivo por el cual posiblemente lo habían elegido a él para la misma  por considerarle el menos peligroso o el menos sospechoso.

Si pasaba el tiempo y Rath no proponía ningún curso de acción, un aullido estremecedor se oiría proviniendo desde el interior de la casa, un ruido capaz de hacer que al inventor se le erizaran todos los vellos de su cuerpo. Ante semejante augurio, Henrick y Ela se levantaron de inmediato, del mismo modo instintivo en que suelen hacerlo los perros de vez en cuando, el silencio solo duro un segundo antes de ser roto completamente por Henrick.

-…Al demonio, voy a entrar-

KALEN

-Los monstruos vienen en muchas formas chico, y lo más curioso de ellos, es que nunca admiten serlo, siempre buscan alguna excusa para justificar su existencia... Kalen, de Todheim, me asegurare de investigar bien ese nombre, y dios te guarde si averiguo que se trata de otro nombre falso- Comento con intensidad aquel hombre mientras apagaba los restos de su cigarrillo, ya terminado. –Y si encuentro que es un nombre real, con alguna historia interesante detrás de si… Pues en ese caso no será mi trabajo castigarte, no soy inquisidor después de todo, aunque puede trabajar de oficio de vez en cuando. En fin, aprieta los dientes chico-

Tras enunciar estas enigmáticas palabras, el exorcista tomo su cuchillo y apuñalo la mano del terrorista sin ninguna explicación previa, dejando la mano izquierda de Castañeda atravesada de lado a lado, y atrapada entre la mesa y el puño cerrado del exorcista que sostenía el cuchillo. Una mirada de decepción si hizo patente en el rostro del interrogador en el instante siguiente.

-Mmm, entonces supongo que será el de al lado después de todo, que desperdicio- Musito para sí mismo aquel hombre mientras se inclinaba levemente a examinar el contorno de la herida producida por el cuchillo de veraplata.

Sin previo aviso, un fuerte tumulto comenzó a sentirse proviniendo de la habitación de al lado, y de un instante a otro, una nube de polvo y escombros apareció de golpe en una de las paredes continuas, en cuanto este se despejo, fue revelada la imagen de una enorme bestia humanoide, una figura encorvada de al menos dos metros y medio de alto; Presentando rasgos caninos y cubierto en su totalidad de un espeso pelaje gris amarronado.

La criatura se hallaba agachada sobre una mujer de piel morena y voluptuosa figura, presentando multiples heridas de zarpa y desgarrones en su ropa. La bestia mantenía a la mujer presionada contra el suelo con una de sus garras, mientras que con la otra intentaba alanzar el rostro de la misma, siendo su mano rechazada por la afilada espada de metal blanquecino de la mujer, quien al unisonó se defendía propinando una seguidilla de patadas con la planta del pie, dirigidas directo hacia la entrepierna de la criatura, cuyas rodillas ya comenzaban a temblar producto de las múltiples contusiones recibidas.

-¡Westwood, ayúdame. Maldición!- Ante el grito de la mujer, el interrogador pareció espabilar, soltando súbitamente el cuchillo con el que mantenía inmovilizado a Kalen y levantándose dispuesto a enfrentar a la criatura, quien a su vez, quizás por locura o por instinto de sentir la presencia de su manada en las proximidades, lanzo un profundo aullido al cielo, lo suficientemente potente como para hacer que a Kalen le zumbaran los oídos.

La mujer de la espada aprovecho este momento de distracción para dar una estocada al hombro del licántropo dejando este momentáneamente inmovilizado, esto sin embargo demostró ser un error, puesto que al ver su brazo izquierdo inútil, el monstruo procedió a dar un fuerte pisotón en el pecho de la exorcista, dejándole sin aire y con múltiples heridas cortantes a un costado de su abdomen, ninguna de estas severas, pero muy dolorosas.

-…Trinity… Mueve. El. Culo.-

-La paciencia es una virtud María, lo bueno siempre tarda en llegar- Comento aquel hombre que ahora había adoptado una posición erguida con las rodillas semiflexionadas, una de sus manos se hallaba a la altura de su cintura, y de esta comenzó a manar un tenue brillo color verde claro, como una nube de humo que empezaba a solidificarse alrededor de los dedos del exorcista.

Ajena a la vista de todos, una pequeña figura se abría paso por la puerta de la sala de interrogación improvisada, Kalen Otero pudo ver con esperanza en sus ojos, que de alguna forma el fiel Wilson se las había arreglado para aprovechar la confusión e infiltrarse en el interior de la casa, y ahora le miraba desde el umbral de la puerta, expectante de las ordenes de su amo.

FDI:
Pues bueno, no queda mucho para terminar esto, espero que la pasemos bien con lo que queda de aventura ;D.

Cualquier duda me consultan por mp o por la taverna o la chatbox si me ven conectado

_________________



Long live the King!
avatar
Enkei

Mensajes : 578
Fecha de inscripción : 15/07/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Vie Ene 20, 2017 6:40 pm

El inquisidor no dejaba de lucir calmado en ningún momento, quizás se debía a que fumaba como si fuera a morir pronto (quizás muera de cáncer antes que yo por la condena), pero debo admitir que el hijo de perra tenía estilo, siempre tan relajado, yo podría haberle seguido el juego…. No, de hecho no, porque el desgraciado me clavo la mano a la mesa con un cuchillo (espero que no le haya dado a ningún tendón), yo tenía las manos debajo de la mesa sosteniendo el habano y las hojillas, no sé porque habré sacado una mano (supongo que fue porque solo necesitas una para sostener el puro), lo más interesante es que volví a dejar que me lastimaran sin ofrecer resistencia alguna, habiendo recibido daño más de 3 veces en menos de una hora y por el mismo sujeto, uno pensaría que por lo menos me echaría para atrás si dicho sujeto sacaba un cuchillo, pero tuve otro ataque de retraso mental y presiento que no será el último, tendré que ir haciéndome a la idea de que soy un imbécil que se queda quieto cual saco de boxeo.

-¿Olvidaste los grilletes en tu casa.... maldito…. Cretino?…-, hice un gran esfuerzo por no gritar, dolida bastante, pero no quería darle el gusto de verme sufriendo, no es que ya me estuviera acostumbrando al dolor, pero últimamente se había vuelto algo frecuente. El inquisidor examino la herida y dijo que después de todo sería el de al lado, ¿qué rayos significaba eso?, parece que lo descubriría pronto pues un alboroto en la otra habitación seguido de una nube de polvo y escombro (¿hace cuánto no limpiaban este lugar?) nos revelo una escena bastante interesante de la inquisidora peleando contra uno de los Stevenson (quizás).

Ni mi sonrisa ni mi dicha podrían ser más grandes (bueno, quizás si no tuviera un cuchillo clavado), parece que mi plan funciono, esos sarnosos habían venido a rescatarme (o matarme) para mantener en secreto sus identidades, espero que se hayan desecho de la carta que les envié, si seguían mis instrucciones, pronto me traerían todas mis cosas…. No, de hecho esas cosas deben estar confiscadas por los inquisidores, pero aún tengo un cuchillo (¿de veraplata?) y a ¿Wilson?, ¡si, es Wilson!, de alguna manera logro llegar hasta aquí, ahora definitivamente mi dicha no podía ser mayor. Con un ataque bien coordinado podríamos lograr vencer al odioso ensombrerado, aunque se defienda y evite que yo lo apuñale, Wilson inmediatamente saltaría en su cara con las hojillas y lo dejaría ciego, claro y después podría ir con una pistola a martillo de brujas y vencer yo solo a toda la Eclesia….. No, ese plan apestaba, lo mejor sería tratar de escapar, no voy a vencer a nadie con una herida tan grande en mi mano, no sin perder mucha sangre, y tampoco me gusta la idea de arriesgar tanto la vida de mi amigo.

Le hice una señal a Wilson para que se me acercara, la prioridad en este momento era salir de aquí con vida. Para eso tendría que reunir una buena cantidad de valor y sacar el cuchillo de mi mano sin gritar mucho, por suerte guardar la calma es de las cosas que mejor se me da (a menos que alguien me engañe con un habano, al parecer son mi debilidad y las únicas cosas que puedo oler). Con una voz baja le dije a mi amigo que me contara todo lo que paso mientras yo no estaba cerca de él, eso me relajaría lo suficiente para alejar la tentación de relajarme con el habano que tenía en la otra mano -. ... --- / ... . / ...- . / -.. --- .-.. --- .-. --- ... --- .-.-.-

Esas hojillas serian útiles después de todo, use uno de los pedazos para cortar un poco las mangas de mi camisa y terminar de arrancarlas con mi mano, fabricar un improvisado vendaje y atar mi ante-brazo para bajar la presión sanguínea. Ahora venía la parte difícil, mordí el habano con los dientes, puse un pie en la mesa para facilitarme la tarea y presione bien las nalgas poco antes de tomar el cuchillo con mi otra mano y sacarlo de una sola vez, inmediatamente después Wilson escupió una sustancia roja en la herida y yo la envolví con la venda. Durante todo momento me asegure de ser lo más silencioso posible, dudo que el inquisidor ignore a su amiga en problemas para evitar que yo trate mi herida, pero tampoco es algo que me sorprendería.
Acciones:
Solicito que por MP me cuenten la informacion que Wilson compartira con Kalen.
-Kalen curara su mano (usara su habilidad “manos de ingeniero” para mayor velocidad y eficiencia al crear los vendajes).
-Wilson usara su habilidad “glándulas SRA” en la mano de Kalen (una vez que el cuchillo este fuera).
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Dom Feb 05, 2017 8:22 pm

Mientras Henrick hablaba, la mente de Rath retrocedió hasta la casa de la que acababa de salir. No recordaba cómo se cerraba la puerta, pero sí que había tres habitaciones aparte de la suya propia en el hogar del médico. Dos de ellas estaban iluminadas. En una tenían a Castañeda. En la otra...

-Escuchad, si es cierto que Dave no tiene autocontrol, si le hacen la misma prueba que a mí es posible que salte. La inquisidora me puso un filete prácticamente crudo y sangrante delante mismo de las narices. Supongo que esperaba provocar algo. En cuanto a Dave, no le vi, pero si estáis seguros de que lo llevaron dentro... no me pidáis que entre. Ya me han visto y a no ser que estéis dispuestos a no dejar supervivientes, es mejor que no sepan que tengo que ver con ello. Pero os daré toda la información que pueda - concedió.

Los tres fueron en dirección a la casa del médico. Rath habría temblado ante la perspectiva de acercarse al edificio de un muerto, no ya por superstición sino por saber que en su interior estaban un crío inestable capaz de convertirse en una fiera temible, un tipo extraño del que no sabía exactamente qué pensar y tres inquisidores que serían más que capaces de ajusticiarle sin miramientos por dar falso testimonio, no digamos ya por complicidad.

-Como dices, no creo que esperen un ataque. No recuerdo que hubiera ningún tipo de cerrojo o traba en la puerta, así que eso es una incógnita. Dentro de la casa hay cuatro habitaciones. Las ventanas debían estar cerradas, aunque no creo que las atrancaran. Seguramente estén sin luz dos de ellas: en la que me tenían a mí y otra más. Las dos que tenían luz debe ser donde tengan a Castañeda y a Dave. Según entréis habrá una inquisidora examinando el cuerpo del médico. Otro estará sin duda interrogando a Castañeda, pero no sé qué hará la que me cuestionaba a mí.

El artífice iba enumerando todos los detalles conforme se acercaban a la casa. Cuando les separaban apenas unos metros, Rath se dio cuenta del detalle: las ventanas sí que estaban claveteadas. A juzgar por la posición de las mismas y la puerta, la habitación donde había sido retenido era la única que carecía de esas medidas extra.

-Maldita sea. Eso limita las formas de entrar.

Rath sugirió que alguien se quedara fuera y lanzara algo contra la ventana sin protecciones, buscando causar alboroto. Los inquisidores seguramente se distraerían lo suficiente como para asomarse, y si no veían a nadie, al menos alguno sería enviado a investigar. Eso al menos les dejaría con un problema menos... El propio inventor iba viendo cómo ese plan y otros tantos hacía aguas por todas partes y trataba de pensar en algo más, cuando un aullido inesperado le puso los pelos de punta. El matrimonio de joyeros se movió a la par como activados por un resorte y Henrick tomó una decisión. Entraría sin contemplaciones.

-¡Aguarda! - dijo Rath entre dientes. Se quedó quieto en el sitio, pero sus manos sí que se movían a gran velocidad. En apenas unos segundos había sacado uno de los frascos* que tenía en su mochila y vaciado su contenido. En el mismo vertió algo de otro frasco, una especie de polvo blanco y polvillo mineral de magnesio. Rath le cedió el frasco a Ela y le dio también otra botella diminuta con algo que parecía sal.

-Cuando Henrick abra la puerta, antes de que entre, vierte el contenido de la botellita en el frasco, espera un segundo y tírala dentro. Causará un estallido de luz y un ruido fuerte, quizá les aturda.

A continuación, se acercó al joyero y puso la mano del guantelete sobre él.

-Voy a acelerarte. Notarás un ligero calambre, pero no te preocupes, no será permanente. Preparaos, a la de tres. Buena suerte - deseó.

Sin más preámbulos, contó hasta tres. Una descarga del guantelete recorrió a Henrick, un impulso adicional para lo que estaba a punto de pasar. Rath se puso la mascarilla y la capucha. Confiaba en poder alejarse antes de que ocurriera algo más.

Spoiler:

*Voy a asumir que tengo mis cosas encima. Sospecho que del mismo modo que a Kalen le saquearon el cuarto y trajeron sus cosas a la casa del médico, harían otro tanto conmigo y por ello lo habría recogido todo al salir. Si no es así, avísame para editar.

Uso Don del artífice para preparar una especie de granada aturdidora con lo que tenga encima, y gasto una carga del artefacto para conceder a Henrick Impulso chispeante.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Enkei el Jue Feb 16, 2017 10:18 am

Kalen


Ante el llamado de su amo, Wilson se dirigió con presteza en dirección de Kalen, pasando por entre las piernas del monstruo sin siquiera ser notado por el mismo, en cuanto llego a objetivo escucho atentamente las ordenes del terrorista y, en su particular manera de comunicarse, dio noticia Kalen de lo que había pasado.

Traducido del lenguaje ratonil:
La carta que enviaste para los Stevenson fue destruida, Dave la recogió mientras salia a comprar pan, fue leyéndola en el camino y la destruyo antes de llegar a su destino, los exorcistas lo vieron hacer esto, encontrando su actitud sospechosa, y lo interceptaron al caer la noche, cuando estaba regresando a su casa con provisiones para marcharse junto con su familia.

Tras presenciar esto, fui a buscarte pero note que no estabas en tu cuarto, por lo que me dirigí al alijo de armas pero los exorcistas se me habían adelantado, apenas me vieron abrieron fuego con una ballesta contra mi pero logre escapar escondiéndome entre los cimientos de la casa. Estuvieron buscándome por un tiempo, por lo que tuve que esconderme y me vi incapaz de recuperar las armas, en cuanto dejaron de buscarme fui a buscar a los Stevenson y los encontré hablando con el ingeniero Rath, aparentemente sabían dónde te tenían cautivo por lo que los seguí hasta aquí, estamos en la casa del médico, tus cosas están en el recibidor, pero no pude recuperarlas porque estaban bajo vigilancia.


Mientras el fiel ratón de laboratorio pasaba el informe a Kalen, la bestia hizo un movimiento sorpresivo, clara muestra de que había al menos un resquicio de inteligencia detrás de toda esa furia y salvajismo. Con la misma pierna con la cual tenía apretada a la exorcista, contrajo los dedos de su pierna y, de manera similar a una persona que levanta algún objeto pequeño con los pies; logro un agarre lo suficientemente firme en el cuerpo de la mujer como para lanzarla disparada con un movimiento de su pierna, directo hacia donde se encontraba Trinity.

El exorcista por su parte, hizo una mueca, abriendo un costado de su boca, dejando ver los dientes apretados a la vez que su mano terminaba de materializar la familiar forma de un largo revolver calibre 50, el cual a pesar de parecer hecho por completo de una especie de humo verdoso, fue perfectamente capaz de disparar una rápida sucesión de dos balas que pasaron rozando el cuerpo de Maria (que ya se encontraba volando hacia su dirección) ambos proyectiles espectrales impactaron uno en el hombro izquierdo de la criatura, y el otro en su pierna derecha, un poco por encima de la rodilla.

La bestia se derrumbo sobre si misma mientras el cuerpo de Maria se estrellaba contra la humanidad del pistolero Trinity, enviando a ambos contra la pared. Mientras tanto, la herida en la mano de Kalen soltó un considerable chorro de sangre que el SRA de Wilson no tardo en sellar efectivamente, la camisa utilizada para el vendaje no era exactamente estéril, por lo que debería ser cambiado más adelante para prevenir infecciones… pero que de todos modos hacia un trabajo decente de momento.

Mientras Kalen terminaba su vendaje, pudo ver como Trinity se quitaba presurosamente a la mujer de encima y apuntaba a la bestia desde el suelo, el exorcista jalo 3 veces del gatillo e inmediatamente 3 agujeros de aproximadamente 1 centímetro de diámetro aparecieron en la pared, en el lugar donde la criatura solía estar un segundo antes. Si algo quedaba claro, era que pese a estar lastimada la criatura era extremadamente ágil, viendo como desde su precaria posición fue capaz de saltar hacia un costado a último momento, aterrizando justo al lado de Kalen.

Antes de que el tirador pudiera vaciar su última bala en la recamara, el licántropo tomo la mesa con su mano sana y se la arrojo a los exorcistas, el disparo de Trinity abrió un hueco en la madera, pero extrañamente ningún proyectil pareció seguir de largo, ya sea impactando al monstruo o a alguna pared cercana; Mientras que la mesa en si era detenida por una patada de la mujer quien ya se encontraba de pie y con una expresión de cabreo extremo en su rostro.

La bestia se preparo para abalanzárseles sin prestar mayor atención a Kalen, en cuanto el terrorista pudo ver como un pequeño hilo plateado flotaba discretamente, proveniente de la habitación contigua desde la cual había emergido el licántropo junto con la exorcista. El hilo se desplazo suavemente por el aire hasta las piernas de la criatura y, sin que esta se diera cuenta, las ato de manera similar a quien ata los zapatos de un amigo para jugarle una broma. Al momento de saltarles encima, la criatura cayó de bruces contra el suelo, confundida, sin saber exactamente qué pasaba torno su atención hacia el extraño hilo que le aprisionaba, en el momento que intento cortarlo con sus zarpas Kalen pudo ver como las retiraba violentamente, como si al intentar ejercer presión sobre las mismas, estas le hicieran daño.

Los exorcistas por su lado se preparaban para continuar su ataque en cuanto se pudo escuchar un portazo en la parte delantera de la casa.

-¡Daniela! ¡Activa las trampas, ya! ¿¡Estas bien!?-

Si Kalen miraba en dirección del agujero en la pared, vería a una joven de cabellos cortos cortos teñidos de violeta-platinado, y que se encontraba sentada contra la pared. La muchacha, quien presentaba una herida bastante considerable en el vientre, simplemente respondería levantando el pulgar de la mano que no estaba utilizando para presionar sus heridas.

-¡Entonces ve a ver qué pasa! ¡Y da una mano de ser necesario!  Nosotros nos encargamos de esto…- Ante la orden la muchacha se levantaría temblorosamente y comenzaría a caminar en dirección de la puerta que conectaba su habitación con el pasillo.  Trinity mientras tanto preparaba una nueva ronda de disparos, sosteniendo su pistola espiritual frente a si mientras la miraba fijamente y murmuraba unas misteriosas palabras, una serie de balas de energía comenzaron a materializarse 1 por 1 en el tambor del arma.

Kalen por su parte parecía estar pasando inadvertido, en el quedaba lo que quisiera hacer si es que quería hacer algo en lo absoluto, si salía por la puerta se encontraría a la exorcista de cabellos platinados dándole la espalda, un poco más adelante estaría una exorcista pelirroja, a punto de tranzarse en combate con lo que parecía ser otra criatura mas, estos 3 cuerpos bloqueando su camino hasta sus preciosas armas, aunque en última instancia Kalen tendría la ventaja del elemento sorpresa, además del sigilo de su amigo roedor. Si se quedaba adentro quizás pudiera encontrar alguna forma de ayudar al hombre lobo o, si lo deseaba, a los exorcistas en un afán de limpiar su nombre.

Rath


La granada aturdidora que había hecho Rath, pese a lo precaria hubiera resultado bastante efectiva confundiendo a los enemigos por un instante. Hubiera, de haber habido alguien al otro lado de la puerta en cuanto Henrick la abrió de una patada.

Henrick entro como un toro embravecido, espada en mano y prácticamente corriendo, eufórico a causa del impulso que Rath le había propinado segundos antes. Y fue este apuro en la desesperación de recuperar a su hijo lo que causo que el licántropo no notara como una discreta trampa para osos se deslizaba furtivamente de debajo de un agujero en la pared, movida por un finísimo hilo plateado que el artífice solo fue capaz de notar en cuanto el mismo se ilumino de blanco al impactarle la luz de la luna, aunque para ese entonces ya era tarde.

El sonido del resorte se disparo, siendo solo precedido por el infame grito de Henrick, quien veía su avance detenido por el perverso mecanismo cuyos dientes mecánicos mordían con fuerza la pierna del joyero quien, a causa del dolor se doblo involuntariamente hacia adelante, al verse tensado, un nuevo hilo de plata se hizo visible, solo que esta vez Henrick pudo prevenir el efecto de la trampa que acababa de activar, agachándose para esquivar un virote pesado de ballesta que le paso de largo, pasando también a solo centímetros del rostro del artífice.

-Tsk, estuvo cerca- Murmuro una voz en las sombras, si Rath volvía su vista hacia la fuente de sonido vería a una jovencita de cabellos aparentemente plateados, y que presentaba una herida sangrante en su abdomen.

-Al menos lo inmovilizaste, así será más fácil despacharlo sin arriesgarnos…- Comento la misma chica pelirroja que había interrogado a Rath anteriormente, se encontraba saliendo de una habitación cercana, espada en mano; Sus palabras fueron interrumpidas en lo que Henrick daba un rugido de furia y tomaba la trampa con ambas manos, abriéndola forzadamente y liberando su lastimado pie finalmente.

-Decias…- Comentaba la chica de cabello platinado con expresión aburrida en su rostro.

Ela, quien se había quedado expectante hasta el momento, pareciera que se harto de esperar ella misma, y ante los mismísimos ojos del artífice, comenzó a transformarse, su cuerpo contorsionándose y cambiando en una serie de repugnantes sonidos cárnicos, al cabo de segundos, la mujer había cambiado de forma completamente.

Ela:

Sin dudarlo un momento, la mujer-lobo dio un tremendo salto hacia arriba, aferrándose al techo con sus garras y comenzando a “reptar” por el mismo en dirección a las exorcistas, probablemente una táctica para evitar las trampas que pudieran haber sembrado en la habitación.

La táctica de Ela no le duro mucho, en cuanto la mujer pelirroja lanzo una pequeña flecha desde un mecanismo de su muñeca, la licantropa se vio obligada a impulsarse diagonalmente para esquivarlo, activando accidentalmente una trampa que llego a tocar solo con la punta de su cola, esto activo una lanzadera oculta encima de una biblioteca, que disparo una boleadora que logro enrollarse en mitad de su cuerpo, desestabilizándola y haciendo que cayera al suelo a unos pocos metros de la exorcista pelirroja, en donde una de las bolas cayo por sobre otro hilo plateado, accionando un mecanismo que hizo que una multitud de dardos cayeran sobre el cuerpo de Ela, no causaron mucho daño a causa del grueso pelaje de la misma, pero no cabía duda de que el daño que podían causar en un cráneo desnudo no era cosa de chiste.

En el exterior, el sonido de una lámpara de aceite golpeando el suelo de piedra hizo que la atención de Rath recayera sobre un simple pueblerino, probablemente parte del grupo encargado de las rondas nocturnas. El hombre, de no más de 30 años, había dejado la lámpara caer accidentalmente luego de presenciar la inhumana transformación de Ela, y ahora se encontraba paralizado con una expresión de terror absoluto en su rostro, probablemente listo para salir corriendo a traer al resto del pueblo (antorchas en mano) consigo.

Regresando al interior de la casa, Henrick se movía cuidadosamente esquivando la miríada de hilos plateados que servían como detonantes para quien sabe cuántas trampas y artilugios dañinos a la espera de ser activados; pero su pierna le dificultaba el trabajo una enormidad, por lo que era un proceso lento y tedioso mientras observaba a la exorcista pelirroja acercarse amenazantemente a su mujer, quien recién ahora lograba ponerse de pie y en posición de pelea.

La otra exorcista, por su parte, parecía estar completamente concentrada ahora, como si mantener la intrincada telaraña de trampas le exigiera de todo su poderío mental.

F.D.I:

Rath: Si, tus cosas te fueron devueltas al salir , al final de la aventura se descontaran los componentes alquímicos gastados para hacer la granada

_________________



Long live the King!
avatar
Enkei

Mensajes : 578
Fecha de inscripción : 15/07/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Dom Feb 26, 2017 2:25 pm

Finalmente algo salió bien, literalmente, el cuchillo salido de mi mano y logre aplicar los pertinentes primeros auxilios, solo espero que usar la tela de una camisa como vendaje no me traiga problemas – . .-.. / ... .-. .- / . ... / .- -. - .. ... . .--. - .. -.-. --- .-.-. -……  -¿qué?-, decidí hablar eso con Wilson después, ahora debía concentrarme para volver a la pelea (quizás el ruido llamara la atención). Tuve la idea de apuñalar al del sombrero por la espalda, pero el infeliz materializo un revolver, no entendí como lo hizo, aunque debo admitir que lucía bastante genial.

Luego de un par de disparos (eso definitivamente hará mucho ruido) lo siguiente que vi fue a la chica chocando contra el pistolero. De repente la criatura salto aterrizando al lado mío, pero sin atacarme. Este era un buen momento para integrarme al combate, unir fuerzas con ese monstruo para vencer a los exorcistas, o al menos eso pensé mientras me escondía bajo la mesa….. -¡-.-. --- -... .- .-. -.. . .-.-.!-, -Maldición Wilson, sabes lo que paso la última vez que estuve junto a uno de estos monstruos, además, necesito mis armas, yo jamás mate a otra persona de frente y con un cuchillo-.

Mi escondite no duro mucho tiempo, la bestia tomo la mesa y la avento contra los agentes de la Eclesia, yo me moví rodando a mi derecha para no estorbar entre el Monstruo y la pistola del ensombrerado que por alguna razón, abría huecos considerables pero no atravesaba las cosas (¿balas de plasma?). La criatura parecía estar a punto de atacar de nuevo cuando una serie de delgados hilos lo atraparon, no estaba seguro de lo que sucedía, creo que escuche a alguien entrar por la fuerza a la casa, vi a una mujer herida y con un raro peinado levantarse para activar las trampas, o al menos eso fue lo que escuche (supongo que vamos perdiendo).

Este parecía un buen momento para huir, quizás si corría, podría escapar de aquí y dirigirme al taller, improvisar alguna bomba y esperar escondido hasta que todo termine, atacar por sorpresa a los sobrevivientes de esta escaramuza y recuperar el resto de mis armas, o largarme del pueblo y volver a Todheim, ¿quién dice que no puedo fabricar más armas?.

Pero ya era un poco tarde para eso, por reaccionar de manera precipitada, no pensé bien en lo que hacía, quizás impulsado por el odio o la adrenalina, no quise escapar y como un tonto me abalance sobre los hilos y los intente cortar con el cuchillo de veraplata. Se parecían a mi nilón de fibra de carbono por lo que seguí el mismo principio que uso para cortarlo, tomando los hilos con una mano para tensarlos y serruchando con la otra.

Si lo lograba sin que me dispararan, lo siguiente que haría sería correr hacia mis armas, pero teniendo cuidado con las trampas, por suerte tengo a Wilson y su excelente visión que me avisara con antelación para no caer en ninguna (eso espero), Mientras todo esto sucedia, Wilson me narraba lo que ocurría en la otra habitación.

-- -- .- ... / .-.. --- -... --- ... / . -. - .-. .- .-. --- -. --..-- / -.-. .- -.-- . .-. --- -. / . -. / - .-. .- -- .--. .- ... --..-- / . .-.. .- / . ... - .- / .--. . .-.. . .- -. -.. --- --..-- / .-. .- - .... / . ... - .- / -.-. . .-. -.-. .- / -.. . / .-.. .- / . -. - .-. .- -.. .- .-.-.-
Acciones:
-Kalen intentara cortar los hilos

-Wilson intentara usar su empatia y afinidad animal para comunicarse con Dave
En lenguaje animal:
te ayudaremos, somos amigos, tu familia esta aqui, peleando en el otro cuarto, no querras que te encuentren en el piso....
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Dom Mar 05, 2017 10:40 pm

La cosa empezó tal y como imaginaba: patada a la puerta y entrada en tromba. El impulso duró poco, no obstante, y pronto se reveló que los inquisidores habían tomado una serie de precauciones de las que Rath no había sabido nada durante su estancia entre ellos. De hecho, no recordaba que le hubieran hecho pasar por sitios concretos para esquivar los cables casi invisibles que las activaban. Henrik cayó, y a continuación Ela fue la que entró... de una forma que era todo menos convencional.

El artífice se mantuvo fuera, oculto entre las sombras fuera del alcance de la luz que salía por la puerta, pero pudo ver el momento en que, a pesar de estar en el techo, otra trampa se activó e hizo caer a la mujer lobo.

-Maldita sea, esa casa tiene más trampas que suelo... Espero que se den cuenta de que no hay trampas donde están los inquisidores - masculló. Entonces un sonido a su derecha llamó su atención. Había un hombre, justo detrás de donde había estado Ela. Una lámpara en el suelo reveló la causa del sonido, e iluminó el rostro entre perplejo y totalmente aterrorizado. Rath maldijo de nuevo. Seguro que le había visto. Incluso con la capucha puesta, de nada serviría que no le reconociera si se disponía a reunir al resto del pueblo. Si eso llegaba a ocurrir, bien podían sospechar de él sólo por estar en semejante escenario. Además, era posible que el hombre le hubiera visto con la mujer poco antes de su transformación y no había huido, de modo que no tardaría en volar sobre él la sombra de la sospecha.

Había que hacer algo, pero ¿qué? No iba a atacar al hombre, no era un asesino. Por otro lado, no creía que pudiera elaborar una mentira lo bastante convincente o a tiempo. Al final, optó por repetir la maniobra anterior, con una variación.

Aprovechando la expresión boquiabierta y la mirada fija del hombre, extendió el guantelete y un estallido de luz alteró la oscuridad de la noche durante menos de un segundo. Ni un sonido, sólo un fulgor súbito. Sin duda eso dejaría al pobre aldeano prácticamente ciego y llevándose las manos a los ojos. Entonces Rath se acercó y se colocó detrás de él. Sólo tenía que esperar, pero el tiempo corría, de modo que le dio dos toquecitos en el hombro para que se volviera en la dirección deseada. Una vez que estuvo enfilado hacia la calle más larga a la que se podía acceder desde allí, Rath volvió a aplicar una descarga, en este caso en la espalda del vigilante. Confiaba que eso bastase para que no pudiera parar de correr... al menos hasta el primer muro. Con suerte para entonces el efecto estaría casi terminado y no llegaría a chocarse. El artífice deseó con toda su alma que para entonces le faltase tanto el aliento que no pudiera ya ni gritar.

-Lo siento, amigo... - musitó mientras veía cómo se alejaba.

Confiando en que eso les diera algo de tiempo, Rath movió la cabeza de lado a lado hasta que la vio: la improvisada bomba aturdidora, que Ela había dejado caer al transformarse. Si al final se formaba una turba, eso vendría muy a mano.

Acciones:

Quizá este turno me he tomado alguna licencia con las reacciones del aldeano, de modo que si lo consideras necesario editaré. Es que no tenía idea de cómo plantearlo dejándolo abierto para que pusieras el resultado al mismo tiempo...

Uso Destello cegador y luego Impulso chispeante en el pobre hombre. Luego, si me da tiempo, recojo la bomba improvisada.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Enkei el Vie Mar 17, 2017 4:46 am

KALEN:


El arriesgado impulso de Kalen cosecho sus frutos en cuanto la parte serrada del cuchillo logro rasgar el duro hilo de plata que mantenía aprisionado al lobo, quien se limito a mirar con incredulidad al humano que arriesgaba su vida para ayudarle.

-Grrr..ias- Musito la criatura tras escuchar las indicaciones de Wilson, su hocico aun babeante y con una mirada de completa locura en sus ojos. Aun así, parecía que aun quedaba una chispa de cordura en la mente del joven Dave Stevenson.

Dos balas de energía partieron rápidamente en dirección de Dave, quien las esquivo habilidosamente impulsándose a un costado con sus 4 piernas, Kalen salió casi impoluto de este intercambio, una de las balas de energía rozando su oreja causo no más que una pequeña herida superficial, mientras que el otro disparo abrió un agujero considerable en el espacio entre sus piernas.

Kalen aprovecho la oportunidad para salir corriendo en busca de sus armas, lo cual sería tarea difícil puesto que tendría que pasar justo al lado de las exorcistas sin que estas se molestaran en detenerle. Afortunadamente Kalen no estaba solo, puesto que mientras estaba en carrera fue tomado del pescuezo por una mano enorme y peluda, y arrojado a toda velocidad hacia el otro lado de la sala, cayendo relativamente cerca de sus armas. El aterrizaje no fue indoloro ni mucho menos, pero a grandes rasgos el terrorista no sufrió ninguna herida de consideración.

Durante su vuelo, Kalen pasó de largo tanto a la exorcista de cabello platinado como a la pelirroja, y pese a lo que Kalen pudiera haber temido respecto a activar accidentalmente alguna de las trampas del salón, fue grata sus sorpresa en cuanto vio los hilos de plata retorcerse y caer serenamente en el suelo como las hojas muertas del otoño. Si el terrorista levantaba la cabeza podría dilucidar el porqué.

Directamente junto a su madre se hallaba el joven Dave aun transformado pero notablemente más tranquilo, con una mano ayudaba a Ela a deshacer los hilos que la mantenían aprisionada; Mientras que con la otra sostenía una masa roja y sanguinolenta, dejando un largo hilo carmesí que culminaba en la mano de Dave pero surgía desde un agujero horroroso ubicado en el costado derecho del abdomen de Daniela, aun desde su posición Kalen podía dilucidar que la muchacha habría perdido buena parte del hígado y el intestino grueso.

RATH:


El estallido de luz provocado por Rath  fue suficiente para dejar completamente ciego al hombre aun desde su distancia. Ahora aquel pobre campesino no hacía más que dar manotazos tontos al aire en su desesperación por la repentina pérdida de la vista, pero con un poco de cuidado el artífice fue capaz de escabullirse con facilidad en la dirección deseada para llamar la atención del hombre.

Confundido, el aldeano se volteo en dirección de Rath mientras balbuceaba palabras incoherentes e intentaba tocarlo con sus manos, el impulso administrado fue suficiente para que el desacostumbrado cuerpo del hombre se viera forzado a activar todos sus músculos de golpe, obligándole a iniciar una carrera ciega por las calles de la ciudad, todo de acuerdo al plan de Rath salvo por una pequeña excepción, a mitad de camino el artífice pudo ver como aquel hombre tropezaba a toda velocidad con una piedra sobresaliente de la calle, cayendo de cara al suelo y quedando completamente inconsciente por el impacto.

Por otro lado, Rath estaba casi a punto de lograr recoger su granada aturdidora, en cuanto fue testigo de cómo un agujero aparecía de la nada en un costado del recipiente, mezclando los componentes en el proceso y desencadenando la reacción de los mismos un fuerte estallido de luz y sonido que hizo trastabillar y caer sentado al artífice, si levantaba la vista vería a un hombre emponchado sosteniendo una humeante pistola que parecía ser mas gaseosa que solida y apuntándola en su dirección. Pese a que Rath temió por un segundo que el cañón de aquel revolver espectral supusiera el final de su vida, el alivio no tardo en llegar en cuanto vio al hombre abrir el tambor del arma y comenzar a murmurar unas extrañas conjuraciones mientras miraba fijamente la recamara del revólver. Solo en ese momento de tranquilidad Rath pudo notar que el pistolero estaba acompañado por una mujer morena de reveladora vestimenta y cuerpo cubierto de heridas.

AMBOS:


-¿Daniela? ¿Dani? Vamos, no juegues conmigo, reacciona, tenemos trabajo que hacer, reacciona de una vez… ¿Dani?- Decía la chica pelirroja mientras sostenía en brazos el cuerpo de su compañera, zamarreándolo con delicadeza e intentando abrir sus ojos a la fuerza.

-Los cadáveres no hablan chica, la sepultaremos después, por ahora… Dame la pócima- Exclamo la mujer morena mientras colocaba una mano sobre el hombro de la pelirroja, el odio y la furia eran prácticamente tangibles en la voz de la mujer, su mirada penetrante fijada en los dos licántropos frente a sí.

La chica de cabello escarlata, con lagrimas comenzando a caer de sus ojos, saco con mano temblorosa un pequeño frasco de cristal que contenía una sustancia opaca de color indefinido, la capitana tras recibirla quito el corcho en un instante y se la bebió toda de un solo trago. Algo cambio en la mujer tras consumir el extraño liquido, quizás fuera su mirada, quizás su manera de avanzar amenazantemente hacia los Stevenson, o quizás el ruido que hacían sus dientes al chocar de manera psicótica entre si, casi como el cantar de una cigarra; pero si antes la ira era notable en la voz de la mujer, ahora era notable incluso en el aura misma de la exorcista.

Avanzando lenta pero decididamente, la capitana arrojo su estoque hacia un costado, el mango del mismo completamente deformado por la presión de sus dedos, un detalle que quizás solo Wilson fuera capaz de notar, eran las astillas que las botas de la mujer levantaban del piso con solo caminar sobre él.
Viendo a su familia amenazada, Ela actuó como toda loba en busca de proteger a su cría, ya libre, se lanzo contra la exorcista dando un zarpazo descendente con intención de despedazar el hombro de la exorcista, quien en lugar de recibir el golpe fue capaz de frenar en seco el brazo de la licantropa, antes de que Ela pudiera responder, la capitana le había agarrado de una pierna, comenzando a azotar el cuerpo de la loba contra el suelo múltiples veces, en cuanto su hijo Dave salto a la defensa de su madre, fue rechazado por la exorcista norgon, quien uso el mismo cuerpo de Ela para lanzar al joven contra una biblioteca cercana.

Aburrida de jugar con su presa y centrada en hacer pagar al asesino de su compañera, María lanzo un grito inhumano a la vez que arrojaba el cuerpo de Ela con todas sus fuerzas hacia una esquina de la casa, rompiendo una columna de apoyo en el proceso. La exorcista María mientras tanto, comenzaba a caminar lentamente en dirección del aun derribado Dave.

Detrás de la capitana, la exorcista pelirroja ya parecía haber recuperado la compostura. –Déjalo salir Tara, déjalo salir todo…- Exclamaba Trinity con la mirada fija aun en su revólver… 3 balas de 6.

Henrick mientras tanto, consciente del peligro que acontecía, había dispuesto el comenzar a transformarse para poder ser de más utilidad en la batalla. Lamentablemente el proceso fue interrumpido por una tremenda patada a su mandíbula, propinada por la enfurecida Tara, que se hallaba blandiendo su espada propia en una mano y la de Trinity en la otra, su capucha se le había corrido a causa de su carrera por alcanzar a Henrick, dejando a la vista un rostro joven y delicado, completamente transfigurado en una expresión de furia, la cara enrojecida y los dientes apretados.

La pelirroja soltaba una andanada de ataques sin parar contra Henrick, quien se defendía lo mejor que podía con su mandoble contra las espadas dobles de la exorcista, la lógica dictaba que la chica tarde o temprano se cansaría de atacar sin cesar y Henrick encontraría su oportunidad de contraatacar. Sin embargo tal cosa no parecía estar cercana a pasar, al menos no antes de que Trinity terminara de cargar su arma, o Maria terminara con Dave.

Ela, quien se encontraba detrás de Kalen, aun estaba consciente, pero no podía unirse a la trifulca a causa de que se encontraba usando todas sus fuerzas para sostener el pilar de madera que había roto momentos antes, era muy probable que si la licantropa dejaba de sostenerlo, la totalidad del techo se cerniera sobre las cabezas de los presentes.

4 balas de 6.

F.D.I.:

Perdón por la tardanza, no es un muy buen momento, en fin, aquí tenéis el post ^^.

Mapa ilustrativo con las posiciones de cada quien.
Row row, paint the powah:

KALEN: Estas un poco dolorido product de ser lanzado por un hombre lobo a lo largo de la habitación, pero sin heridas graves. Puedes ver a todos menos a Rath.

RATH: Tienes el estado alterado confusión por tu propia granada. Puedes ver a todos menos a Kalen y Ela.


_________________



Long live the King!
avatar
Enkei

Mensajes : 578
Fecha de inscripción : 15/07/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Kalen Otero el Sáb Mar 25, 2017 7:26 pm

En cuanto corte los hilos, el monstruo, digo, Dave pareció estar agradecido, aunque no había tiempo para analizarlo, -!- Wilson cambio de morse al lenguaje que inventamos y rápidamente me advirtió que me agachara, me deje caer de espalda boca arriba cuando una bala roso mi oreja y otra paso entre mis piernas (poco más arriba y no la habría contado). Con el mismo movimiento rodé hacia atrás y di la vuelta para correr hacia la salida, la exorcista no parecía tener intenciones de dejarme pasar, -o_o- pero fui levantado por uno de los Stevenson y arrojado contra la pared de la siguiente habitación (solo faltaba que me doliera la espalda).
. ... - --- / ... . / ...- .- / .- / .--. --- -. . .-. / -... ..- . -. --- .-.-.  

Dicha infinita cuando note que aterrice junto a mis armas, pero recordé rápidamente que yo no era el único con potencia de fuego, quizás había sido pura suerte que las balas del ensombrerado aun no hubieran matado a nadie. Y ahora tenía buenos motivos para volarnos la cabeza a todos pues parece que a su amiga (¿de cabello plateado?) le sacaron el relleno cual poyo antes de cocinar. Pero quien más me preocupaba era la espadachín quien bebió alguna clase de sustancia que le dio una fuerza inhumana con la que empezó a darle una paliza a la familia favorita de artesanos en Dédalo (suerte que estamos en la casa de un médico), ver lo que hizo con Ela (suponiendo que eso sea Ela, porque Henrik está al lado de la puerta) me recordó lo mucho que dolió cuando el monstruoso lobo hizo algo similar conmigo hace un par de meses.

¿Qué estaba haciendo yo mientras tanto?, ¿tomando mis armas? ¿buscando una mejor posición?, ¿huyendo por mi vida?, pues eso no habría estado mal, pero el dolor en mi espalda, mano, cara, parcialmente rodilla (quizás este último solo sea por la sugestión) entre otros, no era fácil de ignorar, después de procesarlo trate de levantarme rápido -!- pero tuve que agacharme otra vez para evadir a Ela quien fue arrojada contra la pared rompiendo una de las columnas (¿esta mugre choza ya se está cayendo?).

Ahora estábamos casi todos en una situación algo extraña, pensé en levantarme, tomar mis armas y disparar pero obviamente eso era lo que ellos esperan que hiciera, me atacarían apenas me levantara, quizás pueda ser más rápido y llegar a la UZI antes que ellos a mí, pero no soy más rápido que las balas,  el ensombrerado me disparara en cuanto me mire porque sabe que su amiga se encargara de los Stevenson.

De repente escuche una Explosión (claro, Rath está aquí), no sé qué habrá hecho el señor ozono, pero el pistolero estuvo concentrado en él, quizás por el tiempo suficiente como para que yo le dispare, pero no el suficiente para levantarme, tomar mi arma, cargarla, apuntar y disparar. Lo único que tenía a la mano era un cuchillo…….
(Matemáticas, no me fallen ahora)

Acciones:
-Kalen utilizara la habilidad "Visión cartesiana" para arrojar el cuchillo a Trinity (apuntando a su mano)

-Wilson le advertira a los Stevenson en lenguaje animal que el techo se esta cayendo

_________________
Firma:
avatar
Kalen Otero

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : ¿me vas a visitar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Rath Wraylan el Sáb Abr 08, 2017 11:01 pm

FDI: vale, creo que me estoy perdiendo... No sé quién es el que ha disparado sobre la granada, para empezar, ni cómo estoy en la entrada (yo pensaba que estaba a un lado de la puerta, Rath no quiere ser visto y no se habría puesto justo delante de la misma). En fin, lo que el master dice va a misa, así que intentaré actuar tal cual.

Casi la tenía en la mano. Casi. Pero al final, todo lo que Rath consiguió fue tener la cara directamente encima de un fogonazo que le hizo caer hacia atrás de la sorpresa. Sabía que la granada había sido fabricada deprisa y corriendo, pero había dado por hecho que si no se había roto al caer al suelo, aguantaría algo más. Recordaba haber visto un agujero en un lateral del recipiente... pero eso no estaba ahí antes.

Cuando pudo enfocar la vista, vio que alguien que sostenía una pistola se encontraba prácticamente enfrente de él. Todavía intentando ignorar las chiribitas brillantes que se formaban ante sus ojos, el artífice vio que el tambor del arma estaba abierto. La estaba cargando, aunque no se paró a ver con qué. Se levantó como pudo, tropezando y tratando de apoyarse en la pared, tanto para sostenerse como para guiarse, y trató de alejarse de la puerta. El ruido que venía de dentro de la casa se había intensificado, como sin duda ocurría con la pelea entre los joyeros y los inquisidores. Pero ahora Rath ya sólo pensaba en alejarse. Había caído en sus manos, le habían interrogado, les había encubierto tras ayudarles cuando Ela estaba de parto (aunque había sido una ayuda más bien pequeña) y les había intentado apoyar. Él no era un combatiente, ni mucho menos, y no recordaba que les debiera nada.

A pesar de su estado, intentó no apartar la mirada del hombre de la pistola. Si cuando cerrase el tambor seguía mirando en su dirección, tal vez necesitase otra forma de cegarle, pero era un objetivo demasiado fácil en su estado actual. Tendría, tal vez, que usar algo más severo. O quizá compensase más hacer como con el pobre hombre que yacía ahora sin sentido, despatarrado en el suelo, y aplicarse una descarga para echar a correr y no mirar atrás. Incluso mientras pensaba esto, el guantelete empezó a cargarse imperceptiblemente con energía del artefacto.

Acciones:

Como no tendría la habilidad de Galvanizar por cuando ocurre todo esto, pasaré de usarla. Si el hombre termina de cargar su arma y pasa a apuntarme, usaré el Rayo electrostático sobre él. En caso contrario, Rath seguirá intentando alejarse, pero a no ser que intenten darle alcance no se dará un chispazo a sí mismo para poner tierra de por medio. Además, voy el último por la confusión.

_________________


Terra Awards:


avatar
Rath Wraylan

Mensajes : 481
Fecha de inscripción : 31/05/2013
Localización : El Taller

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Enkei el Lun Abr 17, 2017 12:17 pm

AMBOS


En cuanto aquel hombre de mirada fría hubo terminado de cargar su arma su mirada se dirigió inmediatamente hacia el artífice, por muy preparado que este ultimo pudiera haber estado para comenzar su contraataque, el pistolero de por si era más rápido que él, diferencia en velocidad aun más acentuada por el deplorable estado de Rath, cuyo brazo se alzaba lentamente mientras que sus ojos contemplaban el brazo extendido del pistolero apuntándole directamente y listo para descargar el infierno sobre su persona.

Afortunadamente antes de que el martillo del arma de Trinity golpeara la culata, un proyectil plateado se precipito presuroso hacia la mano extendida del pistolero. Si bien el cuchillo no había sido lanzado con suficiente fuerza como para clavarse por completo en la mano del exorcista, si fue más que suficiente para hacer una herida superficial bastante dolorosa que, en el último momento, obligo al pistolero a desviar la mira de su arma lo suficiente como para que en lugar de volar la cabeza del artífice, terminara inocuamente reventando un florero cercano.

Esta distracción inesperada fue lo único que basto para que el rayo electrostático de Rath se descargara a tiempo sobre su agresor, un haz de luz eléctrico surco la habitación hasta impactar de lleno en el pecho del pistolero, dejándole momentáneamente fuera de combate, el hombre sin duda estaba vivo, pero necesitaría al menos unos cuantos segundos para levantarse de nuevo, segundos que, desafortunadamente para él no tenía, debido al efecto secundario que tuvo el rayo sobre los presentes, más precisamente sobre la muchacha pelirroja, quien victima de su inexperiencia, se dejo distraer por el brillante haz luminoso el tiempo suficiente como para que Henrick le diera una repentina patada en el pecho que la dejo tumbada en el suelo, esforzándose por recuperar el aliento.

Aprovechando la oportunidad, Ela decidió mandar todo al infierno, confiada en que podría terminarlo todo antes de que el techo cediera; La licántropo soltó el pilar al cual se encontraba aferrada, lanzándose como una bala en dirección de la capitana exorcista. Fue en este momento que Kalen aprovecho para tomar sus armas y largarse de allí mientras oía como el techo sobre el comenzaba a ceder de a pedazos. Multitud de escombros comenzaron a caer desde puntos aparentemente aleatorios de la habitación, y fue uno de estos, un trozo de madera pesada, el que cayó directo sobre la cabeza del terrorista cuando estaba a punto de abandonar la habitación intacto, haciéndole perder la conciencia en el acto, desplomándose a la carrera y cayendo justo encima del artífice.

-¡Hey puta!-Grito salvajemente Ela mientras se acercaba corriendo a toda velocidad a salvar a su hijo, solo para verse respondida con una patada al estomago que la dejo encorvada por un segundo, segundo que su retoño aprovecho para intentar atacar a la capitana por sorpresa… Solo para ser atrapado por los pelos de la nuca y estampado contra la cara de su madre (Que, mientras tanto, había sido agarrada de la misma forma por la exorcista). Henrick mientras tanto intento acercarse con su espada. Viéndose superada en número, la exorcista tomo a los dos licántropos que tenía a mano y los lanzo con toda su fuerza contra el patriarca de la familia, enviándolos a todos al suelo solo uno o dos metros delante de donde yacían Rath y Kalen.

-Y luego dicen que los monstruos somos nosotros. ¿Alguna idea cariño?- Preguntaba Henrick mientras veía como Maria avanzaba lentamente en su dirección.

-Tsk. Ciertamente es un puto monstruo, no creo que sea buena idea continuar con esto, menos aun teniendo en cuenta…- Súbitamente era como si se hubiera encendido una lámpara sobre la cabeza de Ela, quien ya había ideado una forma de salir de tal predicamento, la técnica mas ancestral e interiorizada de todo ser vivo, correr.

-¡Hey zorra! ¡El techo se cae!- Grito la loba mientras ponía de pie a su familia y salía cagando leches de allí, tomando al inconsciente Kalen consigo y a Rath si era necesario.

La exorcista solo entonces cayó en la seriedad del asunto, corriendo inmediatamente a levantar la sección del techo que Ela había dejado caer segundos antes. –Salgan de la habitación, a las ventanas. ¡Ahora!- Grito desesperada la capitana mientras Tara se retiraba lo más rápido posible.

Del lado de los licántropos, Henrick fue el último en abandonar la habitación, teniendo la inteligencia de cerrar la puerta tras de sí, puesto que de manera casi instantánea una serie de 3 agujeros aparecieron en la misma, agujeros que de no haber cerrado la puerta ahora seguro estarían alojados en la nuca de los miembros de la familia Stevenson.

Mientras la familia de licántropos corría aun transformados a lo largo de la ciudad, mandando a la mierda cualquier noción de discreción por lo desesperado de la situación. Rath pudo escuchar como la vieja casa del médico terminaba de ceder definitivamente a sus espaldas. En un momento Henrick se desvió del grupo, excusándose con ir a buscar a la pequeña Leia mientras los demás preparaban algún modo de escape.

Y bien que lo encontraron, una carreta sin vigía aparcada en la pequeña caballeriza local fue todo lo que necesitaron. En cuanto el marido regreso con la niña y con algunas provisiones para el viaje. Ela y su hijo se las habían arreglado para levantar el carro y hacerlo pasar por las pequeñas murallas del pueblito de dédalo, una vez todos estuvieron del otro lado, Henrick mismo se transformo en su totalidad en un imponente lobo similar al que había atacado a Kalen y Rath durante su aventura por el bosque negro.

Tras colocarse Henrick el yugo y haber subido todos los demás a la parte trasera del carro, el vehículo se encontraba listo para iniciar su larga marcha sin indicio alguno de complicaciones… Al menos hasta que de la nada, una botella de vidrio llena de un espeso liquido negro y alcohólico se estrello sin previo aviso contra la nuca del artífice. Segundos antes de perder la conciencia, si Rath alzaba un poco la vista vería a aquel hombre a quien había noqueado momentos antes, parado al borde de la muralla, lanzándole una mirada de odio antes de desaparecer misteriosamente entre las sombras.

-¿Que fue eso?-

-Por el olor diría que fernet…- Comentaba Dave ya de nuevo en su forma humana.

-Mierda, pásame los vendajes, esta herida parece fea- Fue lo último que escucho Rath antes de desmayarse completamente.

Epilogo:


Stevenson


-Madre…- Pregunto el hijo mayor de los Stevenson mientras terminaba de curar sus propias heridas y comenzaba a tender las de sus inconscientes compañeros con ayuda de Wilson.

Soltando un profundo suspiro, Ela se preparo a sí misma para la difícil conversación que tendría que tener con su hijo, en algún momento tenia que pasar, mas aun ahora que estaba a punto de marcharse dejando a su pequeño Dave con más preguntas que respuestas. -¿Si hijo?- Pregunto la cansada mujer aun sabiendo a la perfección lo que su retoño estaba a punto de preguntarle.

-Es… Normal, es decir, les pasó a ti y a papa la primera vez que…- Con cada palabra el muchacho parecía más y más inseguro de cómo continuar, por lo que su madre decidió tomar la iniciativa y continuar donde había dejado su niño.

-No tienes que sentirte mal por lo que paso, no había ninguna forma de que supieras lo que estabas haciendo, no fue para nada tu culpa… Es más, diría que fue culpa mía el no poder haberte protegido como me corresponde…-

-¡No! Ek, ejem. No, no tienes porque culparte a ti misma, has sido la mejor madre que un hijo puede desear, lo mismo con papa, esto solo fue un accidente, un horrible, horrible accidente- Concluyo el joven con la mirada ya en el piso, ante lo cual su madre le tomo de la barbilla, obligándole a levantar la cabeza y mirarla a los ojos.

-Hijo, no reniegues de lo que eres, no hay nada de malo en ser un licántropo, aun si al principio es duro, te acostumbraras, todos nos acostumbramos y míranos ahora… Dime, notaste alguna vez algo inusual en tu padre y yo-

-¿Además de lo normal?- Respondió Dave logrando sacarle una sonrisa a su madre. –No, no lo he notado nunca-

-Eso es por una sola razón hijo, porque antes de ser un humano o un licántropo, eres un Stevenson, y un Stevenson siempre cuida de su manada, independientemente de la raza a la cual pertenezca- Tranquilizo la mujer a su hijo mientras le envolvía en un fuerte abrazo.

-Ahora, me temo hijito mío, que tendremos que partir caminos de ahora en adelante, de daremos un aventón lo más cerca posible del bosque negro, entiendes que no podemos llevar a Leia con nosotros, y que necesitamos de alguien que la cuide mientras tanto… No estés triste cachorro, solo será por un tiempo-

-Pero. ¿Y si vuelve a pasar? ¿Y si intento hacer daño a alguien? -

-Pues entonces tendrás a tu hermanita para ayudarte a salir adelante. ¿No es así?-

Una leve sonrisa se formo en el rostro del muchacho. –Tienes razón, ahora ella es mi responsabilidad, tengo que protegerla a como dé lugar, al fin y al cabo, un Stevenson siempre es un Stevenson, y los Stevenson cuidan de los suyos-


Exorcistas


Entre los restos de la sala de estar del médico de Dédalo, Trinity y Tara buscaban desesperados por una señal de vida de su capitana.

-Dios, por favor, que este bien, no creo que pueda soportar perderla a ella también- Exclamaba la muchacha al aire mientras rebuscaba con lagrimas en los ojos - Dios, mírame, soy solo una puta inútil que ni siquiera pudo proteger a su mejor amiga- Viendo el estado de su compañera, Trinity se acerco a su compañera, abrazándola de una manera que no era para nada regular en el usualmente frio pistolero. –No te eches la culpa por esto niña, prefiero que me culpes a mí por haber desperdiciado tantos disparos, o por no haber previsto que el lobo se escaparía justo por dónde estabas tú… Cualquier cosa, pero no te golpees a ti misma por esto-

El dúo permaneció por un momento en silencio, abrazados entre los escombros, simplemente velando a sus compañeras caídas en privado, cuando de repente su luto se vio interrumpido por una voz familiar. –Todo lo contrario Trinity, si alguien tiene la culpa soy yo por no venir preparada, después de todo, en el momento que tomé el liderazgo de este grupo, fui investida tanto con el manto del respeto, como con el de la responsabilidad-

-¡Jefa!- Gritaron al unisonó sus subordinados mientras corrían a sacar a la capitana de los escombros. -¿Está bien?-

-Solo me duele cuando respiro. Ugh. ¿La cagamos en grande esta vez no es cierto?- Comentaba casi casualmente mientras inspeccionaba sus múltiples contusiones.

Suspirando profusamente, Trinity se llevo una mano a la barbilla, meditativo antes de contestar. –Sí, no creo que nos dejen regresar, al menos no sin un juicio previo… Y ya sabemos cómo son los juicios de lo inquisidores-

-¿Entonces que, no hay forma de salir de esta, acaso vamos a morir?- Pregunto la muchacha no sin antes tragar saliva de solo pensar en el concepto de una condena inquisitorial.

-Sobre mi puto cadáver, tendremos que largarnos por nuestra cuenta, pero no pienso dejar que les pase nada, ¿Oyeron? Ustedes idiotas son lo único que me queda- Respondió inmediatamente la capitana con una sonrisa de compañerismo mientras se ponía ella misma a revolver ente los escombros.

-¿Que está buscando jefa?-

-Creo que es obvio, el cuerpo de Daniela, te prometí que la enterraríamos y eso es exactamente lo que vamos a hacer… Y tampoco te pienses que dejaremos esto así como así-

-Entonces… ¿Buscaremos una forma de vengarla?-

-No es venganza, Tara, es justicia… Creo que Daniela al menos se merece eso de nuestra parte. Y siguiendo en ese punto, creo saber de un medio para conseguir los fondos con los cuales llevar la justicia hacia aquellos malditos herejes que le hicieron esto-

-¿Un contacto de tu antigua vida Trinity? Supongo… Supongo que estaría bien. ¿Es de confianza?-

-Es como hacer un trato con el puto diablo… Pero, al menos es un diablo que cuida de los suyos- Comento el pistolero mientras hurgaba profusamente entre sus ropajes, en cuanto al fin pareció encontrar lo que buscaba, saco de entre su poncho una pequeña tarjeta de presentación con un número de teléfono y un nombre impresos en él: “Industrias Nielsen”.


F.D.I:


Bueno chicos, esto se ha terminado, en unos días subiré las valoraciones, un gusto masterizarlos a ambos por lo que me toco de aventura, en los sig días estaré discutiendo donde ponerlos para su siguiente aventura, pero de momento ya tengo algo en mente ;)
[/color]

_________________



Long live the King!
avatar
Enkei

Mensajes : 578
Fecha de inscripción : 15/07/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AVENTURA] "Lobo con piel de joyero" [Dédalo, 1 de Diciembre - 897 d.G.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.